Finanzas.com

Recordar mis datos | 縊lvidaste tu contrase馻?

IDEAS DE INVERSI覰

C髆o sacar partido de los dividendos y evitar sus trampas

Las empresas a nivel global van a repartir este a駉 una cantidad r閏ord en forma de dividendos entre sus accionistas. Consultamos con los analistas los criterios clave para acertar con las empresas con las que aprovechar la mejora de la retribuci髇.

Los dividendos repartidos por las compa耥as cotizadas a nivel mundial marcaron el a駉 pasado un nivel r閏ord: alcanzaron los 1,37 billones de d髄ares, lo que supuso un crecimiento del 9,3 por ciento, de acuerdo con cifras de Janus Henderson, y la firma espera que este a駉 se revalide el r閏ord, con otro avance del 3,3 por ciento, hasta los 1,414 billones de d髄ares. Pero detr醩 de esas gruesas cifras nos encontramos con una realidad muy compleja y que est marcada, fundamentalmente, porque no todas las empresas que retribuyen a sus accionistas lo hacen en la misma dimensi髇, ni con la misma sostenibilidad en el tiempo y, de hecho, algunas asumen grandes riesgos para continuar siendo generosas con sus accionistas, como hacerlo endeud醤dose porque con sus beneficios no tienen suficiente capacidad.

Para aprovechar, por tanto, este entorno de dividendos r閏ord, el inversor tiene que tener, primero, una serie de prevenciones, las mismas que aplican los propios analistas y gestores de fondos cuando dise馻n sus carteras con el foco en el dividendo. M醲ime cuando esta estrategia, la de invertir en compa耥as con altos dividendos, suele ser aplicada por los ahorradores m醩 conservadores que a veces usan valores con elevada retribuci髇 al accionista como si fueran bonos y sus cupones, tal y como apunta Francisco S醤chez-Matamoros, de XTB, y, por tanto, no est醤 acostumbrados a perder dinero. Este foco en el dividendo, adem醩 de ser habitual en los inversores m醩 cautos, tambi閚 suelen ser estrategias de largo plazo, lo que hace especialmente importante fijarse en la solidez de las compa耥as y, por tanto, en su capacidad de generar beneficios y de repartirlos entre los accionistas.

Pablo Fern醤dez de Mosteyr韓, de Renta 4, explica que el primer criterio bien puede ser la rentabilidad por dividendo, pero advierte de que hay que tener cuidado porque puede estar anormalmente alta: este ratio se calcula sobre el precio de la acci髇 y si 閟te ha ca韉o mucho, puede verse distorsionado. Es lo que puede ocurrir con la rentabilidad por dividendo de OHL, que supera el 40 por ciento, pero eso es as porque su cotizaci髇 ha ca韉o m醩 de un 80 por ciento en los 鷏timos doce meses. En Atresmedia, la rentabilidad por dividendo supera el 10 por ciento, pero ello sucede porque sus acciones han bajado casi un 50 por ciento en el 鷏timo a駉.

De hecho, para Nicol醩 L髉ez, de MG Valores, una rentabilidad por dividendo muy elevada puede ser un aviso de la insostenibilidad de la retribuci髇 actual de la compa耥a a los accionistas; puede ser la voz de alarma de un pr髕imo recorte de la remuneraci髇: la ca韉a del precio de la acci髇 que est detr醩 de una elevada rentabilidad por dividendo puede ser el s韓toma de los problemas que ve el mercado en la empresa, en su negocio y en la evoluci髇 de sus resultados.

Ello implica que hay que profundizar un poco m醩 en la informaci髇 que proporcionan las propias empresas para escoger las mejores opciones para sacar partido de los dividendos sin correr demasiados riesgos o sin sufrir decepciones. As, Fern醤dez de Mosteyr韓 habla de que las empresas deben contar con ingresos recurrentes y que un ratio con el que se puede medir es con la generaci髇 de caja libre. Y con ello coincide Gonzalo S醤chez, de Gesconsult: 獺ay que tener en cuenta la sostenibilidad del dividendo y de eso informa la generaci髇 de caja, que debe cubrir la retribuci髇 al accionista. Sara Herrando, de Norbolsa, ampl韆 m醩 el espectro: se fija en la generaci髇 de caja, en la deuda, en el beneficio y en las reservas que tenga la empresa. Asimismo, Herrando tambi閚 apunta que hay que ver si la empresa tiene pol韙ica de retribuci髇 al accionista, porque si existe un compromiso, normalmente se intenta mantener, aunque ello no impide que se incumpla. Pero s da m醩 seguridad, afirma Herrando, que los casos en los que las empresas tienen criterios m醩 arbitrarios.

縌u porcentaje sobre los beneficios?

Nicol醩 L髉ez tambi閚 menciona como elemento a vigilar el 'pay-out', es decir, el porcentaje del beneficio que se reparte entre los accionistas en forma de dividendo. No tiene que estar por encima del cien por cien, porque, de lo contrario, la empresa se estar韆 endeudando para retribuir a los accionistas. Adem醩, en el caso de que reparta el cien por cien de sus ganancias y el beneficio baje, tambi閚 lo har韆 el dividendo, porque no tendr韆 margen de repartir un porcentaje mayor de sus ganancias, si es que no quiere asumir deuda o consumir otros recursos para mantener la retribuci髇. Adem醩, como pistas sobre los riesgos que corren las empresas, avisa de que los bancos no suelen repartir m醩 del 50 por ciento de su beneficio en forma de dividendos y que en las el閏tricas oscila entre el 70 y el 80 por ciento.

Dentro del Ibex-35, un pu馻do de compa耥as pagan m醩 del cien por cien de su beneficio en forma de dividendos: Ferrovial y T閏nicas Reunidas tienen un 'pay out' superior al 100 por ciento y Repsol roza ese porcentaje.

Mayor sofisticaci髇 aporta Jaume Rey, de GVC Gaesco, que gestiona el fondo de su firma especializado en dividendos a nivel global. As, comenta que para que 閘 seleccione una empresa para que forme parte de su cartera, vigila su apalancamiento operativo y financiero. 縌u significa esto? El primero mide la importancia de los costes fijos de una compa耥a: si son elevados, el riesgo se encuentra en que en un cambio de ciclo hacia una desaceleraci髇 o una recesi髇, los beneficios se reduzcan r醦idamente. Un indicador que puede ayudar a medir hasta qu punto una compa耥a es c韈lica, o no, es la beta. Si Meli, Merlin, Red El閏trica o Viscof醤 son los valores con menor beta del Ibex-35, en el lado contrario se colocan el Sabadell, Bankia, ArcelorMittal y el Santander.

El apalancamiento financiero lo que tiene en cuenta es el nivel de endeudamiento, que se puede medir comparando la deuda sobre el beneficio bruto de explotaci髇 (ebitda) o sobre el capital. Si Mediaset, Inditex y Viscof醤 son los valores menos endeudados del Ibex-35 respecto al ebitda, Ferrovial y T閏nicas Reunidas son los m醩 apalancados.

Respecto a esta 鷏tima cuesti髇, Rey apunta que 閘 se queda con compa耥as con rating grado de inversi髇, aunque, por supuesto, no descarta aquellos valores que no tienen rating por no tener emisiones de deuda, o aquellas compa耥as de calidad que s han emitido pero a鷑 no cuentan con calificaci髇 por alguna de las tres grandes agencias. En todo caso, Fern醤dez de Mosteyr韓 explica que hay que tener cuidado con compa耥as que pueden reducir su dividendo para pagar su deuda.

Rey, como otros analistas y gestores, tambi閚 pone el foco en la sostenibilidad del dividendo. Y, de hecho, una de las preguntas que se hace antes de invertir es si la empresa en particular que analiza continuar existiendo a veinte o veinticinco a駉s vista. En este sentido, comenta, por ejemplo, que aunque las compa耥as de medios de comunicaci髇 est閚 pagando ahora mismo rentabilidades por dividendo muy elevadas, aunque no tengan deuda, y por ello podr韆n formar parte de su portfolio, no invierte en ellas porque son completamente dependientes de la publicidad y 閟ta est virando hacia otras plataformas: 獷l cambio en las tendencias de consumo me hace plantearme si las televisiones existir醤 dentro de 25 a駉s. Algo parecido se馻la S醤chez-Matamoros respecto a las cadenas de televisi髇: la publicidad ahora se est dirigiendo, no a los p鷅licos masivos que ofrece la televisi髇, sino a los segmentados que ofrece internet.

M醩 y menos estables

S醤chez-Matamoros plantea que las compa耥as con elevada rentabilidad por dividendo y m醩 seguras son las 'utilities', tanto Endesa, como Enag醩, Naturgy, Red El閏trica o Iberdrola. Cuentan con el aval, a su juicio, de que fueron las que mejor lo hicieron en el complicado 鷏timo tramo del ejercicio pasado y que este 2019 tambi閚 lo han arrancado con fuerza. Asimismo, se馻la el atractivo de Repsol, aunque con algo m醩 de riesgo, puesto que se suele mover al ritmo que le imprime el crudo, muchas veces imprevisible. En cambio, considera que Ence puede tener inter閟: tiene una rentabilidad por dividendo atractiva, de alrededor de un 4 por ciento, y adem醩, perspectiva de revalorizaci髇 de la acci髇.

Los analistas le dan mucha importancia a que las compa耥as se escojan no s髄o por su dividendo, teniendo en cuenta los criterios anteriores, sino tambi閚 por sus perspectivas de revalorizaci髇: si la empresa te da una rentabilidad por dividendo del 5 por ciento, pero el precio de sus acciones baja un 10 por ciento, al final ser una operativa que se saldar con p閞didas. De hecho, Jaume Rey apunta que uno de los criterios de selecci髇 de acciones para su fondo es que las acciones han de tener descuento fundamental. 玃ara el minorista tiene l骻ica buscar dividendos, pero a veces es mejor invertir en compa耥as que no retribuyen al accionista y est醤 enfocadas en el crecimiento, lo que da la opci髇 de subidas en bolsa, afirma Sara Herrando. Hay que tener en cuenta que las empresas que pagan dividendos sacrifican la inversi髇 a favor de la retribuci髇 al accionista. Aunque en la mayor parte de las ocasiones que ocurre eso sucede en sectores ya maduros y sin oportunidades de crecimiento realmente atractivas o que aporten valor, tal y como se馻la S醤chez.

Jaume Rey quiere combinar dividendo con potencial alcista. Y, por eso, considera que si bien las compa耥as 'utilities' son defensivas y reparten atractivos dividendos, hoy por hoy, por valoraci髇, est醤 caras: acaban de hacer m醲imos hist髍icos. Bien es cierto que concede que pueden continuar comport醤dose bien en bolsa, puesto que las expectativas de subidas de tipos (que les resultan muy da駃nas) se han retrasado en Europa. De todas maneras, Rey afirma que la 鷑ica que tiene en cartera de este sector es Iberdrola: aunque es, de todas, la que menos paga, presenta un crecimiento muy elevado, gracias a su apuesta por las renovables. Adem醩, le gusta Aena, de la que valora que tiene una rentabilidad por dividendo del 4 por ciento: no es muy elevada, afirma Rey, pero defiende que es una empresa que podr韆 mantenerla en cualquier circunstancia. Otra de sus posiciones importantes es Prosegur Cash, que tambi閚 tiene una rentabilidad por dividendo relativamente modesta, del 4 por ciento. De ella valora su atractiva valoraci髇 y el potencial de su negocio, que quiz醩 se infravalora. Su 鷏tima posici髇 en el fondo global que gestiona es Grifols, de la que se queda con sus acciones 'B', que est醤 m醩 baratas y tienen los mismos derechos de cobro de dividendo que las 'A'. Rey comenta que con esta selecci髇 de valores lo que busca es que su producto sea pr醕ticamente sustitutivo de un piso que se compra para sacarle rentabilidad por el alquiler. La mayor parte de los valores que tiene son defensivos, pero tambi閚 tiene posiciones en alguna compa耥a que pueda subir m醩 en el caso de que la bolsa tire fuerte.

De menos a m醩 riesgo

En este sentido, Nicol醩 L髉ez diferencia tres niveles de riesgo entre las compa耥as con elevada rentabilidad por dividendo. En su opini髇, las m醩 seguras son las 'utilities', con Iberdrola, Endesa, Red El閏trica, Enag醩 y Naturgy. En un segundo escal髇 se colocar韆n las compa耥as del sector de las infraestructuras, con ACS, Ferrovial, Aena o Acciona: 玈on negocios estables, pero tienen algo m醩 de riesgo, argumenta L髉ez. En tercer lugar, apunta otra opci髇 con m醩 riesgo: el sector financiero, que cuenta con una elevada rentabilidad por dividendo, de momento sostenible, pero vulnerable en el momento en que llegue una crisis econ髆ica o financiera, como ya tuvimos ocasi髇 de comprobar en la d閏ada pasada.

Herrando destaca que los bancos en estos momentos tienen unas rentabilidades por dividendo atractivas. Y recuerda el tradicional inter閟 del dividendo de Telef髇ica. En este sentido, Carlos Farr醩, de DPM, comenta que las telecos cuentan a su favor con una valoraci髇 m醩 atractiva que la del sector de las 'utilities'.

En Self Bank tienen una cartera dise馻da por rentabilidad por dividendo. Victoria Torre, responsable de desarrollo de contenidos, productos y servicios, explica c髆o se dise馻: 獷sta cartera se compone de los nueve valores del Ibex-35 que a cierre de cada a駉 presentan mayor rentabilidad por dividendo para los pr髕imos doce meses, incorporando el criterio de diversificaci髇 sectorial aplicado a todas las carteras modelo de acciones de Self Bank por el que deber醤 estar representados en cartera un m韓imo de cinco sectores. Se revisa una vez al a駉 excepto si uno de los valores que forma parte de la cartera cambia de forma sustancial su pol韙ica de retribuci髇 al accionista, o si pierde el status de 'investment grade' por parte de las principales agencias de calificaci髇 crediticia, ya que esto representar韆 poner en peligro el reparto de dividendos. Torre a馻de que, para calcular la rentabilidad de la cartera toma como base la hip髏esis de la reinversi髇 de dividendos. Adem醩, se馻la que comporta muy pocos gastos, puesto que su rotaci髇 es muy baja. En estos momentos, la cartera de dividendo de Self Bank est invertida en Endesa, Enag醩, Aena, Repsol, Naturgy, Mapfre, BBVA, Iberdrola y Telef髇ica.

Mientras tanto, la cartera de Renta 4 ahora mismo est conformada por Telef髇ica, Iberdrola, Ferrovial, BME, Repsol, Merl韓 Properties, Bankinter y el Santander. Se trata de compa耥as, seg鷑 cuenta Mosteyr韓, con alta rentabilidad por dividendo, infravaloradas, con negocios estructuralmente en buenas condiciones, deuda aceptable y elevada generaci髇 de caja. Entre estas empresas, Merlin Properties ha sido su 鷏tima incorporaci髇: considera que es una empresa que se ha visto injustamente penalizada por el mercado y que la evoluci髇 de su negocio le va a permitir mantener su rentabilidad por dividendo. En cuanto a los bancos, afirma que en el Santander hay valor adem醩 de dividendo. Y sobre Bankinter, que es el primero que paga dividendo.

Gonzalo S醤chez, por su parte, aporta una idea fuera de nuestras fronteras, de Portugal: The Navigator Group. Este experto, para finalizar, advierte de que, al final, lo que quiere un inversor es rentabilidad, y que a 閟te no le debe importar si viene del dividendo o de la revalorizaci髇 de los t韙ulos. Pero la combinaci髇 de una y otra a veces se convierte en la f髍mula perfecta.

Fondos para aprovechar el dividendo

獷n una coyuntura en la que se confirma una desaceleraci髇 a nivel mundial, unos beneficios que, en general, perder醤 algo de momentum, y un contexto caracterizado por una menor liquidez global, creo que es fundamental que una parte de la cartera de los inversores que puedan invertir en bolsa est閚 posicionados en empresas con algo de dividendo, explica Jos Mar韆 Luna, de Arquia Profim. Carlos Farr醩, de DPM Finanzas, advierte, de todas formas, que estas empresas ya no est醤 baratas, y que quiz醩 fuera el momento de entrar en c韈licas, que ya han ca韉o descontando un escenario econ髆ico m醩 d閎il. Pero concede que, dado que los tipos pueden tardar en subir, el dividendo puede a鷑 resultar interesante. Eso s,aconseja fondos globales, es decir, que puedan invertir en dividendos de todas las geograf韆s. Luna aconseja alguno: BL-Equities Dividend o el BGF Global Equity Income. Adem醩, un asi醫ico: Schroder Asia Equity Yield. Tambi閚, un europeo: el Protea Nao Sustainable Europe. Por 鷏timo, un producto que invierte en Reits: el Deegrof Petercam RE Europe. Dividend.

publicidad
publicidad