Vocento 15 años 18 de Octubre, 09:28 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Bitcoin

Criptodivisas: ¿Un nuevo fraude?

La fiebre por este nuevo tipo de moneda digital, que no está regulada, está poniendo en jaque a todos los bancos centrales. La más conocida, el bitcoin, ha multiplicado su valor por cuatro desde finales de año y parece que no va a parar.

La pasada semana el consejero delegado de JP Morgam, Jamie Dimon, advirtió de que la criptomoneda bitcoin «era un fraude» y que llegará un momento en el que estallará y será peor que la famosa burbuja de los tulipanes del siglo XVII. Dimon aseguró que la moneda no va a funcionar y añadió, además, que no se puede pensar que quien invierta en una divisa «inventada» es alguien «realmente inteligente».

No contento con esto, el director del mayor banco de gestión de activos de Estados Unidos no dudó en afirmar que cualquier inversor de JP Morgan que esté operando con la criptodivisa sería rechazado «en segundos» por estar en contra de sus normas y por ser «estúpido». 

Tras su comentario, el bitcoin perdió un 5,6 por ciento de su valor y llegó a perder el nivel de los 4.000 dólares. Pero las reacciones no se han hecho esperar. Saxo Bank, a través de un informe ha afirmado que los bancos odian el bitcoin porque le temen. «Se ha acusado a la criptodivisa de ser una moneda para criminales e insegura, pero creo que lo que sucede es que los grandes bancos se sienten presionados por la nueva moneda, pues va más allá de lo que ellos controlan», afirma el informe, que también agrega que es de esperar que más bancos critiquen la criptodivisas en el futuro, mientras que promoverán sus propios proyectos de blockchain (tecnología detrás de bitcoin) que no será descentralizado, como sí lo es el bitcoin.

El analista de XTB Daniel García también considera que tildar al bitcoin o cualquier otra criptodivisa de fraude es excesivo. Lógicamente, todo lo que es una divisa que se negocia libremente donde hay una oferta y una demanda y se intercambia en un libre mercado «no me parece un fraude en absoluto», dice el analista, que también afirma que el éxito de la moneda digital se encuentra en su falta de regularización. «En el momento que se regule perderá su atractivo», afirma el analista, que considera que los bancos centrales le tienen tanto miedo porque es un sistema descentralizado y le parece contradictorio que los mismos que lo critican estén experimentando con criptomonedas.

No obstante, Saxo Bank alerta de que las criptodivisas todavía son muy jóvenes y que son «como bebés», y no pueden considerarse como refugios seguros, pero considera que son fenómenos estructurales de largo plazo. «Piensen en el primer coche, el primer ordenador o los primeros días en internet... es donde estamos ahora, en una revolución del mercado de pagos y divisas», finaliza el informe.

¿QUÉ FAVORECE AL BITCOIN?

Por un lado, la criptomoneda se ha hecho muy popular en China, gracias a que se utiliza como forma de sacar dinero fuera sorteando las limitaciones regulatorias de un país con estrictos controles de capital. De hecho, tanto en China, como en Argentina y Venezuela se está utilizando el bitcoin para diversificar riqueza y sacar ahorros del país, por ejemplo, comprando propiedades en Australia o Canadá.

Además, no cuesta nada o muy poco enviar diferentes cantidades de bitcoins sin que se tenga en cuenta la identidad del remitente o del receptor. Con esta criptomoneda volvemos a un sistema de pago que es realmente directo, y no con capas intermedias que ya no se justifican, como los actuales.

USO DE BITCOIN

Las transacciones con la moneda digital bitcoin se llevan a cabo con códigos cifrados que circulan a través de la red. La red actúa como supervisora y verifica que un bitcoin no se pueda gastar al mismo tiempo en dos lugares distintos. Además, los usuarios pueden «extraer» bitcoins (crearlos) a través de un complejo proceso informático en sus ordenadores (minado) pero su número está limitado desde su creación a un máximo de 21 millones de unidades, sin que se pueda ampliar de ninguna manera.

publicidad
publicidad
publicidad