Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

se complica la recta final

Monumental castigo al Ibex y ataque en toda regla a la deuda española

José Jiménez

Las caídas del Ibex rondan el 4%, hasta los 6.740 puntos y la prima de riesgo los 457 puntos, con el bono por encima del 6%.

Los inversores ya no se andan con medias tintas y están propinando al Ibex 35 una soberana paliza del 3,5% poco antes de la apertura de Wall Street. Además, en palabras de José Luís Cárpatos, analista de Serenity Markets, se ha visto un "muy agresivo ataque a la deuda española". A su modo de ver, financiándonos a estos niveles, "las medidas de austeridad se irán en pagos de intereses".El Ibex pierde ya está en los 6.740 puntos. El analista técnico de Finanzas.com ha establecido el soporte en los 6.700- 6.800 puntos.

Los inversores atizan fuerte a la banca nacional en general y a Bankia en particular, que se hunde un 7%. También algunas de sus participadas, como es el caso de Mapfre, con recortes cercanos al 10%, ante el temor fundado de que el equipo de José Ignagico Goirigolzarri -que no llegará solo- tenga que vender por la vía rápida la cartera industrial. En este lote entran Indra (-2%) o NH Hoteles (-7%). Pero tampoco se puede pasar de largo a Iberdrola (-4%). 

Para colmo de males, los futuros del S&P 500 bajan alrededor del 1%. En el resto de Europa, el Euro Stoxx 50 se deja un 1,7%, mientras que el Cac se deja un 1,5% y el Dax cerca del 0,9%. Dicen muchas crónicas que gran parte del problema tiene que ver con Grecia, pero lo cierto es que el apetito por el riesgo se ha reducido drásticamente ante lo que parece que podría ser la inmnente nacionalización de Bankia esta misma tarde.

Una apertura depresiva: Así fue la mañana

Hay dos focos muy claros que traen a los brokers por la calle de la amargura. Uno lo tenemos en casa con la situación de Bankia, que ya ha superado los límites de lo tolerable. El Gobierno insiste en que no está nacionalizada, pero habrá que ver la solución que ofrece este viernes el consejo de ministros. De ahí, se podrá inferir la tarea que tendrá por delante Goirigolzarri para enderezar las riendas de este grupo, que tiene riesgo sistémico y mantiene en vilo a toda Europa.

La prensa especula con fuertes desinversiones en su cartera industrial, y los principales señalados son IAG, Indra o NH Hoteles. Eso, sin descartar a Mapfre o Iberdrola. Cualquiera de estos valores podría verse envuelto en los próximos días en un carrusel de fuerte volatilidad y muchas conjeturas. También se espera lo que pueda decir Guindos de la segunda parte de la reforma financiera que se conocerá el viernes. Distintas fuentes apuntan que se va a exigir a los bancos 35.000 millones más en provisiones adicionales. 

En Europa, pasada la victoria en Francia de Hollande, Grecia sigue siendo el quebradero de cabeza. Comenta el analista de Serenity Markets José Luís Cárpatos en su video crónica de apertura de mercados que el líder de extrema izquierda griego está lanzando mensajes en el sentido de nacionalizar la banca y salirse de los acuerdos alcanzados con la troica comunitaria. Para los analistas de Link Securities, sus posibilidades son nulas, por lo que cobran fuerza dos escenarios alternativos: La repetición de las elecciones o un gobierno en minoría de conservadores y socialistas. En ambos casos, un galimatías.

Por eso, la confusión ahora mismo es total. "No descarto nada, por macro esto es catastrófico pero las bolsas reaccionan a veces de manera inesperada", apunta este experto. A su modo de ver, estamos viviendo una "ceremonia de la confusión total" en la que se espera mucha volatilidad.

En Europa, ING Groep y Commerzbank han presentado ambos peores resultados de lo esperado. Pero mientras que el banco holandés sube un 2% el germano cotiza estas cifras con caídas superiores al 1%. En general, los selectivos de referencia capean el temporal mucho mejor que el Ibex. Londres cedía un leve 0,39% y París, un 0,5% a media sesión. En mayor o menor medida, se benefician del empujón alcista que se vivió a última hora en Estados Unidos, donde el futuro del mini S&P 500 rebotó desde el soporte comprendido entre la media de cien sesiones y los 1.340 puntos.

Dentro del Ibex, la incertidumbre que pesa sobre el sector bancario español disparaba las ventas. Como diana de estas dudas se situaba Bankia, que se precipitaba más de un 6% y lideraba los recortes. Le seguían Caixabank (-4,95%) y Santander (-3,93%).

A la espera de que el Gobierno concrete sus planes para culminar el saneamiento de la banca, los inversores también penalizaban la deuda pública, pues la prima de riesgo escalaba a los 450 puntos básicos y la rentabilidad del bono español a 10 años superaba el umbral del 6%.

Por su parte, el euro seguía perdiendo posiciones respecto al dólar y fijaba el intercambio a media sesión en los 1,2968 'billetes verdes'.

publicidad
publicidad
publicidad