18 de Septiembre, 17:53 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

El valor económico del español aumentó un 40 por ciento entre 2000 y 2007 y generó 3,5 millones de empleos

Noticias EUROPAPRESS

Compartir el español multiplica por 290 las posibilidades de intercambio, por encima incluso del inglés

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El valor económico del español aumentó un 40 por ciento entre 2000 y 2007 y generó 3,5 millones de empleos. Esta es una de las conclusiones adelantadas hoy por Juan Carlos Jiménez, profesor de Economía Aplicada de la Universidad de Alcalá de Henares, en la mesa redonda 'Colombia habla español, wayuu y bantú: el valor de la lengua en la sociedad colombiana' celebrada en el Auditorio de la Fundación Telefónica en Madrid.

Jiménez avanzó algunas de las cifras más interesantes que forman parte de la obra 'Las cuentas del español', que aparecerá en unos días dirigida por los profesores Girón y Cañada y publicada por Ariel.

Según sus autores el valor económico del español en el PIB aumentó en un punto porcentual, del 14,6 al 15,6 por ciento, lo que ha supuesto "un salto en términos monetarios desde los 92 mil millones de euros (es decir, 92 millardos) contabilizados para 2000 a 164 millardos en 2007", dijo Jiménez.

En términos reales, "los 92 millardos de 2000 equivalen a unos 116 millardos de 2007; así que los 164 que les sale como valor económico del español para 2007 significan un aumento neto de casi 50 mil millones de euros, y, en términos porcentuales, un incremento real de más del 40 por ciento en esos siete primeros años de siglo", añadió el profesor.

En términos de empleo se habría pasado en estos años de 2,6 millones de puestos de trabajo relacionados con el español (en 2000) a 3,5 millones (en 2007); esto es, unos 900 mil puestos de trabajo más. VARIOS ANGULOS

Sin embargo, estas cifras, que son "muy llamativas", muestran "uno sólo de los varios ángulos de observación del valor económico del español", en opinión de Juan Carlos Jiménez.

Entre los más novedosos se encuentran "los que tienen que ver con el valor del español en los intercambios internacionales, en los movimientos migratorios o dentro de algunos sectores de actividad fundados en la lengua: las industrias culturales, la de enseñanza del español como lengua extranjera o la de las telecomunicaciones", apuntó.

"Cuando se habla de potencia económica, es la renta, la capacidad de compra de los hablantes, lo que multiplica de verdad los intercambios, las transacciones mutuas, tanto más en una lengua, como el español, que goza de un reconocido carácter internacional", agregó.

Tomando 2006 como año de referencia, el mundo hispanohablante tendría una capacidad de compra global cercana a los 4,5 billones de dólares, lo que supone cerca del 9 por ciento del PIB mundial. "Más, en todo caso, que el 7 por 100 que suponen los hablantes hispanos dentro de la población mundial", apostilló el profesor Jiménez.

Respecto al valor del español en el comercio internacional "compartir cualquier idioma supone dentro del comercio mundial un factor de multiplicación del 190 por ciento para los intercambios de los países que lo comparten. En el caso del español, este factor de multiplicación se eleva hasta el 290 por ciento, por encima incluso del inglés", apuntó este experto para quien "compartir un idioma multiplica por más de tres veces los flujos mutuos de inversión". LOS MOVIMIENTOS MIGRATORIOS

Asimismo, Juan Carlos Jiménez aludió a los movimientos migratorios. Otros integrantes del equipo de investigación del proyecto de la Fundación Telefónica están calculando indicadores de la importancia del español como determinante del enorme flujo migratorio experimentado en España a lo largo de cerca de un decenio.

"El español es un factor que repercute de forma positiva en la decisión del emigrante al elegir su destino. En resumen, es un activo económico de primer orden a la hora de explicar la proyección exterior de España y del conjunto de países de habla hispana", dijo.

También se refirió a la pluralidad lingüística, "un factor de enriquecimiento". "El español es un condominio lingüístico relativamente 'uniforme' (como lengua de muy mayoritario conocimiento dentro de los países en que es oficial)", recordó. "Pero también con casos señalados de plurilingüismo. En España no hace falta recordarlo. En Colombia más del 99 por ciento de la población total es hablante de español; en todo caso, residen 87 pueblos indígenas que vienen a representar el 3,4 por ciento de la población y hablan 64 lenguas amerindias, al margen de otros dialectos", añadió Jiménez. OTRAS INTERVENCIONES

En esta mesa redonda participaron también el ex presidente de Colombia Belisario Betancur, que aportó el recuerdo de las lenguas originarias de su país; el embajador de Colombia en España, Carlos Rodado, quien recordó la fama "de hablar correctamente el español" en este país e insistió en la importancia de que el crecimiento del español no deteriore su unidad; y Carmen Caffarel, directora del Instituto Cervantes, quien señaló que el español es la lengua que une a la comunidad de hispanohablantes y les configura como tal "desde el respeto a la diversidad".

También intervino el director de la Real Academia Española, Víctor García de la Concha, para quien las repúblicas nacidas tras la independencia americana, cuyo bicentenario ahora se conmemora, hicieron posible esa comunidad. Por último, tomó la palabra Weidler Guerra, investigador del Observatorio del Caribe Colombiano quien señaló los esfuerzos del Gobierno colombiano quien trabaja en un programa de protección a la diversidad lingüística, un Proyecto de Ley de Lenguas Nativas y la recuperación de la música y la palabra.

TELETIPOS_CORREO:CUL,%%%,%%%,%%%

publicidad
publicidad