20 de Enero, 20:58 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

EL SELECTIVO TERMINA EL DÍA EN LOS 8.663 PUNTOS

Cierre plano en el Ibex tras tentar los 8.800

Jornada de ida y vuelta en el selectivo español. El indicador comenzó la jornada con caídas, para llegar a perder la cota de los 8.600 puntos. A las diez y media de la mañana entraba en números verdes y fue escalando poco a poco hasta acercarse a los 8.800 puntos en su punto más alto que marcó a las dos de la tarde. A partir de ahí se fue viniendo abajo, para dar un último plano en los 8.663 puntos. 

Dia encabezó los ascensos, con una subida del 6,34%, tras presentar sus resultados del primer trimestre. A continuación, Telefónica, con una subida del 2,22%, después de que hayan aparecido Apax Partners, CVC y KKR como posibles interesados en comprar O2 después de que Bruselas haya vetado su venta al grupo asiático Hutchinson. En tercer lugar se colocó Repsol, con una revalorización del 1,47%, mientras que Enagás completó la lista de valores en verde. Entre los grandes, también Iberdrola se colocó entre los mejores, con una revalorización del 0,55%. Estas compañías fueron las que marcaron la diferencia en el selectivo español. 

En negativo, el peor fue ArcelorMittal, con un descenso del 5,08%. A continuación, Bankinter, ACS, Grifols, Abertis, Acerinox, OHL, Indra y Bankia, con pérdidas de más de un punto porcentual. Entre los grandes, el peor fue Inditex, con un descenso del 0,64%. BBVA, por su parte, retrocedió un 0,58%. Santander también terminó a la baja: perdió un 0,27%. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Urbas encabezó los ascensos, con una revalorización del 8,33%. A continuación se colocaron San José y Ezentis, que se anotaron algo más de un 7%. Fueron los únicos valores que ganaron en rentabilidad a Dia. En rojo, los peores fueron Abengoa 'B' y Abengoa 'A', que se dejaron más de un 7% cada uno. Fueron, en su caso, los dos únicos valores que cayeron más que ArcelorMittal. 

Otros índices europeos lo hicieron mucho peor que el español. Así, el Dax alemán sufrió un recorte del 1,13%, pese al potente rebote que registraron RWE y E.On, mientras que el Ftse 100 británico perdió un 0,95%. El Cac 40 francés, por su parte, se dejó algo más de medio punto porcentual, mientras que el Ftse Mib de Milán se dejó un 0,26%. Mejor que el Ibex-35, únicamente el PSI-20 de Lisboa, que se anotó un 0,38%. 

Brasil, EE.UU. y Europa

Quizás Brasil fue un apoyo para los activos españoles, dado que finalmente una votación en el Senado brasileño provocó la expulsión del poder de la presidenta Dilma Rousseff, acusada de burlar ciertas normas presupuestarias. El vicepresidente, Michel Temer, líder del PMDB, sumirá la jefatura del Estado. Y para los mercados, el nuevo ejecutivo estará en mejor situación para tomar medidas y realizar reformas que ayuden a que el país salga de su peor recesión en un siglo. Los mercados ahora parecen tener más confianza en que el nuevo gobierno interino de Temer pueda arreglar la economía. De todas maneras, el Bovespa, al cierre de los mercados europeos también estaba en negativo y caía cerca de medio punto porcentual. 

Wall Street fue un inconveniente para Europa, debido a que se volvió a publicar un mal dato de empleo en Estados Unidos: las peticiones iniciales de subsidio por desempleo subieron más de lo esperado por los analistas, al pasar desde las 274.000 de la semana anterior a las 294.000, cuando se preveía que bajaran hasta las 270.000. Este deterioro acompaña a otro mal informe de empleo del mes de abril que se publicó el pasado viernes, así como a débiles indicadores de consumo tanto macro como a través de las empresas que se dedican a las ventas minoristas. Además, las caídas en la Bolsa de Nueva York también se debían a los descensos que sufría Apple después de que se publicara un informe sobre la reducción de los pedidos de chips para la fabricación de iPhones, lo que contagió a los fabricantes de semiconductores, que también se movían a la baja. 

El mal dato en Estados Unidos se unió al mal indicador que se conoció en Europa: la producción industrial decepcionó. También en el Viejo Continente tuvimos como referencia al Banco de Inglaterra, que celebraba ayer su reunión ordinaria de política monetaria. El gobernador, Mark Carney, afirmó que el abandono de la Unión Europea le ocasionará al Reino Unido una nueva recesión y que una respuesta de política monetaria tardará en tener efecto. Se trata del aviso más potente de la autoridad monetaria ante el referéndum del próximo 23 de junio. En su opinión, el Brexit implica que la incertidumbre crece hasta su nivel más alto desde la crisis de la deuda europea. De esta manera, el comité de política monetaria redujo sus previsiones de crecimiento. 

Nueva bajada del precio del crudo

En el mercado de materias primas, tras las fuertes subidas del martes y del miércoles, el barril de Brent, de referencia en Europa, retrocedía un 1,34% al cierre, hasta los 46,96 dólares. El de West Texas, en cambio, sí subía: avanzaba un 0,71%, hasta los 46,56 dólares. 

En el mercado de divisas, el euro cayó con respecto al dólar, hasta terminar el día en 1,1390 unidades, desde niveles en el entorno de 1,1425 unidades en que había terminado la sesión anterior.

En el mercado de deuda, la rentabilidad del bono español a diez años subió desde el 1,60% hasta el 1,63%. La del bono alemán a diez años, desde el 0,12% hasta el 0,15%. La prima de riesgo de la deuda española se mantuvo en el entorno de los 148 puntos básicos. 

publicidad
publicidad