Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

El presidente del Gobierno da la cara

Rajoy: El rescate devolverá la credibilidad a España

María Gómez Silva

El presidente del Gobierno niega que España haya sido rescatada

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha comparecido ante la prensa para explicar la petición de ayuda europea efectuada ayer para sanear el sector financiero español. En la rueda de prensa, Rajoy ha negado que España haya sido rescatada y ha llegado a atribuirse el mérito de la operación. Ha llamado "línea de crédito" al rescate y ha justificado que es imprescindible para devolver la credibilidad internacional a la economía española y para que retorne la financiación a la economía real, de manera que se pueda avanzar en el camino para lograr el crecimiento y el empleo. Dice no haber recibido presiones: "El que ha presionado he sido yo" y considera que la decisión de ayer refuerza el euro, que es "irreversible".

En general, Rajoy ha planteado la operación como un éxito de su Gobierno que, de hecho, no hubiera podido lograrse si su Ejecutivo no hubiera recuperado la credibilidad de España en los últimos cinco meses, gracias al control del gasto y la aprobación de las reformas estructurales, ha defendido.

"Si no hubiéramos hecho lo que hemos hecho en estos cinco meses, lo que se hubiera planteado ayer es la intervención de España", ha dicho.

"Como hemos hecho los deberes, lo que se planteó ayer fue la apertura de una línea de crédito para nuestro sistema financiero, con el objetivo de recuperar la solvencia de las entidades financieras que lo requieran y de recuperar el crédito", ha destacado el presidente del Gobierno. "Se ha hecho a satisfacción", ha llegado a decir el presidente del Gobierno, muy criticado ayer por dejar el anuncio de su ministro de Economía, Luis de Guindos.

Respecto a si lo anunciado ayer es un "rescate dulce o en toda regla", Rajoy ha declinado entrar en "debates nominalistas" que no tienen "el mínimo sentido" y ha insistido en que se trata de "una línea de crédito" a las entidades. También ha descartado que la situación de España se parezca a la de otros países rescatados -Grecia, Irlanda y Portugal-.

En este sentido, ha contradicho a su ministro de Economía, quien ayer reconoció que el rescate elevará el déficit y la deuda pública -debido a que el dinero no irá a parar directamente a las entidades sino al Frob-."Esto no afecta en absoluto al déficit público", ha aseverado Rajoy. Por este motivo, el presidente del Gobierno ha prometido que no se adoptarán ajustes o subidas fiscales adicionales. "No hay condiciones macroeconómicas" asociadas al préstamo, ha insistido.

Asimismo, frente a las informaciones que apuntan a que España fue presionada para pedir ayuda antes de las elecciones de Grecia, Rajoy ha asegurado: "A mí nadie me ha presionado. El que he presionado he sido yo. Porque yo quería una línea de crédito para resolver un problema que todo el mundo sabe que existe".

Frente a las críticas, ha respondido: "Conviene mantener la visión de conjunto y no perderse en los vericuetos del momento". No obstante, ha reconocido que la situación "era y sigue siendo muy complicada".

Por otro lado, preguntado por si considera lo más conveniente acudir al partido de la selección española, esta tarde en Polonia, ha explicado que sólo estará fuera unas horas y que no se hubiera ido si ayer no se hubiera llegado a la solución de la "línea de crédito". En todo caso, considera que "estas cosas son opinables" y hubiera sido criticado tanto si va, como si se queda. "La selección española lo merece", ha remachado, tras asegurar que hubiera preferido ver el partido en casa, alterándolo con la lucha de Nadal por el título de Roland Garros.

publicidad
publicidad
publicidad