28 de Noviembre, 00:02 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

MONEDAS

Euro contra dólar: ¿Entrará Europa en la guerra de divisas?

El tipo de cambio podría llegar a 1,45 a final de año

El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, ha mostrado su preocupación por la apreciación del euro y las consecuencias que ello pueda tener en la economía. Ahora está subiendo en su tipo de cambio con todas las monedas. Porque todos los bancos centrales a excepción del europeo están intentando por todos los medios que sus respectivas divisas se debiliten como manera de impulsar su competitividad: desde la Reserva Federal hasta el Banco de Japón, pasando por el suizo y por el británico. Como afirma Javier Flores, de Asinver, nos encontramos en una verdadera guerra de divisas, con una intervención exagerada de las autoridades monetarias, lo que distorsiona mucho este mercado.

La divisa comunitaria ha estado a punto de conquistar el nivel de 1,34 dólares en los últimos días, es decir, máximos de los diez últimos meses. Es cierto que está muy lejos del nivel de 1,50 que marcaba a mediados del año 2011, pero si la crisis de deuda europea sigue mejorando, es decir, si España continúa colocando su deuda sin problemas y en Italia las elecciones se resuelven de la mejor manera posible para los mercados (con un Gobierno claro del Partido Democrático o, en su defecto, con una coalición con los hombres de Mario Monti), podemos ver a la moneda comunitaria volar. En definitiva, por tres razones: Europa está saliendo del agujero, el apetito por el riesgo aumenta (y el euro es un activo apto para los menos miedosos) y, además, lo que decíamos: todos los bancos centrales del mundo llevan a cabo una política expansiva, a excepción del europeo.

Puede que haya una posibilidad remota de cambio de tendencia en el mercado de divisas: que el crecimiento alemán se deteriore tanto que tenga que ganar competitividad devaluando el euro. Pero, según Flores, no parece que el Banco Central Europeo vaya a entrar en la guerra de divisas. Al menos, de momento. Quizás cambie la estrategia una vez se hayan celebrado las elecciones alemanas, el próximo mes de septiembre.

Pero, ¿dónde puede irse el euro?
Los analistas, en general, dicen que el euro está en tendencia alcista. Manuel Domínguez-Blanco, de Interdin.com, afirma que si rompe con contundencia el nivel de 1,3350 unidades, el tipo de cambio se irá a 1,40 dólares. El impulso le vendrá, sobre todo, de la mejora de las primas de riesgo, según este analista. También, mensajes como los transmitidos en los últimos días, como el de José Manuel Durao Barroso, presidente de la Comisión Europea, que afirmó que el euro es la víctima de la crisis, no la causa. Y, como añade Domínguez-Blanco, "si los países de la Unión Monetaria van haciendo sus deberes y van cumpliendo todos los ajustes, el euro se irá reforzando". Y no hay que olvidar, según este experto, el "carry trade": hay dinero saliendo de Estados Unidos que está dirigiéndose hacia Europa, porque remunera un poco más (un 0,75% frente al 0% en que se sitúan los tipos de interés en EE.UU.).

Javier Flores, de Asinver, dice que, a corto plazo, el objetivo se encuentra en 1,40 dólares. Pero, de continuar la situación actual, estaría justificado subir hasta 1,45 a finales de año. Pero este analista advierte de que, posiblemente, a corto plazo, podríamos ver cómo el euro se debilita de manera temporal y se fortalece el dólar. Sobre todo teniendo en cuenta que por delante tendremos la negociación de la ampliación del techo de deuda en Estados Unidos y que puede haber unas sesiones en que se dispare la aversión al riesgo. Pero ese recorte no será muy escandaloso: hasta perder el nivel de 1,32 y acercarse a 1,30.

El euro sólo abandonaría su tendencia alcista si perdiera el nivel de 1,26 dólares, según Flores.

De todas maneras, desde Bankinter explican en su último informe sobre el tipo de cambio euro-dólar que los factores que podrian provocar oscilaciones en el cruce entre ambas divisas permanecen bastante equilibrados y que, por tanto, su rango estimado para el cruce euro-dólar sigue en 1,25-1,35 tanto para 2013 como para 2014. Rango que los expertos de Inversis sitúan entre 1,22 y 1,32 unidades. Y desde Bank of America-Merrill Lynch dicen que no nos confiemos, que el dólar encontrará soporte en la situación económica estadounidense, mucho más sólida que la europea.

publicidad
publicidad
publicidad