Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

El crecimiento vuelve a primera fila

Si la inflación ya ha tocado techo ¿Llegó la hora de volver a los emergentes?

JOSÉ J. MARTÍN

Se espera moderación en las medidas monetarias en China, Brasil e India en los próximos meses

Algunos analistas vuelven a mirar hacia los mercados emergentes ahora que las presiones inflacionistas podrían haber llegado a su fin.

El primer ministro chino, Wen Jiabao, dijo hace unos días que China había ganado la batalla a la inflación, lo que parecía confirmar el fin de las medidas de tensionamiento monetario en el país asiático. De ser cierto, como parece, la historia de crecimiento de los países emergentes les devolvería a la primera plana de los periódicos, pues era el temor inflacionista lo que los había castigado los últimos meses.

Según la encuesta a gestores de fondos de Merrill Lynch correspondiente al mes de julio y publicada el pasado jueves, las expectativas sobre la inflación se han vuelto a suavizar tras el fuerte descenso de junio, gracias a que los precios de las materias primas han bajado en los últimos meses. Sólo un 28% de los encuestados espera que la inflación global sea más alta (frente al 38% de junio).

Algunos analistas internacionales consultados por finanzas.com apuntan al final de un ciclo bajista para las bolsas emergentes. "Creemos que esto marca el punto de inflexión en términos de ciclo económico y de política, y esperamos que el mercado se vuelva positivo", explica Yi-Tang, CIO de Edmond de Rothschild Asset Management Hong Kong.

De la misma opinión es James Millard, responsable de inversiones en Skandia Investment Group (SIG): "Las palabras del primer ministro chino sugieren que la subida de tipos de julio podría ser la última. Esto podría provocar una revisión de las acciones bursátiles chinas. Los mercados emergentes en general siguen creciendo con más rapidez que los desarrollados, pero con niveles de deuda pública muy inferiores".

Didier Saint-Georges, miembro del comité de inversión de Carmignac Gestion, explica que "la inflación china debería empezar a descender este verano del 6,4% actual (sin necesidad de hundir el crecimiento económico) para acercarse a un objetivo de subidas de los precios más tolerables en torno al 4%". "Las recientes declaraciones del primer ministro chino Wen Jiabao fueron tranquilizadoras a este respecto", añade.

Fuente: Amundi

¿Por qué baja la inflación?
 
En la firma francesa Amundi explican que "el componente de alimentación representa cerca del 30% del IPC en los países emergentes (frente al 12% de los países desarrollados). Dado este peso, sus efectos provocarán marcados descensos en los índices sobre inflación en la segunda mitad de 2011". "Debido a la estructura de los índices de precios, el techo en la inflación probablemente tenga lugar para China en junio, Rusia en julio, y Brasil en agosto", estiman.

Manuel Arroyo, director de estrategia de JPM AM España y Portugal, reitera ese mismo matiz: "Hay que tener en cuenta que un tercio del IPC está compuesto por alimentos que han registrado subidas superiores al 10% debido a las malas cosechas y, por lo tanto, al ser una escalada de precios motivada por problemas de oferta temporales, cabe esperar que los índices pronto empiecen a relajarse".

Irina Miklavchich, gestora del fondo Threadneedle Global EM Equity, añade: "Somos cautelosamente optimistas y creemos que el reciente repunte inflacionario en los mercados emergentes ha sido controlado. Esperamos una moderación de las políticas monetarias en China, Brasil e India en los próximos dos o tres meses".

Desde un punto de vista más global, la gestora francesa UFG-LFP explica que "el precio del petróleo ha caído con fuerza en las últimas semanas, como también lo han hecho los precios de la mayoría de las materias primas, principalmente las agrícolas y los alimentos. Esto confirmaría que la inflación ha pasado su techo y podría empezar a caer con fuerza. Si la inflación bajara o se estabilizaran los precios de los bienes básicos, la actividad empresarial global podría repuntar en la primera mitad de 2012".   

Y entonces, ¿qué podemos hacer?

Para los analistas de Amundi la conclusión es muy clara: "Si los inversores se centran menos en la inflación, la dinámica de crecimiento podría llamar más su atención. En esta perspectiva, los países emergentes tienen una ventaja importante sobre las economías maduras debido a su falta de limitaciones regulatorias en política económica, particularmente en lo que respecta a los impuestos".

De la misma opinión es Saint-Georges, para quien "la previsión de menor inflación hará que la atención de los inversores vuelva a centrarse en el sólido crecimiento de los países emergentes, que, en cualquier caso, sigue estando muy por encima de las cifras de los países desarrollados, donde la flexibilidad de las autoridades monetarias se ha reducido ante la falta de resolución de los problemas de deuda pública y la necesidad de reducir el endeudamiento".

Arroyo, insiste en su apuesta por los mercados emergentes globales (China, Brasil, Turquía...) "por su capacidad de crecimiento y por una valoración de sus empresas todavía atractiva". "La inflación es verdad que todavía es un riesgo, pero está identificado y parece controlado", concluye.

Por último, Chris Palmer, director de mercados emergentes globales en Henderson Global Investors, apuesta por América Latina: "Si las perspectivas de la sostenibilidad del crecimiento mundial superan el sentimiento reinante de pesimismo, los mercados latinoamericanos podrían resultar atractivos, sobre todo teniendo en cuenta que la lucha contra la inflación en Brasil llegará a su fin en los próximos trimestres".

publicidad
publicidad
publicidad