Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

CRÓNICA DE CIERRE

¿Acuerdo de última hora? El Ibex-35 no se fía y cierra a la baja

El Ibex-35 pierde un 0,78% en la sesión y da un último cambio en los 10.769,5 puntos

El de hoy era un día clave para Grecia, porque tenía que devolverle al FMI 1.600 millones de euros y porque se quedaba sin programa de rescate. Dos excusas que podía utilizar el Banco Central Europeo para desconectar del todo a la banca griega. Las declaraciones no cesaron a lo largo de todo el día, insistiendo en la idea de que hasta medianoche había tiempo de avanzar algún acuerdo. En un movimiento de última hora, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, solicitó al fondo de rescate europeo ayuda para cubrir los vencimientos de deuda de los dos próximos años, es decir, un tercer rescate que contemplara la reestructuración de la deuda y dejara al margen al Fondo Monetario Internacional. También le solicitó al ESM que prolongara el actual programa durante un pequeño periodo de tiempo para evitar que al país se le considerara en quiebra técnica. La propuesta se analizaría por parte de un Eurogrupo convocado de urgencia y por vía telefónica que tendría lugar a partir de las siete de la tarde. De aprobarse, Grecia lograría el suficiente oxígeno como para esquivar el impago que daría con sus huesos, muy probablemente, fuera del euro. 

De ser aceptada la inciativa por parte de los socios comunitarios, de haber acuerdo, no es seguro que el referéndum se suspendiera. El ministro griego de Finanzas, Yanis Varoufakis, afirmó el sábado que si hubiera un buen arreglo, la posición del Gobierno cambiaría y en lugar de pedir el "no", pasaría a pedir el "sí". Un buen acuerdo entre Grecia y la Unión Europea ratificado por el pueblo sería lo ideal, tendría el triple de legitimidad. 

Hablando del referéndum, la canciller alemana Angela Merkel se apresuró a decir que no se discutirá un nuevo rescate hasta que se tenga el resultado de la consulta. ¿Una nueva presión al pueblo griego para que, si vota lo que debe, pueda tener el premio de un nuevo plan de ayuda? Cualquier esperanza en un posible acuerdo de última hora se diluyó con esas declaraciones de Merkel. Y el Eurogrupo perdía, también, todo interés. O casi todo. 

¿Qué ocurrió en los mercados? En el Ibex-35 vimos bastante volatilidad. El selectivo español comenzó la jornada en negativo, para marcar mínimos del día pasadas las diez y media de la mañana por debajo de los 10.725 puntos. A partir de ahí, remontó, para mantenerse ligeramente en positivo (sus máximos intradiarios los marcó en el entorno de los 10.950 puntos, con los que chocó tres o cuatro veces), para volver a desinflarse a partir de las tres y media de la tarde. Entró otra vez en números rojos. Intentó retomar las subidas a la vista de la convocatoria del Eurogrupo pero, en un último requiebro se metió en números rojos de nuevo para cerrar la sesión muy cerca de sus mínimos, en los 10.769,5 puntos, lo que supone un recorte del 0,78%. Ese último tirón a la baja, que tuvo lugar en los cinco últimos minutos de la sesión, pudo tener que ver con las declaraciones de Merkel, que robaban cualquier esperanza. 

En negativo cerraron el resto de índices del Viejo Continente. Aunque durante gran parte de la sesión el peor índice fue el Ftse 100 debido al buen dato de PIB del primer trimestre que puede adelantar próximas subidas de tipos de interés, al cierre, el peor era el Cac 40 francés, con su descenso del 1,63%. Después se colocó el Dax alemán, con una caída del 1,25%. En tercer lugar, el Ibex-35 y el Ftse Mib de Milán. Este último retrocedió cerca de medio punto porcentual. En verde, únicamente el PSI-20 de Lisboa, que se anotó un 0,39%. 

UN MES DE JUNIO A LA BAJA EN EUROPA

Con esta última sesión, se cierra un mes de junio a la baja. en todos los mercados occidentales. El selectivo español termina con un descenso del 4%, mientras que el Dax alemán y el Cac 40 francés retroceden en las cuatro últimas semanas un 4,11% y un 4,35%. El Ftse Mib de Milán, en el periodo se ha dejado un 4,40%. Superior fue el descensos en el Ftse 100 británico, con una caída del 6,64%. 

En el trimestre, también números rojos. Y los más abultados correspondieron al Dax alemán, que se desinfló un 8,5%, mientras que el Ibex-35 se dejó un 6,5%. Algo mejor le fue el Ftse Mib de Milán, que se dejó un 3%. 

En el semestre, el resultado es bastante mejor. El Ibex-35 gana un 4,77%, mientras que el Ftse Mib de Milán gana todavía un 18% en el año. El Dax alemán y el Cac 40 francés, por su parte, se anotan entre un 11% y un 12%. El peor, el Ftse 100 británico, que termina el primer semestre prácticamente plano. 

LOS VALORES DEL IBEX, EN EL DÍA Y EN EL AÑO

En el selectivo español, ayer el mejor valor fue Sacyr, que ganó un 1,40%, seguido de Aena, Gamesa y Bankia, que también se anotaron más de un 1%. A continuación, pocos valores más en positivo: FCC, Grifols, IAG, Técnicas Reunidas y Bankinter. 

En negativo, ArcelorMittal fue el peor, con un recorte del 3,06%. Después, OHL y Acerinox, que perdieron más de un 2%. Más de un punto porcentual retrocedieron algunos de los grandes, como Telefónica e Iberdrola, además de compañías como Enagás, Endesa o Gas Natural. 

En el semestre, Gamesa encabeza las ganancias, con una revalorización del 87%, seguido de Aena, que gana un 61%. En tercer lugar, Abengoa, con un avance del 54%. En rojo, los peores, FCC y OHL, con pérdidas de un 22% y un 17%, respectivamente, mientras que el Santander se deja un 10,5% desde principios de año. 

EL MERCADO DE DEUDA FRENA SU MEJORA

En el mercado de deuda, bajadas de las rentabilidades de los bonos de la periferia. El rendimiento de los bonos españoles a diez años bajó desde el 2,37% hasta el 2,30%, mientras que el de los bonos italianos a ese mismo plazo se redujo desde el 2,41% hasta el 2,34%. Mientras, tanto, se mantenían prácticamente estables las rentabilidades de los títulos "core". En particular, el interés del bono alemán a diez años bajó apenas desde el 0,78% hasta el 0,77%. 

Con ello, bajaron las primas de riesgo. La de España, se estrechó desde los 159 hasta los 154 puntos básicos. La de Italia, desde los 163 hasta los 157 puntos básicos. 

Si las Bolsas empeoraron al término de la jornada, lo mismo le sucedió a la deuda. Minutos antes del cierre de la jornada, los tipos de interés de los bonos de la periferia se encontraban más abajo y las primas de riesgo, también. 

En el mercado de divisas, el euro perdió posiciones con respecto al dólar. La moneda comunitaria, al cierre de la sesión europea, perdía un 0,9%, para colocarse en 1,1140 unidades.

publicidad
publicidad