18 de Noviembre, 22:24 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

EL SELECTIVO SE ANOTA UN 0,37%, HASTA LOS 9.686,2 PUNTOS

Las Bolsas rebotan pese al IPC americano, pero el Ibex-35 se queda sin los 9.700

La evolución de las ventas minoristas contrarresta el efecto de la subida de los precios en Estados Unidos y los parqués europeos cierran al alza

Los índices de renta variable europeos comenzaban la sesión en positivo, siguiendo la estela de la Bolsa de Nueva York, que ayer cerró en verde, pese a su apertura bajista. El Ibex-35 se estuvo moviendo durante toda la mañana sobre los 9.700 puntos. Con cierta complacencia se esperaba la publicación del dato de inflación que se publicaría en Estados Unidos, aunque durante toda la semana se había dicho que sería muy importante porque ayudaría, bien a despejar los temores sobre un posible acelerón inflacionista, bien a confirmarlo.

Llegó el momento de la publicación del IPC americano de mayo. Fue a las dos y media de la tarde. En ese momento, el Ibex-35 cayó de repente desde los 9.710 puntos hasta los 9.600 puntos en cuestión de minutos. El Dax alemán, desde los 12.275 retrocedió hasta perder los 12.100. Y el Cac 40 francés, desde los 5.150 hasta los 5.080. 

El dato de evolución de los precios en Estados Unidos cayó como un mazazo en los mercados de renta variable. Ello porque si el consenso esperaba que el IPC aflojara del 2,1% al 1,9%, se mantuvo en ese 2,1%. Además, la inflación subyacente, la que elimina del cálculo los elementos más volátiles, la energía y los alimentos, se mantuvo en el 1,8%, una décima por encima del nivel que pronosticaba el consenso de analistas. 

Pero parece que los índices de renta variable se sobrepusieron pronto a ese jarro de agua fría. Así, el selectivo español, desde esos 9.600 rebotó y recuperó la cota de los 9.720 puntos pasadas las cuatro y media de la tarde. Lo que ocurre es que en el último tramo de la sesión adelgazó las ganancias y cerró en los 9.686,2 puntos, lo que supone un avance del 0,37%. 

El del selectivo español fue el repunte más modesto en Europa. Así, el Ftse Mib de Milán ganó un 1,81%, mientras que el Dax alemán avanzó un 1,17% y el Cac 40 francés, un 1,10%. El PSI-20 de Lisboa también se anotó poco más de un 1%. 

El euro: los mismos vaivenes que las Bolsas

En el mercado de divisas, el euro, con la publicación del dato de inflación americano, bajó desde 1,235 unidades hasta 1,2280 de repente. Pero, desde ahí recuperó con fuerza y al cierre de la sesión la divisa comunitaria superaba la cota de 1,24 unidades. Por lo tanto, la reacción en el euro y en las Bolsas fue parecido. 

Y es que también hay que contar con que las ventas minoristas del mes de enero, que se publicaron a la misma hora que la inflación, fueron un poco decepcionantes, al caer un 0,3%, cuando se esperaba un avance del 0,2%. 

Es posible que este último dato ayudara a introducir unas dudas razonables sobre la salud de la economía americana y que éstas incertidumbres puedan impedir a la Reserva Federal que suba los tipos de interés a un ritmo mayor al esperado. De todas maneras, los traders, tras la publicación del último dato de precios, han elevado de 3,6 a 4 las veces que esperan que la Fed subirá los tipos de interés este año. La probabilidad de una subida de los tipos de interés en marzo ha pasado desde el 85% al 90%. 

La incertidumbre que también pesa en el mercado es si con estas últimas referencias publicadas en Estados Unidos los índices de renta variable retomarán su senda alcista. En el país foco de los últimos recortes, Estados Unidos, el Dow Jones, al cierre de la sesión europea, se mantenía prácticamente plano, mientras que el S&P 500 ganaba un 0,35% y el Nasdaq avanzaba un 0,85%.  

El interés del bono americano sube; los europeos siguen tranquilos

Con la referencia de inflación, el interés del bono americano a diez años se disparó hasta el 2,88%, su nivel más alto a precios de cierre desde enero de 2014. Ese fue el primer efecto que tuvo la publicación del dato de inflación de enero y así se mantuvo hasta el cierre de la sesión europea. No remitió como lo hizo el dólar tras su primer movimiento apreciatorio. 

El movimiento en los tipos americanos no se contagió a los europeos. Si bien el rendimiento del bono alemán se mantuvo en el 0,75%, en la europea periférica vimos movimientos a la baja en las rentabilidades de los tipos de la deuda. El interés del título español a diez años bajó mínimamente desde el 1,51% hasta el 1,49% y el del italiano, desde el 2,07% hasta el 2,05%. Más bajó el rendimiento del título luso, después de un muy buen dato de PIB: Portugal creció a un ritmo del 2,7% el año pasado, su mayor ritmo desde el año 2000.

Siemens Gamesa, el mejor; Indra, el peor

Siemens Gamesa fue el valor más rentable de todos en el Ibex-35, con una revalorización del 4,62%. A continuación se colocaron Meliá, Mediaset, ACS y Dia, todos ellos con ganancias de más de un 2%. 

Entre los grandes valores, al alza se colocó Inditex, con un avance del 1,04%, mientras que Iberdrola se apuntó un 0,73%. Además, el Santander sumó un 0,33%. 

En rojo, Indra fue el peor, con un recorte del 2,18%, seguido de Técnicas Reunidas, que perdió un 1,23%. Repsol también bajó más de un punto porcentual. También en negativo terminaron algunos bancos, como Bankinter, BBVA y Bankia. Y otro de los grandes valores, Telefónica, que se dejó un 0,17%. 

publicidad
publicidad