20 de Mayo, 17:38 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

EL IBEX-35 BAJA UN 1,23% Y CIERRA EN LOS 9.650,7 PUNTOS

Bolsas en zigzag: hoy les tocó retroceder

La inestabilidad continúa en los mercados y a jornadas de rebote, como la de ayer, siguen otras de caídas, como la de hoy.

Las dudas que suscitaba el rebote que arrancó el viernes en Wall Street y que se instaló en Europa ayer se han demostrado hoy bien fundadas, a la vista de los descensos que se han vuelto a vivir en las Bolsas. Los analistas pronosticaban altibajos en los mercados y eso es lo que estamos observando en las últimas jornadas: movimientos en zigzag. 

El selectivo español ha terminado el día en los 9.650,7 puntos, lo que supone un retroceso del 1,23%. El Ibex-35 cerró la sesión en sus mínimos intradiarios, debido a la presión que introdujo la apertura de la Bolsa de Nueva York a la bala. El indicador, de todas maneras, no ha perforado sus mínimos previos, los que marcó el pasado viernes al cierre, en los 9.639 puntos, ni los intradiarios también del viernes, en el entorno de los 9.600 puntos, que son los niveles más bajos desde marzo del año pasado. Bien es verdad que hay analistas que no descartan que pueda bajar más en los próximos días: hasta los 9.500, hasta los 9.300 o incluso hasta los 9.200 puntos. 

Las perspectivas para el más corto plazo no son muy halagüeñas. O, como mínimo, no están muy claras. Y con vistas al medio plazo, comienza a haber ciertas sombras, como por ejemplo el final de un crecimiento económico sin desequilibrios en Estados Unidos, según advierte Philippe Waechter, economista jefe de Natixis AM, por el incremento previsto del déficit derivado del aumento del gasto y las rebajas de impuestos propuestos por Donald Trump, una subida de tipos de interés más importante de lo esperado (cuatro incrementos del precio del dinero como mínimo, dice Waechter, y no como máximo, este año por parte de la Reserva Federal), y una balanza comercial americana que puede deteriorarse frente al resto del mundo. 

Peor que el selectivo español lo hizo el Ftse Mib de Milán, que perdió un 1,35%. Algo mejor se comportaron el resto de los índices, porque el Dax alemán perdió un 0,70%, el Cac 40 francés, un 0,60%, y el PSI-20 de Lisboa, un 0,15%. 

Sólo ocho valores del Ibex-35 escapan de los números rojos

En el selectivo español, muy pocos valores se salvaron de los recortes. Sólo ocho. El más rentable fue ArcelorMittal, que se anotó un 2,27%. Después, lejos, se colocó Colonial, con un avance del 0,81%, mientras que Amadeus se anotó un 0,62%. Meliá, Técnicas Reunidas y Gas Natural avanzaron entre un 0,2% y un 0,1%. IAG ganó un 0,09%. Y también esquivó las pérdidas Abertis, con un cierre plano.

En rojo, el peor fue ACS, con un retroceso del 3,34%. Después se colocaron Siemens Gamesa y CaixaBank, con descensos de un 2,78% y de un 2,33%, respectivamente. Dia, mientras, bajó un 2%. 

Entre los grandes valores, el peor fue Inditex, que retrocedió un 1,96%, seguido del Santander, que se dejó un 1,88%, mientras que Iberdrola y Telefónica perdieron alrededor de un 1,5% y BBVA, casi un 1,4%. 

Algo parecido ocurrió en el Eurostoxx 50, donde cerraron al alza únicamente media docena de valores encabezados por CRH. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Borges Bain y Sniace fueron los peores, con bajadas de más de un 4%. Vertice 360 fue el mejor, disparándose un 48%. 

Disparidad en el mercado de renta fija entre 'core' y periferia europea

Wall Street, al cierre de la sesión europea, se movía ligeramente a la baja: el Dow Jones retrocedía cerca de un 0,5%; y el S&P 500 y el Nasdaq, alrededor de un 0,20%. El índice Vix, que mide la volatilidad de la bolsa americana, se mantenía sobre el 25%, lejos de los niveles de casi el 50% que alcanzó día 6 de febrero en el peor momento para los mercados, y del 40% que tocó el viernes pasado, pero por encima del rango en que se movía antes de esta corrección (entre el 12% y el 15%). 

Ello, a la espera de que mañana se publique el dato de inflación que puede ayudar a aclarar el panorama si es que de verdad lo que ha provocado la corrección ha sido el temor a que los precios suban más de lo esperado y a que los tipos de interés tengan que responder de forma más agresiva. 

Antes de conocer cifras de evolución de los precios en Estados Unidos, en la jornada de hoy, los tipos de interés de los bonos 'core' han estado estables: el rendimiento de los títulos americanos a diez años se mantenía en el entorno del 2,85%; mientras que el de los alemanes continuaba a las puertas del 0,75%. 

Las que sí subían con más fuerza eran las rentabilidades de los bonos de la periferia: el interés del bono italiano a diez años avanzaba desde el 2,02% hasta el 2,08%; el de su comparable español, desde el 1,45% hasta el 1,51%. 

Con ello, las primas de riesgo se ampliaban. La de la deuda española, desde los 71 hasta los 76 puntos básicos. 

Los flujos se dirigen a los valores refugio

El dinero salía de los activos más arriesgados y se dirigía a los activos refugio. Así, el yen se encaminaba hacia su mejor cierre desde noviembre de 2016. Además, avanzaba el franco suizo y también el oro, hasta rozar los 1.330 dólares la onza. 

Pero el dólar perdía fuerza. Le ganaba posiciones el euro. La moneda comunitaria subía alrededor de un 0,60%, hasta el nivel de 1,2365 unidades, cuando comenzaba la jornada por debajo de la cota de 1,23.

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, encadenaba su octava sesión consecutiva de retrocesos. Al cierre de la sesión europea perdía un 0,42%, hasta los 62,3 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, que ayer sí subió tímidamente, caía casi un 1%, hasta los 58,75 dólares. 

publicidad
publicidad