Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

LA FED DECIDE ESTA TARDE

¿La Bolsa baja cuando suben los tipos? No está tan claro

Desde el año 1990, los procesos de subidas del precio del dinero han coincidido con ciclos alcistas de bolsa

Por fin esta tarde a las ocho (hora española) conoceremos la decisión de la Reserva Federal norteamericana sobre los tipos de interés. Quizás los suba y se despeje la incógnita respecto a cuándo comenzará el proceso de endurecimiento monetario, aunque la incertidumbre, en ese caso, pasará a centrarse en el ritmo con el que la Fed continuará con las subidas del precio del dinero. Pero también es posible que no endurezca las condiciones monetarias para no elevar la volatilidad financiera ahora que China y los emergentes están tan débiles y, en ese caso, las dudas durarán hasta la próxima cita con comparecencia de la presidenta de la institución, es decir, hasta diciembre. 

Los inversores están preocupados. El S&P 500 lleva corrigiendo desde mayo. En parte, por las caídas sufridas por el mercado chino, pero también por el miedo existente a que la Fed comience a encarecer el precio del dinero. Pero, ¿hay razones para tal inquietud?, ¿qué dice la historia respecto a la correlación entre tipos de interés y bolsa?, ¿a inicios en el endurecimiento de la política monetaria siguen siempre procesos de caídas bursátiles?

La correlación no está muy clara. Sí es cierto que los tipos de interés prácticamente en el 0% desde diciembre de 2008 han hecho posible que el S&P 500 se haya casi multiplicado por tres, desde los poco más de 676 puntos en que marcó mínimos el 9 de marzo de 2009 hasta los prácticamente 2.000 puntos que ronda en estos momentos. 

Pero también es cierto que la secuencia de descensos que llevó al S&P 500 hasta esos 676 puntos desde los 1.565 puntos en que marcaba máximos en octubre de 2007 coincidió con un periodo de reducciones en el precio oficial del dinero desde el 5,25% en que permaneció desde mediados de 2006 hasta el verano de 2007, cuando el precio del dinero comenzó a bajar.

Previamente, el ciclo bursátil alcista anterior coincidió, con matices, con un ciclo alcista en el precio del dinero. Entre octubre de 2002 y octubre de 2007, el indicador americano pasó de los 775 puntos hasta los 1.565 puntos. Las subidas bursátiles comenzaron con el último tramo de una secuencia de bajadas de los tipos de interés desde el 1,75% hasta el 1%. Pero los avances en la Bolsa no se frenaron porque la Reserva Federal comenzara a subir el precio del dinero desde ese 1% hasta el 5,25%. De hecho, las subidas se aceleraron cuando la Fed se atrevió a seguir endureciendo las condiciones monetarias por la solidez que mostraba la economía. 

Por el contrario, las bajadas de los tipos de interés desde el 6,5% hasta el 1,75% entre octubre del año 2000 y diciembre de 2001 coincidieron con una corrección del S&P entre los prácticamente 1.500 puntos hasta 775. 

Que las bajadas de los tipos de interés tengan lugar cuando se están produciendo caídas en las Bolsas obedece a que la Fed toma esa decisión de reducir el precio del dinero como reacción al inicio o al desarrollo de una crisis económica. La política monetaria es un instrumento anti-crisis. En 2008, la institución redujo el precio del dinero (y puso en marcha programas de alivio cuantitativo, además) para poner coto al desastre originado por las hipotecas "subprime"; y a principios de la década pasada puso en marcha políticas similares para animar la economía tras la crisis de las "puntocom" y el impacto del 11-S. El banco central americano, en cambio, en general, comienza a subir los tipos cuando la economía se ha recuperado y está lo suficientemente fuerte. Por eso, pese al endurecimiento de las condiciones de financiación, la Bolsa continúa subiendo cuando sube el precio del dinero. 

El periodo previo que aparece recogido en el gráfico sobre estas líneas no sigue ninguna correlación. En el año 1990, los tipos de interés superaban el 8%. Desde ese punto, entre 1990 y hasta 1992, el precio del dinero se reduce hasta situarse por debajo del 3%. El S&P 500 no deja de subir. Pero tampoco frena su escalada, sino que se acentúa tanto cuando el precio del dinero permanece estable en el 2,75% entre septiembre de 1992 y enero de 1994, como cuando comienza las subidas de tipos hasta situarse en el 6% en 1995. También el S&P 500 sigue al alza cuando se reduce ligeramente el precio del dinero hasta el 4,75% y cuando vuelven a subir los tipos de interés entre 1999 y el año 2000 hasta superar de nuevo el 6%. 

publicidad
publicidad