21 de Julio, 21:33 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

ASÍ FUE LA SEMANA

Los bonos cobran protagonismo

El Banco de Japón y el BCE recuerdan al mercado que la normalización monetaria está en marcha

Un poco más de dispersión en los resultados de las Bolsas hemos visto esta semana que en la anterior. Si el mercado italiano, por la percepción de un riesgo político a la baja, y Wall Street han sumado importantes avances en las cinco últimas sesiones, las ganancias del Ibex-35 y del Cac 40 francés han sido bastante modestas y el Dax alemán ha terminado en negativo. 

Otra nota característica de las últimas sesiones ha sido la aparición de varios riesgos alrededor de la renta fija. El Banco de Japón anunció una reducción de las compras de bonos a largo plazo y ello actuó como recordatorio para los inversores de que a nivel mundial las políticas monetarias se encuentran en un proceso de normalización. El Banco Central Europeo ayudó a ratificar ese temor con la publicación de las actas de la última reunión de política monetaria, en las que avanzó la posibilidad de un cambio de su discurso para desvincular la continuidad de su programa de compra de bonos de la consecución de su objetivo de inflación, lo que hace pensar que la expansión monetaria puede terminar antes de lo previsto y que la subida de tipos puede ser más temprana de lo esperado, quizás en 2019 y no en 2020.

También tuvieron impacto los rumores luego desmentidos de que China podría echar el freno a sus compras de bonos americanos. 

Las Bolsas no sufrieron demasiado, aunque sí se percibió cierta celebración en la banca y algo de castigo en los valores defensivos. 

El impacto más importante se observó en el euro, que registró una muy apreciación relevante hasta superar la cota de 1,21 y marcar máximos desde finales de 2014. A la subida del euro también contribuyeron los avances para la reedición de la Gran Coalición en Alemania y así evitar la convocatoria de nuevas elecciones. 

Como la divisa comunitaria, también el petróleo se encuentra en máximos desde finales de 2014, aunque hay operadores que advierten de que las presiones bajistas continúan presentes.

Un puñado de valores han tenido gran protagonismo. ¿Por qué?, ¿cuáles son sus perspectivas?

ArcelorMittal: mejor a corto que a largo plazo. La acerera ha encabezado los ascensos en el Ibex-35 en la última semana. Le favorecen cuestiones macro tales como la subida del precio de las materias primas y el buen tono que parece mostrar China, que ha ratificado su previsión de crecimiento del PIB de un 6,9% para este año. Pero también cuestiones internas de la propia compañía. Bank of America Merrill Lynch ha elevado la recomendación de la compañía a 'neutral' desde 'infraponderar' ante la posibilidad de que sorprenda con su generación de caja libre si los márgenes actuales se mantienen a lo largo del primer semestre. El riesgo lo ve la firma americana más a largo plazo porque atisba un deterioro de los márgenes. 

La mayoría de analistas que siguen a la compañía recomiendan comprar, pero con la subida de la última semana y desde que comenzó el año, ha superado el precio objetivo medio que le dan de media (29,6 euros).

Opiniones muy diversas sobre Cellnex. El movimiento en los bonos ha perjudicado a compañías defensivas y a las demandantes de financiación para acometer inversiones. Entre ellas se ha situado Cellnex, que ensombrece así un buen inicio de año (se anotó más de un 5% la semana pasada). El lunes la compañía realizaba una emisión de bonos convertibles. Y varios analistas han emitido su opinión sobre el valor con precios objetivos muy dispersos entre los 15 y los 27 euros por acción.

Intesa SanPaolo saca fruto del tirón de los tipos. Los bancos ganan con tipos de interés al alza y en el Eurostoxx 50 el vencedor ha sido el italiano Intesa SanPaolo que ya es el valor más rentable del Eurostoxx 50 este año. La mayoría de las recomendaciones que recoge el valor son de compra y sólo una es de venta de los 32 que participan del consenso. Pero su potencial se ha quedado limitado a un 3%, inferior al 5,5% que conserva BNP Paribas, el que le sigue en el ránking de rentabilidad en la última semana. 

Suma y sigue en las acciones de Boeing. El fabricante de aviones  terminó la primera semana del año muy fuerte y en la que acaba ha seguido con su racha, animada por el récord de entregas de aviones en 2017. JP Morgan esta semana ha afirmado que la reforma fiscal «añade gasolina al fuego» y le ve potencial hasta los 360 dólares desde los 328 actuales. Crédit Suisse, la firma más optimista con la compañía, la valora en los 375 dólares por acción, pero RBC Capital Markets dice que tendría que valer 290.

publicidad
publicidad