Vocento 15 años 19 de Noviembre, 13:27 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

GANA UN 0,08% EN LA SESIÓN Y CAE UN 0,12% EN LA SEMANA

Cierre casi plano para el Ibex-35, pero suficiente para recuperar los 10.300

El Ibex-35 ha estado dudando todo el día entre los números rojos y los verdes dentro de un rango bastante estrecho entre los 10.270 puntos en que marcaba mínimos a primera hora de la mañana, y los 10.310 puntos en que marcaba máximos a media sesión. Al cierre daba un último cambio en los 10.305 puntos, lo que supone un mínimo avance del 0,08%. Segunda sesión consecutiva, pues, de escueta variación para el indicador (ayer se anotó un 0,05%). En la semana se deja un 0,12%, lo que le convierte en el peor de Europa, frente a la ganancia del 2,08% registrada por el PSI-20 de Lisboa, o a las subidas de alrededor de un 1,3% en el Ftse Mib de Milán, el Ftse 100 británico o el Cac 40 de París.

El valor más rentable del selectivo español en la última sesión de la semana ha sido Abertis, con un avance del 2%, seguido de Meliá, que se ha anotado un 1,20%. Mapfre y el Santander se han colocado después, con ganancias de un 0,85% y de un 0,81%, respectivamente. Después, CaixaBank, que ha avanzado un 0,66%. 

Entre los grandes valores, subidas también para Repsol, que ha sumado medio punto porcentual, y para BBVA, que ha avanzado un 0,04%. 

En rojo, las caídas más importantes han sido para ArcelorMittal, Técnicas Reunidas, Siemens, Endesa y Acciona, los cuatro con recortes de más de un 1%. 

Lo que ha ocurrido el viernes con los valores del Ibex-35 se parece bastante a lo que ha sucedido en la semana. Así, entre los mejores de las cinco últimas jornadas se colocan Repsol, el Santander y BBVA, además de Abertis. Entre los peores se sitúan Endesa, Dia, ArcelorMittal y Técnicas Reunidas. 

Riesgos políticos y geopolíticos

El selectivo español, junto al alemán, que se dejó un 0,06%, han sido los peores del Viejo Continente en esta jornada y también en la semana, puesto que si el selectivo español ha cerrado ligeramente en negativo, el Dax alemán apenas ha sido capaz de sumar un 0,6%. Y en los dos pueden estar pesando las incertidumbres políticas. En el Ibex-35, la creciente tensión por la cuestión catalana. En el Dax, las elecciones que tienen lugar en Alemania el domingo. El mejor de todos fue el Ftse 100 británico, con una subida del 0,64%, gracias a la caída de la libra tras un discurso de la primera ministra, Theresa May, en Florencia, sobre el Brexit. A continuación, el Cac 40 francés, que se anotó un 0,27%, y el Ftse Mib de Milán, que avanzó un 0,17%. 

Wall Street no prestó ayuda al Viejo Continente con una apertura ligeramente bajista en un contexto, en este caso, de creciente tensión geopolítica con Corea del Norte, que ha amenazado de nuevo con la bomba de hidrógeno. Aunque sobre la Bolsa americana, además de esta cuestión, bien puede pesar el discurso más agresivo de lo esperado de la presidenta de la Reserva Federal norteamericana, Janet Yellen, el pasado miércoles tras la reunión ordinaria de política monetaria, algo que aún puede estar digiriendo el inversor. De hecho, los índices de Nueva York cierran la semana con algo peor tono que los europeos. 

En el mercado de bonos, los intereses bajan en Estados Unidos porque, en ellos, entre una Fed más dura y un riesgo geopolítico en aumento, parece cotizar más lo segundo que lo primero. Así, el rendimiento de los títulos estadounidenses a diez años retrocede desde el 2,28% hasta el 2,26%. Y el de sus comparables alemanes, desde el 0,45% hasta 0,44%. Pero, salvo estos movimientos marginales, la tranquilidad domina en el mercado de deuda. 

Si lo que ocurre en el mercado de bonos, sobre todo en los títulos más seguros, se puede interpretar como un movimiento dirigido por la aversión al riesgo, lo que sucede con el oro refuerza esa teoría: el precio de la onza gana un 0,31% al cierre de la sesión europea, hasta rondar de nuevo los 1.300 dólares. 

Euro y petróleo

En el mercado de divisas, el euro gana un 0,20% frente al billete verde, hasta situarse en 1,1966 unidades, lo que también parece indicar que el discurso de la Fed del pasado miércoles no está teniendo mucha influencia en el mercado de divisas. También puede haber tenido influencia la potente agenda macroeconómica de Europa, con los índices de gestores de compras del sector servicios y del manufacturero superando expectativas tanto en Francia como en Alemania y, por tanto, también en el conjunto de la zona euro.

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, registra su tercera sesión consecutiva de avances, hasta los 56,75 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, se mantenía plano sobre los 50 dólares al cierre de la sesión del Viejo Continente. 

publicidad
publicidad
publicidad