Vocento 15 años 24 de Octubre, 11:18 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

análisis técnico

Aguantan los soportes pero seguimos sin catalizadores para los rebotes

Volatilidad en dosis elevadas con las zonas de soporte testándose en Europa en tanto que en EE.UU. se mantiene de forma más clara por encima de los mismos. China no ha dado ningún disgusto durante la semana y con el crudo surgen rumores de posibles reuniones que han logrado por el momento que se mantenga por encima del punto crítico de los 30,00$. Los peores datos que los previstos en la economía americana han alejado de nuevo la percepción de la continuidad de las subidas y ello ha provocado un debilitamiento del dólar bastante significativo pues ha superado su zona de resistencia del rango menor vigente en las últimas semanas.

Esta bajada a testear los mínimos en las plazas europeas puede dar lugar a una formación de doble suelo secundaria que si tendría más sustento técnico para poner fin al proceso correctivo desde los máximos del pasado ejercicio que una formación simple con patrón de agotamiento. Pero ahora sí que será importante ver donde se validan estos rebotes y si realmente pueden superar los niveles de las líneas claviculares de las formaciones, teniendo en cuenta, además, que quedarán otras zonas de resistencia significativas a superar para recuperar escenarios laterales.

El dólar han sufrido una depreciación significativa en las últimas jornadas a raíz de la publicación de cifras macroeconómicas que los inversores se toman como una posible relajación para la subida de tipos para la FED. Así el dólar salía del rango estrecho de las últimas semanas y se ha ido a marcar nuevos máximos anuales para el euro. La superación de la zona de los 1,1050 activa la banda superior de resistencia en los 1,1500-1,1600 que es importante porque es la zona de techo del rango mayor y que podría implicar con su superación la formación de un patrón de suelo para la divisa americanas y una vuelta a un nuevo escenario de depreciación que tendría como objetivo niveles superiores a los 1,2000.

Ahora el nivel de los 1,1050 pasa a convertirse como primer soporte antes de la zona de baja del rango entre los 1,0800-1,0700. Se reducen las probabilidades de nuevo de perder estos niveles de soporte y atacar la base del rango de los mínimos del pasado ejercicio en torno a los 1,0500 que son los que activaban la continuidad el escenario de apreciación y que apuntaban como posible objetivo la paridad.

El Dow Jones ha tenido retrocesos sin poder llegar a consolidarse por encima de los 16.500-16.600 puntos que serán la claves para avanzar. Este retroceso se ha quedado por encima de los 16.000 puntos con patrón de agotamiento diario por encima de esa zona. Y por ahora mantiene al vigencia de la zona de soporte de los mínimos del pasado año y de este como nivel calve a no perder para no entrar en un escenario correctivo. Esta opción sigue sin poder descartarse pero ha visto reducidas sus probabilidades técnicas.

En este nuevo rebote desde los 16.000 puntos es importante la superación de la zona de los 16.500-16.600 puntos de forma consistente ya que validaría el rebote desde la zona de mínimos y pondría el siguiente objetivo en la zona importante de confluencia de resistencias sobre los 17.000-17.200 puntos. Después de esta referencia la que también puede confluir en breve la media móvil de 200 sesiones que sigue con pendiente negativa nos colocamos con sesgo positivo dentro del escenario lateral para buscar la zona de objetivo de techo del mismo entre los 17.800-18.000 puntos. Superar por encima esta zona atacando los máximos del pasado ejercicio sobre los 18.300 puntos activa de nuevo el escenario de avances a medio plazo.

El escenario negativo se activa perdiendo la zona de los 15.500 puntos y nos marca correcciones que nos pueden llevar hasta los 14.000-13.500 puntos con algunas referencia de soporte intermedias.

El Ibex35 ha seguido presionado por la evolución del sector bancario y se ha vuelto ver como se ponía en peligro la referencia de los 8.200 puntos. En una situación delicada tras el fallido rebote que no lograba pasar de los 8.800 puntos y situándose por debajo de la línea clavicular sin siguiera llegar a definir el "pullback" de la formación de vuelta que aún sigue vigente.

El que se haya mantenido por el momento en cierre semanal a falta de confirmación de hoy esta zona como soporte da la opción a que el patrón de vuelta para poner fin al retroceso se convierta en una patrón de doble suelo, secundario por el momento. La línea clavicular con la que confirmar el mismo y poder pensar el algo más que un rebote está situada sobre los 8.800 puntos pero después le quedara la dificultad de colocarse verdaderamente por encima de la línea clavicular el patrón de vuelta mayor en el rango entre los 9.000-9.250 puntos. Sin lograr supera esta zona de forma consistente y supere los 9.500 puntos mantiene el riesgo y el objetivo de completar la figura que sigue teniendo como la zona de los 7.500 como destino final. Así que estaremos en las próximas semanas en una verdadera prueba desde la visión técnica para determinar el posible movimiento para el resto del ejercicio. Por ahora se tiene el apoyo, pero también es frágil de los que acontece en el resto de índices.

Para pensar en un escenario positivo de recuperación del lateral y pasar a tener un sesgo positivo en el mismo se han de superar los 10.000-10.250 puntos y situarse después con cierres semanales por encima de los 10.600 puntos para anular el patrón y buscar estas opciones. Por encima de los 11.250 puntos y los 11.600 puntos antes de poder volver a tener opciones de entrar en escenario de avance que por el momento tiene la menor probabilidad asignada, y que se activarían superando los máximos del aspado año y con proyecciones de objetivos a los 12.500 puntos.

publicidad
publicidad
publicidad