29 de Noviembre, 03:19 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

nuevas emisiones

¡Cuidado, que vienen los bonos CoCos, que pueden convertirse en acciones!

CRISTINA VALLEJO

Crédit Suisse, Rabobank y Lloyds ya han realizado emisiones

¡Vienen los "CoCos"! Entidades como Crédit Suisse, Rabobank y Lloyds ya han realizado emisiones de bonos convertibles contingentes (CoCos). Aunque no todos son iguales, tienen una característica en común: son bonos que se convierten en acciones en caso de que los ratios de capital se deterioren.

Alberto Matellán, de Inverseguros, explica que su peligro principal estriba en que, en el momento de conversión de las acciones, éstas hayan caído mucho. Como recuerda Juan Ignacio Crespo, director europeo de Thomson Reuters, a estos bonos se les conoce en el mercado como «la espiral de la muerte» porque «desencadenan un proceso de profecías que se autocumplen». «Si el capital básico se reduce, el precio de los CoCos cae, por lo que su capacidad efectiva de recapitalizar la entidad se reduce, y esta mala situación de la entidad provoca caídas bursátiles, y pérdidas para el bonista. En suma, la sola mención de que se van a ejercer los CoCos podría empeorar la situación de la entidad».

Por ello, Matellán considera que los CoCos tienen más riesgo que la deuda subordinada o que las preferentes: «Hasta ahora, no se ha dejado de pagar ninguna subordinada y el inversor tiene garantizado el principal. El inversor en convertibles también pone en riesgo el capital invertido». 

¿Proliferarán las emisiones de CoCos? Barclays ha estimado el volumen de CoCos que podrían emitirse en Europa: una cifra equivalente al 50% del capital básico exigido en cada país. Si así fuera, las entidades podrían emitir 500.000 millones de euros.
Javier Ruiz, de Banco Madrid, coincide en que habrá emisiones de CoCos: «Ante las dudas regulatorias que aún hay sobre lo que de verdad exigirá Basilea III, estos productos otorgan a las entidades una gran flexibilidad para cumplir con los requisitos de capital que se establezcan al final. Y, además, Crédit Suisse demostró que hay apetito por estos activos». La emisión se sobresuscribió y su evolución está siendo positiva.

¿Qué pasará en España?

¿Y en España? ¿Puede haber emisiones de este tipo? Lloyds ofreció a algunos de sus clientes españoles que canjearan sus bonos convencionales por su emisión de CoCos. Pero las propias entidades españolas podrían hacer uso de estos instrumentos para reforzarse. Barclays cree que las entidades españolas podrían emitir hasta el equivalente al 4% de su capital principal. Santiago Carbó, catedrático de la Universidad de Granada, coincide en que las habrá:_«Ayudarán a las entidades a cumplir con los nuevos requisitos de solvencia». Porque, a su juicio, los CoCos podrían contar como capital básico. Según el decreto publicado por el Gobierno hace una semana, sólo los bonos obligatoriamente convertibles antes de 2014 se contabilizarán como capital de primera. Eduardo Roque, de Mutuactivos, considera que los CoCos se contabilizarán como Tier 1. Pero Carbó cree que, como los CoCos se deben convertir en acciones en caso de que los ratios de solvencia se deterioren, podrían ser calificados de «core capital». Este analista considera que las entidades podrían utilizar estos bonos para retrasar su salida a Bolsa.

Sin embargo, Félix López, de Atlas, cree que no habrá CoCos en España:_«Las entidades van a tener difícil captar capital. Y más difícil cuanto más complicada sea la fórmula. Puede que sólo los grandes emitan CoCos». José Carlos Díez, de Intermoney, dice que estos instrumentos son demasiado complejos y que las entidades optarán por acciones y algún convertible convencional de apoyo.
El cupón de los CoCos de Crédit Suisse se situó en el 9%_para un tramo y en el 9,5% para otro, por lo que en España la rentabilidad tendrá que ser mayor. Podría situarse incluso dos puntos por encima: ése es el diferencial que pagan los bancos españoles sobre las entidades suizas en otros bonos. Carbó cree que tendrán que pagar entre un 8% y un 10%.

Javier Ruiz considera que son productos para un inversor un poco sofisticado que deberá fijarse, sobre todo, en el cupón que ofrezca el convertible y, también, en el descuento de conversión.

publicidad
publicidad
publicidad