24 de Enero, 15:40 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

análisis de saxo bank

Portugal: ¿el cisne negro de este verano?

Steen Jakobsen

Es más que probable que Portugal, sometida a una gran presión económica derivada de la falta de crecimiento, un sector público abotargado y más de una década de crecimiento cero, vea caer a su gobierno en las próximas 48 horas, a pesar de que su Primer Ministro Pedro Passos Coelho asegure que no va a dimitir.

El gobierno ha fallado todos sus objetivos y ha esperado hasta marzo de este año para tener que admitir que el crecimiento iba a caer el doble de lo esperado. A pesar de lo anterior, tanto el gobierno como la Unión Europea siguen considerando que 2015 será el "año mágico" en el que el crecimiento caerá del cielo: el déficit presupuestario se reducirá hasta ajustarse al límite del 3% y seremos testigos de una reversión del 3% en las medidas de austeridad (mientras que no se espera que el crecimiento repunte antes de finales de 2015). Como poco, parece algo bastante improbable.

Portugal no tendrá necesidades de financiación antes de 2014; sin embargo, el mercado ha reaccionado de manera bastante negativa las dos últimas jornadas.

Por lo visto, Coelho viaja hoy a Berlín para asistir a la conferencia sobre desempleo juvenil, pero debe de saber que no hay nada que hacer puesto que ha perdido 12 puntos porcentuales enteros en las encuestas.

Se espera un segundo rescate

La coalición va a caer y va a caer pronto. El Primer Ministro se encuentra sumido en una partida política. Se espera que el gobierno caiga en las próximas 48 horas. Se convocarán nuevas elecciones marcadas por un giro hacia la "anti-austeridad".

Esto es exactamente lo que la Canciller alemana Angela Merkel no necesita. Su campaña electoral se encuentra en marcha y le está yendo bien. Sin embargo, ahora tendrá que atender (otra vez) a un país mediterráneo en mitad de sus vacaciones. En estos momentos, con las elecciones alemanas en ciernes, es menos probable que la UE haga algo para mantener a Portugal a flote. No obstante, conviene no perder de vista que cuando los políticos intentan ganar tiempo los que siempre acaban perdiendo son los ciudadanos y la economía.

Desde luego, el gran perdedor esta mañana ha sido Portugal como país. En mi opinión, Portugal pedirá un segundo rescate en los próximos seis meses en cuanto la realidad de la falta de progreso económico incline definitivamente la balanza por encima de la capacidad de los políticos para ganar tiempo.

El cruce euro-dólar soportará mucha presión por la conferencia de prensa del BCE y en mi opinión se tanteará la cota de 1,2800.

Ni siquiera hemos mencionado el hecho de que Grecia está muy cerca de no recibir su próximo pago de la Troika.

¿El verano del descontento? ¿Egipto, Siria, Turquía, Portugal, Grecia y?

publicidad
publicidad