18 de Enero, 11:28 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

ACCIONES

Carteras de valores para afrontar el segundo trimestre del ejercicio

El primer trimestre ha sido más turbulento de lo esperado en las Bolsas, primero por los temores sobre los tipos de interés, después por las medidas proteccionistas esbozadas por Estados Unidos, y son pocos los valores del selectivo español en particular que se salvan de las pérdidas. Tras los recortes, es posible que haya que darle una segunda oportunidad al mercado, dado que éste podría volver a retomar la senda alcista. ¿Cómo hacerlo? Media docena de analistas y gestores comparten con los lectores sus apuestas para el segundo trimestre del año.

Entre sus valores favoritos hay varios de los pesos pesados del selectivo. Y uno de los nombres que más se repite es el del Santander. Lo apunta Nuria Álvarez, de Renta 4, que valora su estrategia basada en la mejora de la rentabilidad hasta un objetivo del 11% en términos de RoTE (rendimiento sobre el capital tangible). Además, Álvarez señala que la entidad va a verse beneficiada por la mejora del ciclo en España y el crecimiento en países como Brasil. Y un tercer factor que juega a su favor es el avance a doble dígito de un dividendo que ya se va a repartir completamente en metálico. Precisamente, a Rodrigo García, de XTB, una de las cosas que más le gusta de la entidad es su nueva política de dividendos, junto a su conjunto de ratios excelentes. Ignacio Cantos, de Atl Capital, también apuesta por esta entidad, debido a que cotiza a 0,88 veces valor en libros y a las sinergias ocultas que aún tienen que aflorar de la integración del Popular.

Ricardo Torrella, de Gesinter, sin embargo, dentro del sector financiero se queda con Bankia, debido a su equipo gestor y a su exposición al mercado doméstico, en recuperación y en un entorno en que la curva de tipos se está volviendo positiva. Además, señala que puede ser candidato a protagonizar una operación corporativa.

Telefónica es otro de los valores favoritos de los analistas para el segundo trimestre. Felipe López-Gálvez, de Self Bank, resalta que los resultados de 2017 dejaron buenas sensaciones en el mercado, no sólo porque la empresa logró aumentar su beneficio neto un 32%, sino también porque sólo en el cuarto trimestre la operadora rebajó en más de 3.000 millones su deuda. Y es que ése es su 'talón de Aquiles', su alto apalancamiento, pero López-Gálvez destaca cómo la empresa trabaja para reducir su efecto negativo, no sólo recortándolo, sino también elevando su duración e incrementando la que es a tipo fijo para blindarse del escenario de incremento del precio del dinero que se viene encima. Ricardo Torrella aporta otros dos argumentos: «Vale más que la suma de sus partes y por debajo de ocho euros presenta una buena oportunidad». Cantos también considera que vale más que lo que cotiza: «Hay una trampa de valor en este punto». Añade que la preocupación que existe por la deuda y por el aumento de la competencia es exagerada. 

Nuria Álvarez apuesta por una compañía ligada a las 'telecos': Cellnex. Al margen de la operación corporativa existente sobre ella, o pese a ese movimiento, Álvarez destaca su crecimiento orgánico del 4% anual desde que salió a Bolsa, su sólida generación de caja y un beneficio bruto de explotación de entre 405 y 415 millones de euros previsto para este ejercicio. 

Más 'pesos pesados'

Inditex es otra compañía que hay que mirar en el segundo trimestre, según Cantos, sobre todo por debajo de los 25 euros. Y Nuria Álvarez coincide en que hay valor en la compañía porque sigue mostrando crecimientos, aunque éstos ya no sean tan importantes como antes. López-Gálvez basa su apuesta por la compañía en factores positivos que se observaron en su última presentación de resultados: que haya tomado la decisión de publicar datos de las ventas online, que suponen el 10% del total y que crecieron el ejercicio pasado a un ritmo del 41%; que mantenga la tradición de elevar el dividendo y que cuente con una caja de 6.380 millones de euros, lo que da margen para continuar invirtiendo y para lanzar un programa de recompra de acciones; que siga creciendo en ventas comparables en todas las regiones en las que opera; y que el margen bruto haya podido tocar suelo. 

El último de los 'blue chips' que entra en varias carteras es Repsol. Nuria Álvarez destaca que el ejercicio pasado fue muy positivo para la empresa, sobre todo porque logró reducir el ratio deuda neta sobre ebitda (beneficio bruto de explotación) hasta las 0,95 veces. Ahora, como señala esta analista, el mercado está pendiente de dos cuestiones: del día del inversor del 7 de junio y de lo que hará con los fondos logrados con la venta del 20% de Gas Natural. Según apunta López-Gálvez, no parece que vaya a dedicar estos últimos a reducir deuda, ni parece que tenga prisa por comprar una empresa en el corto plazo. En opinión de este experto, si por un lado sus últimas caídas pueden suponer una oportunidad de compra, que las acciones que reparta con motivo de su 'scrip dividend' no vayan a proceder de una ampliación de capital sino que las comprará en el mercado implica que no habrá dilución de los accionistas.

Hablando de petróleo, Rodrigo García apuesta por Técnicas Reunidas: «Una cifra de negocio estable y el hecho de tener la cartera de pedidos cubierta para los próximos años no hacen justicia al castigo de Técnicas Reunidas. El repunte del precio del petróleo y el freno al euro ayudarán a que el valor se aleje de mínimos». 

Opciones en el ladrillo

Fuera de los grandes nombres del indicador, también se producen otras coincidencias. Así, Nuria Álvarez, Ignacio Cantos y Felipe López-Galvez apuestan por Ferrovial. «Aprovecharíamos las caídas de los últimos meses para entrar en un valor con una excelente calidad de sus activos», señala el experto de Self Bank. Según Ignacio Cantos, es posible que el mercado le esté aplicando un descuento mayor porque tiene más deuda que otras compañías de su sector, pero señala que a los niveles actuales de precio le gusta y que si se extrapolan los ratios que se pagan por Abertis o por las infraestructuras de OHL, tendría que valer más. Álvarez, por su parte, apunta que su cotización debería recoger la entrada de proyectos nuevos, recuerda que las subidas de los tipos en EE.UU. le favorecen, puesto que llevan a un incremento de las tarifas de sus activos en el país, y que desde la compra de la australiana Broadspectrum, Ferrovial tiene más visibilidad geográfica y puede aspirar a proyectos de Oceanía y del área Asia-Pacífico, regiones con gran potencial. 

Dentro del sector de la construcción, Ricardo Torrella se queda, en cambio, con Sacyr, para jugar la historia de su reestructuración, así como el peso de la inversión en Repsol. Además, señala que los ratios a los que cotiza frente al resto del sector le dan potencial.

Si las constructoras tienen adeptos, también las inmobiliarias, dado el positivo contexto del que disfrutan. A Torrella le gusta Colonial, debido a su gran cartera de oficinas en los mejores sitios de Barcelona y de Madrid. Y añade: «Si cotizara a los ratios que pagó por Axiare, el precio tendría que subir». López-Gálvez se inclina por Merlin Properties: «Muy castigada el año pasado por el asunto de Cataluña, a medida que éste ha pasado a un segundo plano, recuperará la confianza de los inversores». 

En el sector de las 'utilities', Rodrigo García apuesta por Enagás, debido a un castigo que él considera excesivo. También le gusta a Ignacio Cantos, que señala su rentabilidad por dividendo, superior al 6%, y también que por mucho que haya modificación en la regulación o en los tipos de interés, la retribución que va a recibir no va a caer por debajo del 6,5%. Nicolás López, de MG Valores, en cambio, se inclina por Gas Natural, debido a que, dentro del sector, es la compañía que tiene más diversificación tanto geográfica como de actividad, con electricidad, gas, y algo de crudo, lo que puede favorecer que se pueda defender mejor en un entorno de subida de los tipos de interés. 

López defiende, en un contexto como el actual, apostar por valores que no son de primera fila, sino de tamaño más pequeño. Así, del Ibex-35, junto a Gas Natural, apuesta por Acerinox y por IAG. Por la primera, dado que el sector de las materias primas ha aguantado bien la última fase de corrección y además, esta compañía en particular no se ve afectada (incluso se puede ver beneficiada) por los aranceles de Estados Unidos al acero y al aluminio, puesto que tiene producción en el propio país. También a Cantos le gusta esta acerera. Y a Torrella, pero le ve más potencial a ArcelorMittal

El valor del turismo

En cuanto a IAG, destaca la buena marcha de su negocio, su saneada posición financiera, unos ratios de valoración atractivos y que se esperen crecimientos de su beneficio de entre un 10% y un 15% en los próximos años. Para Rodrigo García, «todo lo relacionado con el sector del turismo parece una buena inversión en estos momentos» y, además de proponer a IAG como componente de la cartera, también apunta Meliá: la cadena hotelera puede ser una de las sorpresas, en su opinión, de los próximos meses en Bolsa.

Los dos valores de fuera del Ibex-35 por los que apuesta Nicolás López son Faes y Ence. La primera porque pertenece a un sector, el farmacéutico, que se defiende bien en cualquier entorno, dado que el gasto en sus productos crece más que el PIB. Además, el año pasado progresó bien en beneficios y ventas. La segunda, papelera, porque la falta de capacidad productiva está provocando una subida del precio del papel que convierte al sector en su conjunto en una buena opción, y a esta compañía en particular. 

La opción del Mercado Continuo escogida por Rodrigo García es Gestamp, por la bonanza que atraviesa el sector automovilístico y de componentes y porque esta compañía en concreto ya cuenta con los suficientes historial y liquidez para poder incluirla en una cartera de medio plazo.

publicidad
publicidad