20 de Enero, 21:51 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

LAS BOLSAS ESTÁN EN NIVELES CLAVE

Bolsas: ¿Más caídas o rebote?

La gran incógnita a la que se enfrentan los mercados está en si la corrección que han vivido en las últimas semanas en forma de goteo descendente va a continuar o si se dan las circunstancias para un rebote. Efectivamente, los indicadores han caído desde los máximos que, en términos generales, marcaron entre mayo y junio. Aunque unos más que otros: así el selectivo español ha retrocedido más de un 5 por ciento desde los casi 11.200 puntos que rozó el 8 de mayo, mientras que el Eurostoxx, desde esa fecha, se deja alrededor de un 4,75 por ciento, y el Dax alemán y el Ftse Mib de Milán, desde mediados de junio y desde mediados de mayo, respectivamente, retroceden alrededor de un 3,7 por ciento. Si el selectivo español lleva corrigiendo más en las últimas semanas, desde principios de mayo, también es verdad que sigue siendo el índice europeo que más sube, con una revalorización, hasta el 3 de julio, de más de un 13 por ciento, frente a ganancias que no llegan al 10 por ciento en el resto de indicadores del Viejo Continente. Ello puede justificarse porque también el selectivo el año pasado se había quedado atrás respecto al resto de los mercados. 

Óscar Germade, de BNP Paribas Personal Investors, comenta que es posible que las caídas continúen. En su opinión, hasta los 10.000-9.900 puntos del Ibex-35. Ello supondría la corrección de la mitad de la subida que lleva acumulada en el ejercicio.

Pero hay otros analistas que no ven mucho más margen de caídas. Por ejemplo, Luis Lorenzo, de Dif Broker, señala que los índices, con sus últimos movimientos descendentes, han ido a cerrar el hueco alcista generado por la primera vuelta de las elecciones francesas. Por eso, cree que el selectivo español, en las próximas semanas, no debería perder el nivel de los 10.200 o 10.300 puntos, si es que continúa a la baja. Como señala este experto, «habrá oportunidad de comprar acciones más baratas, pero no muy lejos de estos niveles». De parecida opinión es Eduardo Faus, de Renta 4: «A corto plazo, Europa no corregirá más, porque los indicadores han llegado a referencias importantes de soporte. Los índices han ido a cerrar los huecos de las elecciones francesas, lo que implica que a corto plazo están bastante soportados y podríamos pensar en un rebote. Incluso el Nasdaq está dando síntomas de querer recuperar». Y algo parecido manifiesta Roberto Moro, de Apta Negocios: «Hemos visto una corrección para dar paso a un último tramo alcista que se podría prolongar durante lo que queda de año. Ello se ve apoyado porque los índices estadounidenses se encuentran a prácticamente un 1,5 por ciento de sus máximos históricos». 

¿Hasta qué nivel, entonces, podría irse el selectivo español en el rebote que estaría gestándose? De acuerdo con Moro, hasta el entorno de los 11.500 puntos. Mientras tanto, el Eurostoxx 50 podría llegar hasta los 3.700 o 3.750 puntos, y el S&P 500 podría llegar hasta una horquilla comprendida entre los 2.550 y los 2.600 puntos.

Pero tanto Moro como Faus, ambos partidarios de la posibilidad de un rebote desde estos niveles, que se habría iniciado el día 3 de mayo, creen que, a partir de ahí (de principios de 2018, en el caso de Moro o a diez o doce meses de vista, según el experto de Renta 4), puede haber una caída importante, aunque Faus aún no vea ningún indicio feo de esa caída, ni Moro se atreva a vislumbrar la causa de esas ventas importantes.

José Luis Herrera, de CMC Markets, muestra la existencia de disparidades entre los diferentes índices: «Por un lado, en el Dax 30 y en el Dow Jones, abogaría por un retroceso para continuar con la tendencia alcista previa, ya que no han perforado niveles clave de soporte marcados en ambos casos por las directrices alcistas». Pero, por otro, «para el caso del Ibex-35 y del Eurostoxx 50, veo más debilidad con posibilidades de visitar zonas inferiores». Bien es verdad que, según expresa Herrera, confiere más credibilidad normalmente a los dos primeros índices, que son los que suele usar de referente tanto en Europa como en Estados Unidos, respectivamente.

Los 10.600 del Ibex-35: claves

De acuerdo con Herrera, en el caso del Dax alemán, el hecho de que la semana pasada se apoyara en el entorno de los 12.300 puntos, en que marcó mínimos, supuso también un apoyo en la línea alcista que se inició en febrero. «Si no pierde dicha zona, podría retomar las subidas y no habría sido más que un 'throw back'. De lo contrario, podría profundizar en la corrección», explica Herrera. El Dow Jones, por su parte, también se ha apoyado en la alcista, en los 21.100 puntos. El Ibex-35, en opinión del experto de CMC Markets, no debería haber perdido los 10.600 puntos, pues esa cota había servido de apoyo de corto plazo en diferentes ocasiones: «Por el momento, ha ido a cerrar el hueco alcista dejado tras la primera vuelta de las elecciones francesas», pero, tal y como advierte, el indicador español se encuentra en un momento clave.

Sin duda, tal y como explica Herrera, hay muchas diferencias entre los diversos indicadores mundiales. Fijándose también en el Dax alemán, Germade comenta que, aunque ha aguantado mejor esta última secuencia de ventas, también es verdad que en su último tramo, en la última semana de junio, las caídas se aceleraron, quizás por la apreciación del euro, que superó el nivel de 1,14 unidades después de las declaraciones del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, sobre la normalización de la política monetaria. De todas maneras, Germade no cree que el Dax esté mostrando una mayor debilidad que otros índices, ni que la vaya a manifestar, fundamentalmente debido a la fortaleza que continúa registrando la primera economía europea.

De hecho, según Faus, el índice más fuerte en Europa es el Dax, aunque recomienda vigilar el euro. A la moneda comunitaria le atisba problemas, es decir, un movimiento a la baja, que sería bien acogido por el Dax alemán.

Wall Street sigue resistiendo mejor

Lo que también sucede es que en las últimas semanas se está observando una mayor resistencia de los indicadores estadounidenses. Aunque llevaban acumuladas rentabilidades inferiores a los índices europeos, ante las mínimas caídas sufridas en los últimos días (hablamos del S&P 500 y del Dow Jones), ahora igualan el rendimiento de los principales índices del Viejo Continente. Y Luis Lorenzo vincula la mayor fortaleza de Wall Street al fortalecimiento del euro, que lleva una revalorización del 10 por ciento frente al billete verde, lo que mejora la competitividad americana. De acuerdo con Luis Lorenzo, ahora habrá que vigilar los resultados empresariales que se publiquen en Estados Unidos, para ver si se soportan los niveles actuales de cotización, porque, de lo contrario, el riesgo de caídas adicionales se incrementará. Y también en el Nasdaq.

Hablando del índice tecnológico, pese a que ha dado la sensación de que ha sufrido una fortísima caída, lo cierto es que su descenso desde máximos es de alrededor de un 3,5 por ciento. Se suele decir que el Nasdaq lidera los movimientos de los índices, bien al alza, bien a la baja, pero, de acuerdo con Germade, no hay mucho que temer en cuanto a que sus potenciales descensos más allá de estos niveles contagien al resto de las bolsas: en su opinión, el peligro está muy circunscrito al sector tecnológico y tiene que ver con las valoraciones a las que cotiza, que se enfrentan al peligro de que el crecimiento de los beneficios, ya no tan boyante, las pongan en peligro. En todo caso, Germade aconseja vigilar los 2.405 puntos del S&P 500, porque su pérdida le puede llevar a los 2.322 puntos. En el Eurostoxx, en su opinión, el nivel a vigilar estaría en los 3.400 puntos, puesto que caer por debajo le llevaría a los 3.385 puntos. Pero, por el momento, de acuerdo con Germade, cualquier corrección debería ser aprovechada para comprar, puesto que estas caídas sólo responderían a una consolidación de las subidas previas.

Según Eduardo Faus, los niveles importantes en el S&P 500 son los 2.350 puntos, puesto que ahí se marcaron los últimos mínimos relevantes. En el caso del Nasdaq, estima que en el entorno de los 5.600 puntos, el indicador ha marcado suelo. Advierte Faus, además, que si el Nasdaq rebotara un 6 por ciento, así como el S&P no ha caído en la misma dimensión que el Nasdaq cuando éste caía, tampoco rebotará en la misma dimensión. Como apuntan algunos expertos, el Nasdaq es el S&P 500, aunque con más beta, es decir, magnifica los movimientos tanto al alza como a la baja.

Un mercado despistado

Si los analistas técnicos observan divergencias en las señales que transmiten los índices, a los fundamentales les pasa lo mismo. Así, desde Bankinter comentan: «El mercado está despistado y ofrece señales contradictorias: caída de las bolsas pero subida de las materias primas; depreciación del dólar, pero estabilidad del oro; incremento de la volatilidad en Europa, pero mucho menos en el mercado americano... etc. Todo esto parece encajar bastante bien con un cambio de ritmo en el mercado que podría extenderse incluso más allá del verano y ante el cual venimos proponiendo una estrategia de inversión más dirigida hacia compañías de valor que de crecimiento, más hacia valores de alta rentabilidad por dividendo, más hacia Europa que Estados Unidos...».

publicidad
publicidad