09 de Diciembre, 23:04 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

MERCADOS

Alemania, Italia y Francia, grandes destinos del dinero en la zona euro

El euro, la evolución económica y los resultados determinarán si estos índices bursátiles seguirán subiendo o si hay que dar por cerrado el año

El deslumbrante comportamiento del Dax alemán, que sube casi un 20% en el año y ha llegado a marcar máximos históricos por encima de los 12.000 puntos, no debe hacer olvidar que hay otros indicadores de la zona euro, especialmente el Ftse Mib de Milán o el Cac 40 francés, que registran subidas muy similares o incluso superior en el caso del PSI-20 de Lisboa. Para Alfonso de Gregorio, de Gesconsult, entre las principales razones de este éxito, se encuentra la política monetaria del BCE, que ha provocado una importante depreciación del euro, ahora interrumpida, pero que podría llevar a la paridad de la moneda única y el dólar, e incluso más allá, algo que viene muy bien a países como Alemania, por el gran componente exportador de su índice, pero no sólo a este país ni por ese único motivo. 

Según De Gregorio, si bien en España el exceso de liquidez debería trasladarse vía créditos a la economía real, en Alemania, el dinero se irá, en gran parte, a la Bolsa, ya que sus empresas no tienen necesidad de financiación. ¿Significa esto que la Bolsa alemana va a continuar subiendo? Hablando globalmente, de toda Europa, no sólo de Alemania, Gilles Guibout, de AXAIM, comenta que sí están justificados unos múltiplos más altos en las cotizaciones. Confía el experto, además, en que ese encarecimiento se corrija gracias a la mejora de los resultados que hará posible la depreciación del euro y la caída del crudo. Yves Maillot, de Natixis AM, comenta que el potencial se ha jugado ya en parte y que es posible una consolidación o una corrección a corto plazo si el euro sigue subiendo (en los últimos días, lo ha hecho desde niveles de 1,05 a 1,10 unidades). Sin embargo, concede Maillot, los flujos de los inversores seguirán ayudando a Europa a medio plazo. Dudas, por tanto, sobre el potencial de los mercados europeos desde estos niveles. 

El Dax: ¿Hasta los 13.000?

Volvemos a Alemania. Christoph Riniker, de Julius Baer, confía en que el Dax siga subiendo. Se apoya en la buena marcha de la economía del país, como acaba de mostrar el Ifo, que mide el clima empresarial. Su evolución está muy correlacionada con la de su renta variable. Así, sitúa el objetivo del Dax en los 13.000 puntos. Hablando de niveles, Roberto Moro, de Apta Negocios, comenta que no hay nada que haga pensar en un recorte, dado que todos sus títulos, o casi, se encuentran en récord, o prácticamente ahí. Quizás, comenta, el único peligro es el amplio consenso alcista existente, pero no hay síntomas negativos, no hay síntomas de vuelta. Eso sí, advierte Moro, hay que vigilar los 11.770 y los 11.360.

Está claro que el euro ha favorecido al mercado alemán, por su gran carácter exportador, pero no hay que olvidar, como explica Anna Stupnytska, de Fidelity, que la mejora del empleo y la de los salarios también favorece a las compañías ligadas al consumo interno. En todo caso, de momento, las empresas con mejor recomendación siguen siendo los fabricantes de automóviles.

Carlos Farrás, de DPM Finanzas, comenta que, si bien fue muy positivo con este mercado el pasado otoño, ahora cree que los precios recogen todo lo que de positivo pueda haber. Eso no significa que no vaya a seguir subiendo, aunque sólo sea por un cuestión de flujos. 

Opciones atractivas en Francia

Julián Coca, responsable de renta variable de MCH IS y asesor del Alinea Global, destaca el componente exportador del Cac, por lo que también la depreciación del dólar ha constituido un impulso para las ventas en el extranjero de LVMH, Cap Gemini o Michelin. Además, otras empresas, señala Coca, se están viendo beneficiadas por su «mix» geográfico ya que tienen negocio exterior, pero al mismo tiempo se ven favorecidas por la recuperación europea, como es el caso de Renault y Peugeot, cuyas valoraciones estaban «deprimidas» y han cerrado el hueco abierto estos últimos años frente a sus comparables. Algunas compañías del índice francés se han visto apoyadas por la búsqueda de rentabilidad por parte de los inversores a partir de los dividendos. De ahí las subidas de Total, Vinci y JC Decaux. 

Coca cree que el potencial es limitado. Ve necesario esperar a la presentación de resultados del primer trimestre, observar el efecto de la divisa y estar atentos a los datos macro. A su juicio, el siguiente movimiento al alza podría venir de la mano de compañías más expuestas a la demanda interna, y que se han quedado retrasadas, como los bancos, así como Renault, Michelin, Carrefour, JC Decaux y Accor. Ann Steele, de Threadneedle, comenta que en el mercado francés hay oportunidades muy atractivas. Señala los casos de L'Oreal y la «teleco» Iliad. 

Italia: ¿otro repunte frustrado?

Las perspectivas del mercado italiano no son tan buenas. Miguel Jiménez, de Renta 4, comenta que lo ha hecho peor que el resto de indicadores en los últimos años. Esto, según Moro, puede implicar, bien que tiene más potencial, bien que los inversores siguen viendo con precaución este mercado. Pero este año pueden estar cambiando las cosas. El Ftse Mib se coloca entre los índices más rentables. Quizás ayuda la mejora económica. Como resalta Diego Franzin, de Pioneer, la confianza del consumidor italiano se encuentra en máximos de los últimos trece años y la balanza comercial ha logrado superávit. Pero es que 2014 también lo comenzó con fuerza, para después terminar el año en tablas. Franzin confía en que el buen comportamiento sea sostenido a lo largo de todo el año. En cuanto a las acciones ganadoras, señala los bancos domésticos de más calidad, además de los títulos más cíclicos. Que China se haya fijado en Pirelli puede ayudar a los inversores a poner de nuevo su foco en Italia.

La duda que hay con Italia (si aguantará todo el año con su buena evolución) es la que existe sobre la Bolsa portuguesa. Ésta gana un 25% este año, tuvo un gran arranque en 2014, pero se vino abajo y en los últimos doce meses pierde un 20%.

publicidad
publicidad