17 de Noviembre, 10:37 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Fiscalidad

Tres ideas para reducir el impacto de la subida del IRPF

María Gómez Silva

Prepárese para el recorte de la nómina. La "creatividad retributiva" es la mejor opción para aminorar el aumento de la presión fiscal

La subida del IRPF aprobada por el Gobierno comenzará a notarse ya mismo, en la próxima nómina de febrero. Por este motivo, urge tomar medidas para aminorar el impacto de la reforma en el bolsillo de los contribuyentes. Los expertos explican que, aunque el aumento de la presión fiscal deja poco margen a la interpretación, siempre es posible encontrar un resquicio por el que colar medidas que reduzcan el perjuicio. La clave está en intervenir en la configuración de la base imponible, para reducirla al máximo posible.

Borja Montesino-Espartero, socio de PwC Tax & Legal Services, cree que hay alternativas en la legislación que estaban "semi-durmientes" y es posible emplear con este fin. La reforma "está estimulando la creatividad retributiva. Tras el golpetazo (de la subida fiscal), el hambre ha agudizado el ingenio", explica con sorna este experto. He aquí tres de sus sugerencias:

1.- Planes de compensación flexible. Se trata de configurar la nómina de manera que favorezca una mejor fiscalidad para el empleado. Es tan sencillo como sustituir la retribución en metálico por el pago en especie. Seguros médicos privados, coche de empresa o ticket de restaurantes son algunas de las opciones más habituales, pero hay muchas más: el alquiler de una vivienda, la compra de un ordenador, el abono de la conexión a internet o los programas formativos son algunas de las posibilidades. Por inusual que nos resulte que la empresa pague nuestro alquiler al inicio de cada mes,  la filosofía del "págame como yo quiero ser pagado, no como tú deseas pagarme" está cada vez más extendida en la sociedad corporativa española, según Montesino-Espartero. Además, es mucho más sencillo de lo que pudiera parecer. Por ejemplo, en el caso del alquiler de vivienda, ya no es necesario que la empresa figure como arrendataria, sino que este papel puede recaer en el trabajador. La compañía sólo quedaría encargada de pagar la mensualidad.

2.- Exención por los trabajos realizados en el extranjero. La legislación actual permite una exención de hasta 60.100 euros por la prestación de servicios en el extranjero. La condición es que la prestación del servicio obligue a desplazarse al trabajador y que el beneficio de la actividad se quede fuera. En realidad, esta norma se introdujo en España en 1998 para favorecer la internacionalización de la actividad. Sin embargo, tanto su flexibilización a lo largo del tiempo como los elevados tipos aplicables en el IRPF (especialmente en las rentas elevadas y comunidades más gravosas como Cataluña), hacen cada vez más interesante realizar el esfuerzo adicional de burocracia que exige justificar la actividad en el exterior.

3.- Rentas irregulares con deducción del 40%. Los rendimientos irregulares son los rendimientos por rentas del trabajo que se generan a lo largo de más de dos años. La legislación tributaria les da un trato especial para atender al principio de progresividad del impuesto. En vez de tributarse por el 100% de estas rentas en el año que se perciben, se practica una reducción del 40%.  Desde 2011, esta reducción del 40% tiene un tope de 300.000 euros.

 

publicidad
publicidad