18 de Enero, 16:39 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

CEDE UN 0,54%, HASTA LOS 10.360,50 PUNTOS

El Ibex-35 encadena su tercera sesión a la baja y pierde los 10.400

El Ibex-35 comenzaba la jornada al alza, marcando máximos a primera hora en el entorno de los 10.480 puntos. Pero a partir de las doce de la mañana se vino abajo y entró en negativo, para terminar el día en sus mínimos intradiarios, en los 10.360,50 puntos, lo que supone un descenso del 0,54%. 

El selectivo español volvió a ser el peor del día, mientras en otros indicadores europeos las caídas sufridas por los valores más cíclicos se veían contrarrestados por las subidas de los defensivos. Así, en verde terminó el PSI-20 de Lisboa, que se anotó un 0,25%, mientras que el Dax alemán se anotó un 0,13%. En rojo, tras el Ibex-35 se colocó el Ftse Mib de Milán, que perdió un 0,52%. El Ftse 100 británico, mientras, se dejó un 0,22% y el Cac 40 francés terminó el día prácticamente en tablas. 

Al indicador doméstico le volvió a castigar la evolución de la banca, con el Popular retrocediendo otro 4,37%, para marcar otro mínimo en los 0,634 euros. Y eso que comenzaba la jornada al alza, marcando máximos del día en los 0,70 euros, ante rumores de una posible compra, pero a partir de las doce de la mañana entró en unas imparables pérdidas. En lo que llevamos de año, los títulos de la entidad son los peores, con un descenso del 30%. Además de él, sólo Técnicas Reunidas está en rojo, con una caída que no llega al 2%. Sólo en lo que llevamos de semana, el banco que ahora preside Emilio Saracho se deja un 22%. 

El resto del sector también cerró a la baja. Bankia se dejó un 2,10%, mientras que CaixaBank perdió casi un 2%, y Sabadell, Santander y BBVA perdieron más de un punto porcentual.

Entre los peores, se colaron las dos acereras: ArcelorMittal fue el peor valor del día, con un recorte del 4,60%, mientras que Acerinox perdió un 2,89%. 

Telefónica, Inditex y Repsol también contribuyeron con sus descensos a los del Ibex-35. 

En verde, el valor más rentable fue Indra, con una subida del 3,03%. Después se colocaron Enagás, Grifols y Endesa, con ganancias de más de un punto porcentual. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Abengoa 'B' fue el más rentable, con una subida del 6,67%. Después se colocó Codere, con un avance del 6%. En rojo, Urbas fue el peor, al retroceder un 10,53%, seguido de Ercrós, que perdió un 7,07%. Estos dos fueron los únicos valores que cayeron más que ArcelorMittal. 

Malos síntomas en los mercados

En términos generales, fue una sesión floja. Ello, porque Wall Street comenzaba la jornada con pérdidas de entre un 0,2% y un 0,3%. Además, los indicadores que miden la "salud" del mercado siguieron sin ser buenos: el Vix, que mide la volatilidad del S&P 500 volvía a subir por cuarta sesión consecutiva. Mientras tanto, en el mercado de deuda, las rentabilidades de los bonos más seguros se movían a la baja, con la rentabilidad del bono americano a diez años retrocedía hasta el 2,28% desde el 2,30% de la jornada anterior, y la del título alemán caía por debajo del 0,20%. 

En el resto del mercado de deuda, comportamiento dispar. La buena noticia la protagonizaba Francia: la rentabilidad de su bono a diez años retrocedía desde el 0,95% hasta el 0,91%. Pero los intereses subían tanto en Italia como en España. Por tanto, a excepción de lo que ocurría en Francia, se podría decir que los inversores optaban por los títulos refugio en renta fija, mientras que deshacían posiciones en los de la periferia

Síntoma también de la cierta inquietud existente entre los inversores el hecho de que el precio del oro, el refugio por excelencia, también registrara una ligera subida, hasta los 1.275 dólares la onza, un nuevo máximo desde el mes de noviembre. 

Siguiendo con las materias primas, veíamos al cierre de la sesión cómo el barril de Brent, de referencia en Europa, retrocedía un 0,12%, hasta los 56,16 dólares. Es su primera caída tras siete sesiones consecutivas de ascensos. En cambio, el barril de West Texas continuaba al alza, con su subida del 0,43%, hasta los 53,63 dólares. Ello, debido a rumores que apuntan a que la OPEP y sus aliados podrían decidir una extensión de los recortes en la producción decididos el pasado mes de noviembre. El petróleo fue la excepción en un contexto de activos cíclicos a la baja y defensivos al alza. 

Los inversores tienen la sensación de que los mercados globales están entrando en un periodo clave, con el arranque de la presentación de resultados empresariales del primer trimestre, el incremento de las tensiones geopolíticas con Siria, Corea del Norte y las elecciones francesas, mientras que en Estados Unidos aún no se tienen noticias de los planes fiscales expansivos que Donald Trump había prometido en campaña, de los que puede depender el ritmo que imprima la Reserva Federal norteamericana al proceso de normalización monetaria. De todas maneras, hay firmar muy optimistas. Por ejemplo, JP Morgan: su director de inversiones en renta fija, Nick Gartside, afirma que el mayor riesgo este año es subestimar las expectativas de crecimiento de Europa y de Estados Unidos.  

En el mercado de divisas, el tipo de cambio entre el euro y el dólar estuvo oscilando todo el día en torno al nivel de 1,06 unidades. 

publicidad
publicidad