Vocento 15 años 23 de Octubre, 11:40 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

zona de trading

Eurostoxx 50: ¿Arriba o abajo?

Finanzas.com

Las bolsas europeas han tenido un arranque de año convulso, volátil y muy negativo. Gabriela Orille y Luis Lorenzo analizan las perspectivas técnicas del EuroStoxx 50.

Gabriela Orille  (Andbank)

"La tranquilidad vendría si es capaz de cerrar por encima de los 2.910 puntos"

La situación actual de los mercados es compleja, no lo podemos negar, en un entorno donde las políticas monetarias parecen no ser la solución. Un momento en el que la falta de confianza en los bancos centrales se refleja cada día que pasa, con un sector bancario que pierde más del 25 por ciento en lo que llevamos de año, con sus CDS (seguros contra impagos de la deuda) in crescendo y con dudas sobre sus posiciones de derivados. A lo que añadimos el precio del petróleo y la falta de los llamados «shock absorvers» o absorbentes de «shocks». 

Todo ello conlleva aumento en la volatilidad por encima de medias que traen movimientos fuertes en mercados, en todos. 

Si analizamos el gráfico del EuroStoxx 50 centrándonos en los últimos años, podríamos hablar de fallo al no tocar los 3.889 puntos. A partir de ese momento, comienza a introducirse dentro de una cuña que dura casi la mitad del 2015 (líneas rojas), acelerando tras la pérdida de la directriz alcista/canal (líneas azules). Gracias a este canal obtendremos dos objetivos de caída que posteriormente trataremos.

Directriz bajista

En el transcurso del último trimestre de 2015 y en el inicio de este 2016, el EuroStoxx 50 ha tratado de recuperar terreno, pero cualquier intento de ascenso se veía frenado por la directriz bajista, señalada con la línea blanca.

Los objetivos de caída marcados por las flechas azules nos llevan a dos zonas 2.910/2.750 (líneas verdes horizontales); justo sobre esta última nos situamos en el día en que se escribe este artículo y se detectan divergencias alcistas que motivarían un ascenso. Como bien saben, el problema de las divergencias es que no suelen ser inmediatas.

La tranquilidad vendría si es capaz de realizar cierres por encima de esos 2.910 puntos antes comentados, que a su vez coincidirían con la directriz bajista blanca antes citada.

En el caso de continuar las caídas, pensaríamos en una zona de vital importancia que, dada la volatilidad actual (VDAX en 28, cuando su media de 5 años es 19), podría ser incluso tocada por pura dilatación al ir a buscar ese segundo objetivo.Hablamos de 2.709 puntos, el 61,8 por ciento de Fibonacci (zona clave por excelencia para cualquier técnico). Así que si continúan los descensos, la siguiente zona de relevancia en el corto plazo sería la situada 100 puntos más abajo en los 2.610/2.580, que es la zona de control de los años 2012/2013; por tanto, volveríamos a los inicios de este movimiento alcista que se inició hace cuatro años.

Luis Lorenzo (DifBroker)

"Somos un poco optimistas y esperamos que lleguen los revulsivos para el rebote"

Nos encontramos en una situación de los mercados atípica por el momento en el que se están produciendo las caídas, que ya empezaron en diciembre y han continuado en enero, dos meses donde no es habitual ver estos escenarios tan negativos, si no más bien todo lo contrario. Los apoyos de los bancos centrales parece que ya no son suficientes y necesitaremos más estímulos para tranquilizar los mercados. 

Desde el punto de vista técnico, el EuroStoxx 50 retrocedió esta semana hasta los mínimos del 2014 (2.780) y creemos que podría encontrar suelo de corto plazo entre estos niveles y los 2.710 (mínimo de agosto del 2013); dichos niveles son lo suficientemente relevantes como para pensar en un rebote desde esta zona, al menos para probar y tantear de nuevo la zona de 3.000, que durante dos años ha servido de soporte en el índice. 

Si analizamos el índice en semanal, vemos cómo se acerca a niveles de sobreventa, a la vez que al soporte indicado anteriormente (2.710), que también supone el retroceso del 61,80 por ciento de toda la subida del índice desde mínimos del 2012

Por otro lado, tenemos los argumentos que han estado detrás del mercado durante todos estos años: los bancos centrales; en nuestro caso todavía tenemos el BCE con potentes medidas expansivas que podrían ser aumentadas en las próximas semanas. Se habla también de más apoyo por parte de la FED, y estamos viendo como Japón o China siguen la misma línea. ¿Esta es la solución? Seguro que no, pero desde el punto de vista del mercado parece que así ha sido. Del lado americano estamos en año electoral y a priori parece que no sería lógico un descarrilamiento de los mercados; las fuertes caídas restarían votos y un control de los mismos parecería lógico; se empieza a hablar de más distanciamiento en la subida de tipos e incluso un nuevo QE, una locura.

Por último, la negatividad está en niveles máximos, las noticias de cabecera en los medios generalistas hacen ya referencia a las caídas de los mercados y las volatilidades están cerca de niveles de agosto.

Todos estos argumentos nos hacen ser un poco optimistas para las próximas semanas, pensando en que estemos cerca del peor escenario de los próximos meses, y lleguen los revulsivos necesarios para que el mercado pueda rebotar. Siempre hay un punto de equilibrio, ni la situación estaba tan bien en 3.800 puntos, ni está tan mal un 30 por ciento por debajo en los 2.750 puntos. Precisamente en este exceso de negatividad y ventas es donde tenemos que analizar nuestro alrededor para ser más fríos que nunca en la toma de nuestras decisiones. Creemos que se trata de una corrección lógica tras cinco años de alzas y sí creemos que se podría tomar riesgo en estos entornos, al menos en modo de rebote.

publicidad
publicidad
publicidad