Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

BALANCE ANUAL

Diez activos muy rentables en 2012

Cristina Vallejo

Ha habido oportunidades tanto en Bolsa, como en renta fija, divisas y materias primas

El año 2012 ha sido terrible en términos económicos y sociales. Muy especialmente en España y en el resto de los países del sur de Europa. Pero quien tiene dinero y ha tenido la suerte de colocarlo con tino, ha podido arañar rentabilidades bastante sustanciosas este ejercicio. Ha habido oportunidades en todos los activos: en Bolsa, en renta fija, en divisas y en materias primas. Pero acertar con la inversión correcta ha sido un verdadero reto.

1. En Europa, el índice que ha ganado en rentabilidad ha sido el Dax alemán, que ha ganado casi un 30% en el año. La buena marcha de la economía germana, así como el carácter de refugio que ha adquirido durante la última crisis son los factores que explican su fuerte rentabilidad en el año. Tampoco hay que olvidar que la mayor parte de sus compañías son netamente exportadoras y que están enfocadas, fundamentalmente, a los países emergentes que, aunque se han enfriado en los últimos meses del año, han seguido siendo las economías más sólidas del mundo. Sólo tres de sus valores están en rojo este año y son aquéllos más expuestos a la economía doméstica: Deutsche Telekom, E.On y Fresenius. En el otro lado de la tabla encontramos los valores automovilísticos, la tecnológica SAP, pero también algunas muy industriales, como Continental, o la química Lanxess. 

2. Inditex. Si en el Viejo Continente el índice más rentable ha sido el Dax alemán, el valor que más ha subido dentro del Eurostoxx 50, el selectivo paneuropeo, ha sido el español Inditex, que, hasta la fecha, ha ganado cerca de un 70%, aunque en el Ibex-35 le gana Grifols. La compañía fundada por Amancio Ortega ha sido capaz de crecer en tiempos de crisis. La debilidad de España se ha compensado, y con creces, con sus ventas fuera, fundamentalmente en Asia, donde Inditex, sobre todo Zara, se ha convertido en un icono. El precio de sus acciones ha logrado batir la marca de los 100 euros y, aunque los analistas advierten de que puede estar un poco cara, sus títulos siguen cotizando al alza las sorpresas positivas a las que el mercado se va acostumbrando. 

3. Los indicadores estadounidenses también han tenido un buen año en Bolsa. El Dow Jones no ha sido el más rentable de entre ellos, dado que las compañías tecnológicas han vuelto a liderar los avances, pero creemos oportuno destacar la fuerte revalorización de Bank of America, que ha más que duplicado su valor en Bolsa en el último año. Estados Unidos, junto al Reino Unido, fue el país que primero resolvió la crisis financiera. Lo hizo cortando por lo sano: con nacionalizaciones y limpieza a fondo de los balances. Por eso ahora les va tan bien. Bank of America, en particular, se ha podido beneficiar de la mejora del mercado inmobiliario americano, del aumento de las compraventas de inmuebles y del incremento del consumo. No en vano, es el paradigma de la banca comercial americana. No tenemos que olvidar que entre los fondos de inversión más rentables del año encontramos alguno que invierte en el sector financiero global. Incluso en Europa ha habido algunas entidades muy rentables, especialmente las francesas Société Générale y BNP Paribas. 

4. También la deuda pública americana ha sido rentable, pese a las advertencias de que no lo sería este año. Las rentabilidades de los bonos, ya lo sabemos, han sido muy bajas en los últimos meses, pero quien se haya atrevido a hacer "trading" ha podido hacer mucho dinero. Cuando hablamos de hacer "trading" nos referimos a comprar cuando las rentabilidades suben (y los precios de los bonos, bajos) y vender cuando los intereses bajan (y los precios de los bonos suben). Con la deuda pública americana se ha podido hacer. La rentabilidad del bono americano a diez años comenzaba el ejercicio con una rentabilidad del 2%, llegó a subir hasta el 2,37% y llega al final del año en el 1,75%. Hay que recordar que rentabilidad y precio tienen una relación inversa en el caso de la deuda pública: si la rentabilidad de la deuda pública ha bajado significa que su precio ha subido y que, por lo tanto, su cartera de bonos americanos se ha revalorizado en los últimos doce meses.  

Los inversores han podido hacer lo mismo con el bono alemán. En su plazo a diez años, comenzó 2012 en el entorno del 2%, bajó hasta el 1,16%, y ahora está en el 1,39%. 

De hecho, tanto en EE.UU. como en Europa, se han comportado mejor las duraciones largas que las cortas. Por eso, los fondos que apuestan por duraciones medias de apenas dos años han podido recoger rentabilidades negativas en el último año. 

5. En el mercado de divisas, el euro ha sido una buena inversión. Pero, sobre todo, el euro contra el yen. De niveles por debajo de los 100 yenes por euro, ha pasado hasta los 113, lo que supone una revalorización de más del 10%. 

6. En los mercados emergentes, ha destacado Turquía. De hecho, los fondos de inversión que apuestan por este país han sido los más rentables de todos. Si el índice bursátil turco gana un 50% en el año, los productos que apuestan por este mercado avanzan alrededor de un 70%. Esta fuerte subida de los activos turcos se ha producido al mismo tiempo que la economía se enfriaba como consecuencia de una política monetaria más restrictiva que buscaba revertir la fuerte caída de su moneda. Tras esta desaceleración económica, los expertos esperan un nuevo repunte para los próximos años, lo cual justifique que Turquía siga siendo en el futuro una buena inversión.

7. Pero, sin duda, el mercado emergente más rentable ha sido el venezolano, con un avance de casi un 300%. Esta fuerte subida ha coincidido con un año electoral en el que ha vuelto a ganar Hugo Chávez (aunque al día siguiente de su triunfo electoral, el índice bursátil cayó un 12%). También triunfaron los candidatos chavistas en las elecciones regionales. Podríamos pensar que estos éxitos del partido en el Gobierno deben dar estabilidad al país, pero la enfermedad del presidente inyecta grandes incertidumbres sobre el futuro de Venezuela, aunque ya haya un sucesor que plantea un futuro continuista para el país. Quizás, que la economía venezolana crezca a un ritmo superior al 5% y que la tasa de paro apenas supere el 6% sigan siendo factores en los que se pueda seguir apoyando la Bolsa del país.

8. Si seguimos con los mercados emergentes, aunque tenemos la sensación de que el año ha sido regular en Asia porque así lo ha sido en China, en realidad, Bolsas como la de Hong King, Pakistán, Tailandia, India, Singapur o Corea del Sur han sido capaces de dar rentabilidades muy sustanciosas. Especialmente al inversor en euros que ha decidido asumir el riesgo divisa. En algunos casos, se ha podido embolsar rendimientos superiores al 30 por ciento. Pero, en Asia, la inversión que más frutos ha dado, según el repaso que hemos hecho a los fondos más rentables del año según el ránking de Morningstar, ha sido el "ladrillo". Los productos que buscan rentabilidad en el sector inmobiliario asiático han registrado rentabilidades superiores al 40%. 

9. La deuda privada europea ha sido otro de los activos que se cuentan entre los más rentables del año. Hay fondos con ganancias de más de un 30%. La rentabilidad ha estado, sobre todo, en los bonos de alto rendimiento (high yield). Además de comprobando los rendimientos de los fondos, también podemos certificar lo atractiva que ha sido la renta fija corporativa echando un vistazo al índice itraxx crossover, que mide el coste de los seguros contra el impago de las compañías. Éste ha bajado desde los 180 hasta los 112 puntos en el último año. Algunos analistas dicen que hasta que no vuelva a subir hasta los 175 puntos, la deuda privada no volverá a ser atractiva. 

10. En las materias primas, ni el crudo, ni el oro han otorgado rentabilidades atractivas entre enero y diciembre. El caso de las materias primas agrícolas ha sido diferente. La sequía que Estados Unidos sufrió durante el verano, así como la amenaza de freno en las exportaciones de trigo de Rusia, el mal tiempo que tuvieron los países exportadores del Mar Negro... hincharon los precios de las "soft commodities". Tanto que se llegó a temer una nueva crisis alimentaria. Al término del año, la más rentable ha sido el trigo, con una revalorización superior al 21%.

publicidad
publicidad
publicidad