Vocento 15 años 22 de Octubre, 03:03 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

BAJA UN 2,85%, HASTA LOS 9.964 PUNTOS

El Ibex-35 pierde los 10.000 en su peor día desde el 'Brexit'

La crisis política española, lejos de resolverse, va ganando en gravedad, o así parecen haberlo interpretado los inversores, que se han apresurado a vender activos españoles. Sobre todo acciones, pero también bonos, tanto soberanos como corporativos.

El Ibex-35 comenzó la sesión en los 10.200 puntos, pero antes de las diez y media de la mañana ya estaba testando el soporte de los 10.000 puntos. Así estuvo hasta las cuatro y media de la tarde. Entonces perdió definitivamente esa psicológica cota, para cerrar la sesión en los 9.964 puntos, lo que supone un descenso del 2,85%. Se trata de la mayor bajada del selectivo español desde el 'Brexit', cuando bajó un 12,35%. El selectivo español no estaba por debajo de los 10.000 puntos desde el 15 de marzo. 

Ello sucede al día después de un duro mensaje del Rey de España y horas antes de que el presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, realice la declaración institucional que anunció por la mañana. Además, a lo largo del día, la CUP ha avanzado que la declaración unilateral de independencia tendrá lugar el próximo lunes. 

Los analistas apuntan que mientras dure la incertidumbre política el Ibex-35 puede seguir cayendo y establecen como límite a los descensos la cota de los 9.200 puntos. Por debajo de ese nivel, el aspecto técnico del índice empeoraría. 

El Sabadell fue el peor valor del indicador, con un fuerte descenso del 5,69%. A continuación, otro valor con domicilio social en Cataluña, Inmobiliaria Colonial, que retrocedió un 5,51%. Después, Caixabank, que bajó casi cinco puntos porcentuales. Merlin Properties, mientras, cedió un 4,05%. Después, más valores bancarios: Santander, Bankia, BBVA y Bankinter, que perdieron entre un 3,8% y un 3,5%. 

Entre los grandes valores no bancarios, los peores fueron Iberdrola y Telefónica, con retrocesos de un 3,37% y de un 2,70%, respectivamente. 

En verde, únicamente tres valores: Abertis, con domicilio social en Cataluña, se anotó un 0,91%, mientras que Siemens Gamesa se anotó un 0,86%. ArcelorMittal, por su parte, avanzó un 0,18%. 

Entre los mejores, pero ya en negativo, sólo hubo tres compañías que bajaron menos de un punto porcentual: Mapfre, IAG y Cellnex. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Ercrós fue el valor que más cayó, con un descenso del 14,66%. Después se colocó Ezentis, que se dejó un 13,64%. Pescanova y Amper también cayeron más de un 10%. 

En verde, el mejor, Oryzon, que subió un 12,85%, tras anunciar el cambio de su domicilio social de Barcelona a Madrid. 

En el resto de Europa vimos un poco de todo: los índices de la periferia europea parecieron verse arrastrados por el selectivo español y, así, el Ftse Mib de Milán perdió un 1,44%, mientras que el PSI-20 de Lisboa se dejó un 0,99%. El Cac 40 francés terminó el día prácticamente plano, al igual que el Ftse 100 británico. El Dax alemán, por su parte, se anotó un 0,53%. 

La prima de riesgo se amplía y sufre la deuda bancaria

El mercado de bonos se mostró algo más resistente, pero también se le vio afectado. La rentabilidad del bono español a diez años subió desde el 1,70% hasta el 1,77%, mientras que la de su comparable italiano avanzaba desde el 2,15% hasta el 2,19%. Como el rendimiento del título alemán a diez años se mantenía en el entorno del 0,45%, vimos una ampliación de las primas de riesgo. La de España, desde los 125 hasta los 132 puntos básicos. La de Italia, desde los 169 hasta los 1674 puntos básicos. 

Además, en el mercado de deuda, vimos movimientos intensos de subida de las rentabilidades en los títulos de deuda de Sabadell y CaixaBank, y mucho menores en firmas como Gas Natural. Como apunta David Ardura, de Gesconsult, en Sabadell y CaixaBank hay muchos vendedores dispuestos a deshacerse de sus bonos con descuento, mientras que hay pocos compradores. 

Si el euro sí pareció mostrarse vulnerable a la situación política española el pasado lunes, tanto ayer como hoy ha ido recuperando posiciones. Así, la divisa comunitaria avanzaba un 0,13% al cierre, para situarse en 1,176 unidades. Ello, después de un dato de empleo americano que ha clavado las expectativas de los analistas: en el mes de septiembre se crearon 135.000 nuevos puestos de trabajo, de acuerdo con la agencia de empleo privado ADP. Además, el índice de gestores de compras del sector servicios americano cumplió superó las previsiones de los analistas. Con estas referencias, los índices de Wall Street se mantenían prácticamente planos.

El precio del oro avanzaba al cierre un 0,19%, hasta los 1.274 dólares la onza. 

El barril de Brent, de referencia en Europa, retrocedía un 0,05%, hasta perder los 56 dólares. El barril de West Texas se mantenía plano en el entorno de los 50,42 dólares. 

publicidad
publicidad
publicidad