Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

SE ANOTA UN 1,8%, HASTA LOS 9.069,10 PUNTOS

El Ibex-35 recupera los 9.000 en una sesión de explosión alcista en Europa

Ánimo muy optimista en los mercados de renta variable en la sesión de hoy, gracias a que ha trascendido el ofrecimiento de China para acabar con su ventaja en su relación comercial con Estados Unidos.

Explosión alcista en los mercados de renta variable europeos en la última sesión de la semana. El Ibex-35 arrancó la jornada con ganancias moderadas que lo asentaron más cómodamente sobre los 8.900 puntos, pero a partir de las doce de la mañana, el indicador dio un primer salto que lo llevó a rebasar los 9.000 puntos. Y después, con otro impulso, alcanzó los 9.080. Al cierre de la sesión daba un último cambio un poco por debajo de máximos, en los 9.069,10 puntos, lo que supone una subida del 1,80%. El Ibex-35 no veía los 9.000 puntos desde el 5 de diciembre. Desde los mínimos que el selectivo marcaba el 27 de diciembre en los 8.363 puntos, recupera alrededor de un 8,5%. 

La fuerte subida de hoy obedeció al mayor optimismo que reinó sobre la guerra comercial: las negociaciones entre China y Estados Unidos se retomarán los días 30 y 31 de enero. El viceprimer ministro chino, Lui He, viajará con una delegación a Estados Unidos invitado por el secretario del Tesoro americano, Steven Mnuchin, para reanudar las conversaciones. Y el ánimo parece ser muy constructivo: según publicaba Bloomberg, ha trascendido que China ha ofrecido a Estados Unidos un plan para eliminar los desequilibrios comerciales que existen entre ambos países y a favor del asiático incrementando las importaciones americanas. Con ello, el gigante chino prevé reducir su superávit comercial a cero con vistas al año 2024 desde los 323.000 millones de dólares actuales. Es una propuesta que ya han discutido las dos potencias y EE.UU. pidió un mayor compromiso por parte de China, exigiendo que el gap comercial quedara a cero en dos años, algo muy difícil según los expertos, dado que el superávit chino también obedece a la enorme demanda americana por bienes chinos.

Si hubiera un acuerdo respecto a esta cuestión, se eliminaría el principal factor que ha pesado sobre las Bolsas y también sobre las expectativas de crecimiento global. 

Con ello, la apertura de Wall Street también fue en positivo. Al cierre de los mercados del Viejo Continente, los principales indicadores de la Bolsa de Nueva York ganaban más de un punto porcentual. 

Ello, pese a que los datos macroeconómicos al otro lado del Atlántico fueron mixtos. Por un lado, la producción industrial creció en diciembre más de lo esperado por los analistas y a su mayor ritmo de los diez últimos meses, lo que mejoró la visión sobre la situación de la economía global. Pero, por otro, el índice de confianza del consumidor que elabora la Universidad de Michigan se colocó por debajo de lo esperado por el consenso. 

Pero los avances eran muy superiores en el Viejo Continente. Así, el Dax alemán ganó 2,63%, como principal mercado europeo beneficiario del posible final de la guerra comercial. Mientras, el Ftse 100 británico ganó casi un 2% (gracias a la caída que hoy sí vimos en la libra esterlina). El Cac 40 francés se despedía de la jornada con ganancias de un 1,70%, mientras que el Ftse Mib de Milán cerraba la sesión con un avance del 1,22%, y el PSI-20 de Lisboa, con una revalorización del 0,76%. 

En la semana, la mayor subida correspondió al Dax alemán, que ganó casi un 3%, mientras que el Ibex-35 y el Ftse Mib de Milán se anotaron alrededor de un 2,15%. La ganancia del Cac 40 francés se colocó a las puertas del 2%. El Ftse 100 británico, mientras, se anotó un 0,7%, afectado por los vaivenes respecto al Brexit. 

De momento, en Wall Street, las ganancias semanales en los principales índices rondan el 2,8%. 

Sólo dos valores del Ibex-35 en rojo

En el selectivo español, únicamente dos valores, Técnicas Reunidas y CaixaBank, cerraron con pérdidas. Técnicas Reunidas fue el peor, con un recorte del 0,98%. Después se colocó CaixaBank, que se dejó un 0,24%. 

En el otro lado de la tabla, Mediaset encabezó los ascensos, con una subida del 4,96%, en un rebote importante tras el fuerte descenso de ayer. 

Después se colocó Amadeus, que avanzó un 3,54%. También con ganancias de más de un 3% terminaron el día ArcelorMittal, BBVA y el Sabadell. 

Y un buen puñado de valores además terminaron la jornada con ganancias de más de un 2%: así, Meliá y Siemens Gamesa se anotaron alrededor de un 2,75%, mientras que ACS se apuntó un 2,5%, mientras que Indra, Cellnex, Cie Automotive y el Santander ganaron alrededor de un 2,35%. Ence e Inditex avanzaron alrededor de un 2%. 

Entre los grandes, comportamiento destacado también para Repsol, Iberdrola y Telefónica, que subieron alrededor de un 1,6%. 

Fuera del Ibex-35, movimientos alcistas muy explosivos. Así, Abengoa 'B' y Tubos Reunidos se dispararon un 30%, mientras que Berkeley ganó un 14%. En rojo, el peor fue Urbas, que retrocedió un 8,82%. 

En el Eurostoxx 50, también sólo dos valores terminaron con pérdidas: Sanofi y EssilorLuxottica. 

Deuda, divisas y materias primas

En el mercado de deuda, vimos una subida de los intereses de los bonos americanos: su rendimiento pasó desde el 2,75% hasta el 2,80%, quizás recogiendo las mejores perspectivas económicas que se derivarían de una resolución satisfactoria de la guerra comercial. También subieron los intereses de los títulos alemanes a diez años: pasaron del 0,24% al 0,26%. 

En cambio, ante la menor sensación de riesgo, bajaron los intereses de los títulos de la periferia europea.

En el mercado de divisas, el euro perdió posiciones frente al billete verde. La moneda única perdió un 0,27% frente al dólar y el tipo de cambio se terminó situando en el entorno de 1,136 unidades. 

El precio del petróleo subió con fuerza, también gracias a las buenas noticias sobre el choque chino-americano. Así, el barril de Brent, de referencia en Europa, al cierre de la sesión, subía un 2,2%, hasta los 62,5 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, ganaba un 2,85%, hasta los 53,5 dólares. 

El oro, al cierre de la sesión, perdía terreno: bajaba un 0,7%, hasta los 1.283 dólares, quizás porque los inversores veían menos necesidad de entrar en activos refugio. 

publicidad
publicidad