20 de Febrero, 07:04 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

se queda en 11.217 puntos

El Ibex-35 sentencia mayo en la última sesión con su caída del 1,45%

Última sesión del mes de mayo con dos frentes abiertos: Grecia y Estados Unidos. Los dos presionaron a la baja sobre las Bolsas. Respecto a Grecia, el problema es que hay tantas versiones como protagonistas, aunque los inversores prefieren no hacerse ilusiones y toman precauciones. Se ve, por ejemplo, en las cifras de salidas de depósitos acumuladas en los cuatro primeros meses del año en una cifra equivalente al 15% del PIB. La Bolsa helena, en la sesión de ayer, sufrió un descensos del 1,44%, mientras que su deuda se tensionó ligeramente: la rentabilidad del bono a diez años volvió a superar el 11%, mientras que el rendimiento de sus títulos a diez años se acercó un poco más al 23%. 

Respecto a Estados Unidos, conocimos una impactante revisión del PIB del primer trimestre de acuerdo con la cual entre enero y marzo la economía americana se habría contraído un 0,7% en tasa anualizada, frente al crecimiento del 0,2% que había recogido la primera lectura. De todas maneras, resultó ser un mejor dato del previsto, dado que se esperaba una contracción del 0,9%. Decepcionó también el índice manufacturero de Chicago, aunque no el índice de confianza del consumidor que elabora la Universidad de Michigan. De todas maneras, cotizó a la baja en Wall Street, pese a que el combinado de referencias hace pensar que la Reserva Federal lo tendrá difícil para subir los tipos de interés este año. 

Con ello, en la jornada de este viernes, todos los indicadores sufrieron pérdidas destacadas. Las más abultadas, las de Cac 40 francés (-2,54%) y las del Dax alemán (-2,26%), mientras que el Ibex-35 se dejó un 1,45%, para dar un último cambio en los 11.217 puntos. Con esta última sesión, la semana también termina en negativo, con un descenso 2,91% en el caso del Ibex-35.

El mes, en cambio, termina de manera más desigual en Europa: el Ftse Mib de Milán lo acaba con ganancias de un 1,95%, mientras que el Cac 40 y el Dax alemán francés lo terminan prácticamente planos, con un 0,76% y un 0,35%, respectivamente. El Ibex-35, el peor de entre los principales, retrocede un 1,47%.

En el selectivo español, únicamente se ha salvado un valor de los descensos en la última jornada: Abengoa, que cierre plano. 

En negativo, OHL pesó especialmente contra el Ibex-35, con su caída de un 4,66%. Después, Mediaset, IAG y BME, con pérdidas de más de un 3%. Más de un 2% se dejó un buen puñado de valores, como ArcelorMittal, Grifols, FCC, Ferrovial, Indra o Amadeus. Entre los grandes, los que más cayeron fueron Inditex y el Santander, cuyas pérdidas se quedaron a las puertas del 2%. BBVA, Telefónica y Repsol perdieron más de un punto porcentual.

En el mercado de deuda, si en Grecia vimos un tenue tensionamiento, en el resto de mercados, en cambio, vimos caídas de las rentabilidades. Muy pequeñas, como en el caso del bono español: desde el 1,86% hasta el 1,84%, y algo superiores, en el caso del bono alemán: desde el 0,53% hasta el 0,49%. 

En el mercado de divisas, el euro ganó un 0,17% respecto al dólar, para llegar al cierre de la sesión cambiándose por algo menos de 1,10 dólares, aunque llegó a sobrepasar esa barrera coincidiendo con la publicación de la revisión del PIB americano del primer trimestre.

publicidad
publicidad