Vocento 15 años 20 de Noviembre, 10:37 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

EL SELECTIVO CEDE UN 1,29% HASTA LOS 10.596 PUNTOS

La tensión entre EE.UU. y Corea pesa en las Bolsas y el dinero va a los refugios

El Ibex-35 lograba recuperar los 10.700 puntos en la tarde de ayer gracias al buen tono de Wall Street y a los positivos datos económicos de Estados Unidos, pero tras el cierre de la sesión europea, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, advirtió a Corea del Norte con una respuesta de "fuego y furia" si continúa con sus provocaciones, lo que se dejó sentir en el último tramo de la sesión americana: los índices de Wall Street terminaron ayer ya con ligeros descensos. A las pocas horas, el país asiático desveló un plan para atacar con misiles la isla de Guam, situada en el Pacífico, y bajo control estadounidense. Con ello, la tensión geopolítica y, por tanto, la presión bajista sobre los mercados se amplificó y el índice Nikkei de Tokio retrocedía un 1,29% por la mañana. Asimismo, este cruce de amenazas provocaba que ya desde por la mañana los índices europeos registraran descensos importantes, que fueron yendo a más a medida que transcurrían las horas: el Ibex-35 marcaba su mínimo intradiario en los 10.525 puntos a las dos y media de la tarde. 

A partir de ahí, el índice comenzó a recuperar posiciones, para dar un último cambio en los 10.596 puntos, lo que supone un recorte del 1,29%. El Cac 40 francés ha sido el único que ha superado en descensos al Ibex-35, al retroceder un 1,40%. El Dax alemán, por su parte, ha retrocedido un 1,12%. El Ftse Mib de Milán, por su parte, se ha dejado un 0,91%. 

Quizás lo que ayudó a Europa a reducir sus pérdidas al cierre de la sesión fue una apertura en Wall Street en negativo, pero con caídas "controladas": al filo de las cinco de la tarde, el Dow Jones y el S&P 500 cedían alrededor de un 0,25% y el Nasdaq retrocedía alrededor de un 0,6%.

El efecto de los riesgos geopolíticos se vio mitigado por los buenos datos que siguieron publicándose en Estados Unidos: la productividad no agrícola creció un 0,9% en el segundo trimestre, frente al 0,7% que esperaban los analistas, y después de haber estado plana en el primer trimestre. Además, las ventas de comercio al por mayor crecieron en junio un 0,7%, frente al pronóstico del consenso de analistas de que se mantuviera sin cambios. 

También el secretario de Estado americano, Rex Tillerson, contribuyó a apaciguar los ánimos afirmando que Estados Unidos no se está acercando a una opción militar en la cuestión coreana y explicó que las gruesas afirmaciones de Donald Trump se produjeron en esos términos porque, en su opinión, Corea del Norte no entiende el lenguaje diplomático. 

Sólo tres valores del Ibex-35 esquivan las caídas

Pese a esa reducción de las caídas desde primera hora de la tarde en las Bolsas, en el Ibex-35 sólo tres acciones fueron capaces de esquivar los descensos: Acerinox, Colonial y Cellnex. Ganaron, por ese orden, un 0,71%, un 0,16% y un 0,05%. A continuación, entre los mejores, pero ya en rojo, Aena y Red Eléctrica, que se dejaron alrededor de un 0,05%. También perdieron menos de medio punto porcentual Abertis, Dia, Endesa, Indra, Viscofán y Amadeus. 

En negativo, el sector financiero fue el que se llevó la peor parte, con Bankia y BBVA encabezando los descensos, con caídas de un 2,65% y de un 2,50%, respectivamente. Después, también con caídas de más de un 2%, Siemens Gamesa y el Santander. 

Entre los grandes valores, también Telefónica sufrió un serio descenso, al retroceder un 1,93%. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Borges encabeza los descensos por tercera sesión consecutiva, al retroceder un 19%. En verde, el mejor ha sido Aperam, con una revalorización del 3,60%. 

Algo parecido a lo que ha ocurrido en el Ibex-35 ha sucedido en el Eurostoxx 50: sólo dos de sus valores, E.On y Unilever, han cerrado en verde. Y en negativo el peor ha sido un banco, Deutsche Bank. Entre los diez peores, ha habido más entidades financieras: Société Générale, y BNP Paribas, además del español BBVA. 

El dinero fluye hacia el oro y los bonos

En todo caso, el dinero salió de las acciones hasta el final de la sesión y se dirigía a los activos refugio. Así, vimos bajadas en las rentabilidades de los bonos. El interés de los títulos americanos a diez años bajaba desde el 2,26% hasta el 2,22%. El interés de los bonos alemanes bajaba desde el 0,46% hasta el 0,42%. Algo más estables se mantenían los títulos de la periferia europea.

El precio del oro ganaba un 0,85% al cierre de la sesión, para superar la barrera de los 1.270 dólares, con lo que se colocaba en máximos desde principios del mes de junio.

Mientras tanto, el barril de Brent sumaba un 0,33%, hasta los 52,31 dólares, y el de West Texas, de referencia en Estados Unidos, se mantenía prácticamente plano en el entorno de los 49,20 dólares. 

En el mercado de divisas, el euro retrocedía levemente frente al billete verde: en algún momento de la sesión llegó a perder la cota de 1,17 unidades, pero al cierre de la sesión volvía a niveles de 1,174 unidades.

publicidad
publicidad
publicidad