16 de Octubre, 17:33 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

CEDE UN 0,08% Y CIERRA EN LOS 9.379,10 PUNTOS

El 'efecto Draghi' fue fugaz y el Ibex-35 dio otro pequeño paso atrás

El selectivo español comenzaba la sesión en verde, pero las subidas sólo duraron minutos. A partir de las nueve y media de la mañana, el indicador se vino abajo y tocó mínimos del día poco antes de las once de la mañana y poco por encima de los 9.320 puntos. A partir de ahí, intentó recuperar posiciones, lo que sólo culminó a eso de las dos y media de la tarde, coincidiendo con la rueda de prensa del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, posterior a la primera reunión ordinaria de política monetaria del año. Mario Draghi disipó ciertos temores respecto a la evolución de la inflación en Europa. No cree que el repunte que ha registrado en el último mes sea sostenible, por lo que también disipó la posibilidad de un recorte de los estímulos monetarios antes del final de este año o una subida de los tipos de interés antes de lo previsto, tal y como había advertido el instituto Ifo después de conocerse el IPC alemán. De acuerdo con Luke Bartholomew, gestor de renta fija en Aberdeen Asset Management, el Bundesbank va a dejar muy claras a Mario Draghi sus preocupaciones sobre el repunte de la inflación y los inversores van a empezar pronto a hacer más preguntas sobre cómo se va a reducir el programa de flexibilización cuantitativa en 2018. "No siempre el BCE ha sido muy proactivo adelantándose a los problemas. Incluso ahora Draghi quiere evitar la mera mención del tapering a toda costa. A medida que aumenten las tensiones sobre la inflación, veremos de nuevo a Mario Draghi lidiando entre las fuerzas en competencia dentro del Consejo de Gobierno, a lo que ya nos hemos acostumbrado", comenta Bartholomew.

Quizás por todo ello el rebote fue demasiado frágil y el selectivo español no pudo aguantarlo hasta el final del día. Al cierre de la sesión, el índice cedía un 0,08%, para dar un último cambio en los 9.379,10 puntos. El Ibex-35 acumula cuatro sesiones consecutivas de descensos, aunque los de las tres últimas hayan sido minúsculos, del entorno del 0,10%. 

La mayoría de los índices europeos terminaron en rojo, con la sola excepción del Ftse Mib de Milán, que ganó un 0,69%. Los peores de todos fueron el PSI-20 de Lisboa y el Ftse 100 británico, que perdieron algo más de medio punto porcentual. El comportamiento del Ftse 100 británico quizás se debiera al nuevo repunte de la libra esterlina. El Cac 40 francés, por su parte, se dejó un 0,25%. Prácticamente plano terminó el Dax alemán. 

Mientras tanto, en Wall Street, los indicadores también se inclinaban por los descensos ligeros del entorno del 0,15%. Ello, posiblemente, por los nervios previos a la toma de posesión de Donald Trump mañana mismo. 

Grifols, el mejor; Mapfre, el que más cayó

Grifols fue el mejor valor del Ibex-35, con una subida del 3,83%. Después se colocó Meliá Hotels, con una subida del 3,69%. A continuación, tres bancos, Sabadell, Popular y CaixaBank, los tres con ganancias de más de un 2%. Después, Dia, con un avance del 1,70%. Bankia, Acciona, IAG, Santander y Acerinox completaron la lista de valores en verde. En definitiva, si el selectivo español no perdió más en la jornada fue por el buen comportamiento relativo de la banca. 

En negativo, Mapfre fue el peor, con un descenso del 2,07%. Después se colocó Enagás, con un retroceso del 1,75%. ArcelorMittal, Merlin Properties, Ferrovial, Gamesa, Mediaset y Cellnex se dejaron más de un punto porcentual. 

Entre los grandes valores, Iberdrola fue el peor, con una caída del 0,78%, seguido de Telefónica, que se dejó un 0,63%. Inditex, por su parte, se dejó un 0,40%. Entre los "blue chips", también terminaron en rojo BBVA y Repsol. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Service Point fue el valor que más ganó, con una subida del 4,84%, seguido de Quabit y Coca-Cola European Partners, que también avanzaron más de un 4%. En rojo el peor fue GAM, con un descenso del 6,25%. Duro Felguera y Natra se dejaron más de un 3%. 

El euro, a la baja, pero poco

En el mercado de divisas, el euro reaccionó también al discurso de Draghi perdiendo posiciones respecto al billete verde. La moneda única comunitaria, que se cambiaba por cerca de 1,0680 unidades antes de la comparecencia de Mario Draghi, cayó hasta niveles que rondaban la cota de 1,06 dólares, aunque esta cota funcionó como soporte para el euro, puesto que remontó levemente desde ahí.

Aunque el billete verde no ganaba demasiado respecto a la divisa comunitaria, frente al conjunto de divisas, avanzaba un 0,4%. 

En el mercado de deuda, la comparecencia de Mario Draghi no ayudó a que los tipos de los bonos se dieran la vuelta. Así, el rendimiento de los títulos españoles a diez años se acercaba al 1,50%, mientras que el de los alemanes trataba de aproximarse al 0,40%, mientras que el interés de los bonos estadounidenses a diez años rondaba el 2,50%.

Precisamente, de Estados Unidos procedía el tirón alcista de las rentabilidades de la deuda. Ello, debido a que la Reserva Federal norteamericana, en la jornada de ayer, apuntó la posibilidad de varias subidas de los tipos de interés hasta el año 2019, con lo que el mercado intuyó que habrá más endurecimientos monetarios de los que en principio descuenta. 

Ésa es una noticia del miércoles por la noche. El jueves tuvimos más referencias de la primera economía del mundo, como las viviendas nuevas, que crecieron más de lo esperado, o el paro semanal, que fue mejor de lo esperado por los analistas. 

En el mercado de materias primas, el oro encadenó una segunda sesión consecutiva de descensos, pero se mantuvo por encima de los 1.200 dólares la onza. 

El barril de Brent, de referencia en Europa, avanzaba un punto porcentual, hasta los 54,44 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, ganaba un 0,86%, hasta los 51,52 dólares.

publicidad
publicidad