Vocento 15 años 17 de Diciembre, 09:17 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

DIVISAS Y SUS CONSECUENCIAS EN LOS VALORES

Las compañías españolas y europeas más expuestas a la caída del dólar

La canciller alemana, Angela Merkel, ha avisado de que la fortaleza del euro puede afectar a la balanza comercial de su país. Eso significa que, en su opinión, la apreciación del euro puede mermar la competitividad de los productos alemanes en el extranjero. Fundamentalmente en Estados Unidos. Porque la moneda comunitaria es, de entre las principales divisas, la que más gana contra el billete verde en lo que llevamos de ejercicio, con una subida del 14%. Pero, además de que, por el efecto divisa, los bienes europeos pierden atractivo en Estados Unidos porque se encarecen, existe otro motivo por el que pueden sufrir las empresas europeas: los ingresos obtenidos en dólares, al repatriarse y cambiarse a euros, pierden valor, incluso si las ventas no se reducen. 

¿Cuáles son las empresas españolas con mayor dependencia de Estados Unidos en cuanto a ingresos y, por tanto, a cuáles les puede afectar más que el euro se aprecie contra el billete verde? De entre las compañías que informan de forma desagregada de sus ventas por áreas geográficas, Grifols es aquélla en la que Estados Unidos más pesa en sus ingresos, con un 66,73% del total en el último año. A continuación, dos compañías del Mercado Alternativo Bursátil, Only Apartments, con un 66,28%, y Euroconsult, con un 38,5%. 

Después, Global Dominion, compañía de servicios industriales, en la que Estados Unidos explica el 27,23% de sus ventas el año pasado. Además, Cie Automotive, su matriz, fabricante de componentes de automóviles, tiene presencia en el mercado estadounidense, que supone un 5,79% de sus ingresos. 

Tras Dominion, muy cerca entre sí, Iberdrola y el fabricante de componentes de automóviles Gestamp, con un 16,45% y un 15,28%, respectivamente, de los ingresos de 2016. 

En el sector de la energía, no nos encontramos únicamente con Iberdrola, también está presente Siemens Gamesa, que obtiene un 12% de sus ingresos en Estados Unidos. 

Si en el sector de componentes de automóviles nos topamos con dos empresas con un porcentaje de ventas importante en Estados Unidos y en el energético, con otras dos, en el sector financiero son tres los valores con intereses relevantes en el gigante americano: Santander consigue en Estados Unidos el 16,77% de sus ingresos netos, Mapfre, casi un 12%, y BBVA, cerca de un 11%, de acuerdo con los datos del último año completo.

En el sector de las infraestructuras, el único nombre español con el que nos encontramos (insistimos en que sólo nos referimos aquí a las compañías que expresamente desagregan los ingresos que obtienen individualmente en el mercado americano) es Ferrovial, para el que Estados Unidos supone un 11% de sus ingresos. 

Finalmente, con entre un 6% y un 7% de los últimos ingresos anuales nos encontramos con Borges y con Tubacex.

¿Qué sucede en Europa? 

Si nos fijamos en las compañías del índice Stoxx 600 Europe, de entre las más populares, inmediatamente después de Grifols, nos encontramos con el operador holandés de tiendas minoristas y supermercados Ahold y con el grupo de medios de comunicación británico Pearson, que obtienen algo más del 62% de sus ingresos en Estados Unidos. 

Más abajo en la tabla, pero con una proporción aún importante de los ingresos, con más de un 40%, se sitúa la compañía danesa de joyería Pandora y con la farmacéutica suiza Roche. Con porcentajes cercanos a ese 40%, alguna otra farmacéutica más, como Sanofi y Novartis. Y también con más de un 30%, la tecnológica alemana SAP

El mundo del lujo tiene representantes entre las compañías más dependientes de los ingresos americanos: además de la ya mencionada Pandora, otras firmas como Rolls-Royce (aunque es cada vez más una compañía del sector aero-defensa y menos de automóviles de lujo), LVMH o Christian Dior, con algo más de un 25% de sus ingresos procedentes de Estados Unidos. 

Entre las compañías puramente automovilísticas, la que primero aparece en este ránking es Daimler, que obtiene el 25,56% de sus ingresos en el mercado estadounidense. BMW sale un poco más abajo, con un 17%. 

Con porcentajes de entre un 20% y un 25% de los ingresos, nos encontramos compañías como Philips Lighting, Schneider Electric, Osram, GlaxoSmithKline, Siemens, Vivendi o Royal Dutch Shell. 

Si nos ceñimos a la advertencia de Angela Merkel respecto a las consecuencias que puede sufrir la economía alemana, en cuanto a las empresas del selectivo germano Dax, las que mayor exposición tienen a Estados Unidos por su dependencia en cuanto a ingresos son SAP (32,49%), Daimler, Merck y Siemens (entre un 25,5% y un 22%), BMW (17%) y la compañía de medios de comunicación Prosiebensat.1, con casi un 10%.

publicidad
publicidad
publicidad