Finanzas.com

Recordar mis datos | 縊lvidaste tu contrase馻?

ANIVERSARIO DE LA CA虳A DE LEHMAN BROTHERS

Europa: 縀l nuevo momento Lehman?

Andrew Fraser (Aberdeen Standard Investments)

El candidato m醩 probable para protagonizar el pr髕imo "momento Lehman" est en Europa

En cierta forma, la respuesta regulatoria en los a駉s posteriores al colapso de Lehman Brothers ha sido un 閤ito. Los d韆s de balances din醡icos que persegu韆n beneficios desmesurados sobre un delgad韘imo capital se han acabado y han sido sustituidos por un mantra de prudencia y una estrategia de cr閐ito a pan y agua para la econom韆 real.

Sin embargo, una gran parte del puzzle regulatorio nunca se complet y esto es preocupante. Muchos bancos europeos son todav韆 susceptibles a defectos fatales que fueron expuestos cuando el continente se enfrentaba a su propia crisis. La crisis de deuda soberana europea empez con el colapso de la econom韆 griega y sus bancos, y se expandi hacia Italia, Espa馻, Irlanda y Portugal. El ojo del hurac醤 era un peligroso v韓culo entre la suerte de algunos pa韘es y su bancanacional. Los costes de financiaci髇 de algunos pa韘es fr醙iles y sus bancos d閎iles se movieron en t醤dem y ambos fueron arrastrados en un c韗culo vicioso hacia la insolvencia.

En mayo Italia demostr, como si fuera necesario, que el c韗culo vicioso sigue todav韆 activo. Los costes de financiaci髇 de los bancos italianos y los bonos soberanos repuntaron al un韘ono ante los temores sobre cu醠 ser韆 el siguiente paso de los pol韙icos populistas del pa韘. Los bancos del pa韘 poseen alrededor del 40% de todos los bonos soberanos. Los costes de financiaci髇 de ambos siguen movi閚dose en t醤dem.

La soluci髇 m醩 simple para romper este c韗culo vicioso ser韆 incrementar los costes -a trav閟 de requisitos de capital- de los bancos locales para mantener sus bonos soberanos o imponer l韒ites m醩 estrictos a su exposici髇 a este activo. Esto implicar韆 un aumento de los requerimientos de capital que los bancos necesitan para poseer deuda soberana y as proteger los balances en momentos de crisis soberanas. Hacer esto forzar韆 a los bancos europeos a repensar el tama駉 de su exposici髇 y concentraci髇 en un solo activo. Por otra parte, tambi閚 puede alentarlos a tener un conjunto diverso de bonos soberanos para que puedan soportar mejor los movimientos bruscos en los rendimientos de los bonos de cualquier pa韘.

Esto no ser algo que pueda conseguirse f醕ilmente. Determinar qu requisito de capital ser韆 necesario no ser韆 f醕il por la forma en que es percibido el riesgo soberano. En 閜ocas normales, los inversores apenan son conscientes de 閘; en momentos de estr閟, entran en p醤ico y ning鷑 coste parece reflejar su percepci髇 de riesgo r醦idamente cambiante. Esta es una de las razones por las que el c韗culo vicioso es tan nocivo: los inversores est醤 relajados con respecto a la deuda soberana hasta que dejan de estarlo, y entonces entran en p醤ico.

Muchos de los bancos de la regi髇 no tienen un acceso r醦ido al capital necesario por lo que necesitar韆n levantarlo. Esto podr韆 implicar la reducci髇 de su cartera de bonos soberanos. Mientras que esto reducir韆 su exposici髇 de forma definitiva y constituir韆 algo potencialmente positivo, un escenario en el que un gran n鷐ero de bancos est閚 vendiendo sus carteras de bonos soberanos generar韆 un riesgo de venta forzosa e inestabilidad en los mercados de bonos.

Tambi閚 se plantea la cuesti髇 de qui閚 comprar韆 los bonos. El BCE, de lejos el mayor comprador de deuda soberana europea, est retrocediendo en el mercado conforme dise馻 el final de su programa de QE.

Dar tiempo a los bancos para que cumplan con esos nuevos requisitos ayudar韆 a mitigar esos riesgos a corto plazo. Esos periodos de transici髇 deben ser estudiados detenidamente. Si son muy cortos, entonces el mercado comenzar韆 de forma inmediata a poner en precio los requerimientos de capital. Pero las autoridades de Basilea han demostrado que pueden trabajar si todo se calibra de forma apropiada.

Ciertamente, el prop髎ito general de incrementar las necesidades de capital para la exposici髇 a la deuda soberana es posible. B閘gica fue el primer pa韘 europeo en aplicar una ponderaci髇 del riesgo a los bonos soberanos en 2014. Esto deriv en un aumento de los activos ponderados por riesgo de 4.400 millones de euros en el mayor banco belga, KBC.

Suecia introdujo su propia legislaci髇, que exige a sus bancos aplicar ponderaci髇 de riesgo a la exposici髇 a deuda soberana y municipal en 2017. Esto a馻di 9.000 millones de coronas suecas en activos ponderados por riesgo a SEB, el mayor banco sueco.

En 鷏tima instancia, los intentos de romper el c韗culo vicioso se han topado con diferencias pol韙icas en lugar de con retos en la pr醕tica. Se supon韆 que la uni髇 bancaria Europea acabar韆 con el c韗culo vicioso y prevendr韆 de una nueva crisis de deuda soberana en la regi髇.

Sin embargo, ha ca韉o sumida en el desacuerdo sobre c髆o deben ser repartidos los riesgos entre los miembros de la Uni髇 Europea y sigue incompleta. Esto deber韆 preocuparnos ya que el populismo contin鷄 su lento avance en Europa e Italia ha demostrado a qu velocidad las sacudidas de un partido populista puede poner de nuevo sobre la mesa al c韗culo vicioso. Si est buscando el pr髕imo "momento Lehman", vigile Europa.

Andrew Fraser es Head of Financial Credit Research Aberdeen Standard Investments

publicidad
publicidad