23 de Marzo, 13:58 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Opinión

Agustín Marco

Ontiveros, un economista y un inversor fiel a la CAM

llave

Los hechos son siempre más contundente que las palabras. Los primeros quedan registrados para la historia y las segundas tiene un mayor riesgo de que se las lleve el viento. O de que se interpreten, tergiversen o desmientan con otras totalmente contrapuestas. En los tiempos actuales se da mucho lo último. Que se lo digan a nuestro Gobierno y su cambiante percepción de las crisis.

Por ello, da gusto comprobar que el que dice una cosa la cumple. Eso es lo que ha hecho Emilio Ontiveros, presidente de Analistas Financieros Internacionales (AFI), una sociedad de asesoramiento e intermediación bursátil de la que han salido varios de los miembros económicos del Gobierno. Una especie de think tank o gabinete externo en el que se apoya José Luis Rodriguez Zapatero para tomar medidas.

Ontiveros, catedrático de Economía de la Universidad Autónoma de Madrid y uno de los mayores conferenciantes de España, fue uno de los que más ayudó a la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) a salir a bolsa mediante la emisión de cuotas participativas, un instrumento a medio camino entre la bolsa y la renta fija, que ninguna otra entidad española se había atrevido a usar por la mala cara que ponía el Banco de España cada vez que alguien preguntaba por este instrumento para captar dinero fresco.

AFI asesoró la colocación y Ontiveros, para dar ejemplo, fue a la oferta de acciones y compró títulos por 100.000 euros, el máximo permitido. Un año después, el locuaz economista mantiene su inversión, que defiende con vehemencia. "¿Qué hubiera pasado si los hubiera puesto en otra compañías del sector financiero? El inversor quiere tener seguridad y aprovecharse del coste de oportunidad", asevera.

No le falta razón si se echa un ojo a cómo se han comportado la CAM respecto a sus competidores. La caja alicantina, pese a tener una morosidad preocupante, por encima de la media del sector, tan sólo ha bajado un 1% en los últimos doce meses, frente al 21% que lo ha hecho Santander, al 17% de BBVA o al 13% de Sabadell. Tan sólo lo ha hecho mejor Bankinter, que se ha apreciado un 33%.

Es obvio que la cotización de la CAM es poco líquida, poco representativa, un valor más próximo a un chicharro que a un blue chip. Pero no es menos cierto que tiene a unos accionistas, el 90% minoristas, como Ontiveros, muy fieles, más que todos aquellos de los grandes bancos que han prestado sus acciones para que los hegde funds hayan apostado a la baja con virulencia.

Agustín Marco finanzas.com.

publicidad
publicidad