Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Los riesgos de la moneda europea

El euro en peligro: ¡diversifique!

Cristina Vallejo

Durante el próximo mes, la divisa europea promete volatilidad, sobre todo a la baja. Reduzca el riesgo de su cartera con dólares y libras

El euro corre el riesgo de romperse por su flanco más débil: Bruselas y los partidos griegos «de orden» (Nueva Democracia el PASOK) han convertido los próximos comicios en un referéndum sobre la permanencia en la Unión Monetaria. El objetivo es que no gane  Syriza, izquierdista, pro-euro y anti-austeridad: podría provocar que la troika suspenda el rescate, es decir, el impago total y su exclusión del euro. Estos miedos, junto a las dudas que se ciernen sobre España, han provocado una fuerte depreciación de la divisa europea: desde 1,3263 en que comenzaba el mes de mayo hasta caer por debajo de 1,27. Miguel Ángel Rodríguez, analista de XTB, considera que el factor determinante para explicar esta caída del euro ha sido que el fondo soberano China Investment Corporation haya anunciado su intención de dejar de comprar bonos europeos.
¿Qué pasará ahora? ¿Cómo gestionar el riesgo divisa? Rodríguez cree que hasta las elecciones griegas, el 17 de junio, el tipo de cambio puede irse hasta 1,22-1,23 dólares. Félix López, de Atlas Capital, cree que el objetivo está en 1,20 unidades.
Marián Fernández, de Inversis, opina que el euro continuará en la horquilla 1,25-1,35 dólares. Ahora se encuentra en su rango más bajo. Lo podría romper. Pero, ¿puede irse todavía más abajo según sean los resultados de las elecciones? Fernández considera que puede romper puntualmente 1,20. Recuerda que cuando estalló la crisis griega, el euro se fue hasta 1,19 unidades. Como señala Félix López a la zona euro le vendría bien un euro-dólar en 1,10-1,15, por razones comerciales y para importar inflación, la solución a la crisis europea.
Hay razones para la tranquilidad. Marián Fernández las explica: los griegos son pro-euro; añade que una cosa es lo que se dice en campaña y otra, lo que se hace una vez se está en el poder (aludiendo a las políticas que aplicaría Syriza de ganar los comicios); y, además, puede que con la reunión del G-8 de este fin de semana y el consejo europeo del día 23 se pongan las bases de una Europa pro-crecimiento y dispuesta a una negociación más abierta con Grecia que desemboque en la puesta en marcha de medidas de estímulo. Esta semana va a ser muy importante para vislumbrar el futuro de la Unión Monetaria. Y, por tanto, para el euro. En cualquier caso, Alejandro Vidal, de Banca March, cree que Grecia será incapaz de hacer frente a sus deudas, pero dentro o fuera del euro, se buscará una insolvencia ordenada.
¿Qué puede ocurrir después de las elecciones de Grecia? Según Rodríguez, si Grecia sigue en el euro y se revalida la aceptación de las condiciones del rescate, el tipo de cambio se estabilizaría o podría rebotar hasta los niveles actuales de 1,26-1,27, pero no recuperar el nivel de 1,30. Pero si Grecia sale del euro, podría bajar hasta 1,10 dólares o incluso por debajo. También podría caer a esos niveles si gana Syriza, aunque luego haya negociaciones para poner en orden el país. O si hay un proceso similar para intentar formar Gobierno como el que ha tenido lugar después de las elecciones del día 6 de mayo. Pero Campuzano afirma que, aunque a corto plazo pueda haber tensiones, no espera un desplome del euro. Y añade: «No tenemos claro que Grecia vaya a salir de la Unión Monetaria». A su juicio, el valor objetivo del euro estaría en 1,25 unidades. Con vistas al medio plazo, si es que finales de 2012 puede ser considerado como tal, Vidal ve el tipo de cambio entre 1,15-1,20 dólares.
En el euro no sólo afecta Grecia. También España: si el inversor ve riesgo en nuestro país, se saldrá del euro, aunque Vidal cree que con la auditorías encargadas para el sector financiero desaparecerá la desconfianza respecto a España. 
Además, hay que estar atentos a la política monetaria. Campuzano y Fernández esperan bajadas de tipos en Europa. En junio o julio. Vidal, por su parte, dice que es imprescindible que el BCE vuelva a comprar bonos y que lo deseable es que lo haga de manera protocolizada. Ello tendría un primer efecto bajista para el euro. Pero, a medio plazo, lo fortalecería. La Reserva Federal celebra una reunión clave en junio, porque vence la «operación twist». ¿Habrá más estímulos? Fernández apuesta, como mucho, por una prórroga en ese programa, aunque hay quienes pronostican una actuación más contundente. Teniendo estos factores en mente, Martínez Campuzano cree que el nivel de paridad euro-dólar está en 1,25 unidades. Según Marián Fernández, en la horquilla 1,25-1,35.
Gestión del riesgo divisa
¿Qué hacer con su cartera? Miguel Ángel Rodríguez recomienda comprar dólares. José Luis Martínez Campuzano opina que hay que tener un 30% o un 35% de la cartera en dólares de manera estable. Ahora, quizás un poco más. Y añade: con el euro a 1,30, la apuesta es comprar dólares. Inversis también está invirtiendo en el dólar en estos momentos. Félix López añade más divisas alternativas: la libra, la corona noruega y el dólar canadiense, tanto con Bolsa como con renta fija. Quizás preferiblemente con acciones. Y, en el caso de los bonos, aconseja plazos cortos: la solución de la crisis europea vendrá del lado de la inflación, lo que implica que los precios de los bonos ya emitidos bajarán.
 
Pero también es posible que la situación se normalice, como creen los analistas del Sabadell, y el euro termine 2012 en 1,30. 
publicidad
publicidad
publicidad