Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

RETROCEDE UN 0,46% Y CIERRA EN LOS 9.134,8 PUNTOS

El Ibex-35 cae empujado por BBVA, el resto de la banca y Telefónica

El selectivo español ha recortado posiciones por la presión que ha ejercido la banca en su contra, pero termina la semana con una revalorización superior al 1,5% con el apoyo de Siemens Gamesa y el del conjunto de las principales 'utilities'.

Jornada de números rojos en las Bolsas. Aunque para el Ibex-35 el día pudo haber sido mucho peor. El indicador durante la primera mitad del día estuvo moviéndose por debajo de los 9.100 puntos, lo que suponía pérdidas de alrededor de un punto porcentual, pero a partir de la una y media de la tarde, el selectivo comenzó a remontar. Dio un último cambio en los 9.134,80 puntos, lo que supone un recorte del 0,46%. 

En el Viejo Continente, únicamente el Dax alemán se ha salvado de los recortes con una parca subida del 0,02%. El PSI-20 de Lisboa ha terminado con un mínimo descenso del 0,01%. El Cac 40 francés y el Ftse 100 británico, como el Ibex-35, han retrocedido alrededor de medio punto porcentual. El peor ha sido el Ftse Mib de Milán, que se ha dejado un 0,88%. 

En la semana, ha destacado el Ibex-35 en el Viejo Continente, con una subida del 1,58%. Mientras tanto, el Dax alemán y el Cac 40 francés no han llegado a ganar ni un 0,10%. Y el Ftse Mib de Milán se ha dejado un 0,68%. 

Al selectivo español le ha castigado el mal comportamiento de Indra, que se ha hundido cerca de un 9%, tras presentar sus resultados ayer al cierre de la sesión. Mientras, Acerinox y BBVA han sufrido caídas de más de un 5%. El banco, como consecuencia de la reforma bancaria que prepara México y que podría tener importantes efectos en los resultados de las entidades que operan en el país. En particular, el futuro nuevo Gobierno propone limitar el cobro de comisiones bancarias. 

Junto a BBVA otras entidades financieras han cerrado también a la baja: Sabadell ha retrocedido un 2,19%, mientras que Santander ha cedido un 1,57%, Bankia, un 0,55% y CaixaBank, un 0,46%. 

Y entre los grandes, también en rojo se ha contado Telefónica, que se ha dejado un 0,57%. 

En verde, ACS ha sido el mejor valor de todos, con una revalorización del 2,06%. Después se ha colocado un buen puñado de valores con ganancias de más de un punto porcentual: Enagás, IAG, Ferrovial, Acciona, Cellnex, Red Eléctrica, Viscofán, Merlin y Mediaset. 

Entre los 'blue chips', ganancias para Iberdrola, que ha avanzado un 0,71%, mientras que Inditex ha sumado un 0,57% y Repsol, un 0,16%. 

En la semana, Siemens Gamesa ha sido el valor más rentable del Ibex-35, con una subida del 23%, seguido de las principales 'utilities'; mientras que el peor ha sido Meliá, con un recorte del 10,64%. 

Pérdidas en la Bolsa americana

También en Wall Street dominaban las pérdidas. Al cierre de los parqués del Viejo Continente, el Dow Jones perdía un 0,7%, mientras que el S&P 500 bajaba alrededor de un 1% y el Nasdaq, un 1,5%. 

Los descensos en la Bolsa de Nueva York quizás tenían que ver con lo que ocurría en el mercado de crudo. El barril de Brent, de referencia en Europa, caía un 0,9% y ponía en peligro el nivel de los 70 dólares por primera vez desde el pasado verano. El barril de West Texas, mientras tanto, encadenaba ya su décima jornada de caídas, hasta los 60 dólares. Quizás los inversores se planteaban qué supone este movimiento para la economía o qué nos está diciendo sobre su evolución. Además, Wall Street también tenía que lidiar con resultados empresariales regulares de algunas tecnológicas. 

Deuda, divisas y materias primas

Y ello, mientras el dinero vuelve a entrar en la deuda. La rentabilidad del bono americano a diez años retrocede desde el 3,23% hasta el 3,18%, mientras el rendimiento de los bonos alemanes pasa del 0,45% al 0,40%. 

La deuda de la periferia europea, en cambio, se mantenía estable: la rentabilidad del bono italiano a diez años continuaba en el entorno del 3,40%; mientras que el de su comparable español rondaba el 3,60%. 

En el mercado de divisas, el euro perdía posiciones frente al dólar: cedía al cierre de la sesión europea alrededor de un 0,20%, hasta 1,1339 unidades. Ello después de que ayer también perdiera fuerza por efecto de la reunión ordinaria de política monetaria de la Fed, de la que quizás se interpretara que habrá más movimientos al alza en los tipos. Además, en la agenda macro de Estados Unidos vimos que los precios de producción aceleraban más de lo esperado y que el índice de confianza de los consumidores que elabora la Universidad de Michigan batía previsiones en su capítulo de expectativas. 

En el mercado de materias primas, el oro también se movía a la baja: retrocedía un 1,30%, hasta los 1.208 dólares. El precio de la onza lleva seis sesiones seguidas de caídas. El de hoy es su mayor retroceso desde mediados del mes de agosto. 

publicidad
publicidad