Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

razones por las que caen en bolsa y factores qué les puede afectar

¿Por qué no carbura la banca española?

La banca española encara la segunda mitad del año cogida con alfileres. Los resultados semestrales han tenido muy mala acogida en bolsa, y desde que fueron presentados a finales de julio, tres entidades (Sabadell, Bankinter y CaixaBank) encajan caídas superiores al 10%, otras dos (Bankia y Santander) se dejan más del 9% y BBVA retrocede casi un 6%. No se esperaban unas cifras boyantes pero la certeza de que los bajos tipos de interés seguirán lastrando las cuentas de resultados y el margen de intereses durante más tiempo ha puesto al mercado en modo defensivo. 

El Euribor entró en negativo en febrero de 2016, y desde entonces ha ido acelerando su tendencia bajista, lo que supone un auténtico desafío para el sector. A nivel agregado, los ingresos recurrentes (margen de intereses + comisiones netas), es decir los ingresos puramente bancarios, han decrecido 0,3%, según calculan en la consultora Neovantas. No obstante, los ingresos recurrentes cierran el semestre planos si se excluye la aportación del negocio internacional, pues en caso contrario (con el negocio internacional), habrían crecido en el semestre un 2,5% interanual, según apuntan en Renta 4 Banco. 

Lo cierto es que tampoco se puede decir que el margen de intereses haya hecho aguas. Respecto a la evolución del margen de intereses, estos mismos analistas explican que, a pesar del difícil entorno, el margen se mantenido estable desde 2015. Una estabilidad que se ve en los datos agregados del sector. Si tomamos datos conjuntos del sector financiero en España, se ve que a pesar del difícil entorno en el que se mueven las entidades el margen de intereses se ha mantenido estable (o ligera subida) desde 2015, de modo que el margen de intereses del primer semestre (con Liberbank) ha aumentado un 3,5% interanual, y se mantiene plano si se tiene en cuenta solamente el negocio doméstico. En cuanto a la otra pata de los ingresos recurrentes, la banca ha cobrado en comisiones 4.628 millones de euros, lo que supone un 1,5% menos que en el mismo periodo de 2018.

En opinión de Renta 4 Banco, "los resultados del segundo trimestre han mostrado una evolución de los ingresos recurrentes más positiva de lo que en principio cabría esperar a tenor de la repuesta tan negativa de algunas cotizaciones". El problema es que los bancos se han visto obligados a revisar a la baja los objetivos de ingresos y beneficio neto, lo que explica las caídas en el mercado. 

El problema es la visibilidad

Con este entorno, los analistas de Credit Suisse acaban de recortar sus perspectivas para el sector, lanzando un mensaje cuando menos preocupante: "adoptamos una postura más conservadora en los bancos españoles dada la sensibilidad a los tipos y la falta de visibilidad", explicaban ayer en un informe. Según sus propios cálculos, un recorte de 10 puntos básicos en el precio del dinero tiene un impacto de entre el 1% y el 2% en el margen de intereses. Además, han recortado su previsión de beneficio estimado para 2020-2021 a una horquilla de entre el 9% y el 10%, a medida que incorporan en sus modelos el recorte de 20 puntos básicos implícito en el Euribor a 12 meses. 

A una conclusión muy parecida llegan los analistas de Renta 4 Banco, quienes también tienen claro que "el mercado sigue recogiendo de forma negativa la falta de visibilidad de generación de margen de intereses de forma sostenida", en un entorno de tipos bajos durante un periodo más largo. Si a ello se suma el previsible deterioro de las perspectivas macroeconómicas, el resultado es que podría verse afectado el crecimiento del crédito, "cuya evolución continúa siendo el motor del margen de intereses", argumentan estos expertos. En su opinión, la evolución del crédito es una de las variables a vigilar en los próximos meses, pues ya se observan señales de moderación en el ritmo de crecimiento. 

En la misma línea, explica Marco Troiano, de Scope Ratings, la bonanza monetaria tiene un lado oscuro. "El dinero fácil mantendrá los márgenes de interés netos bajo una presión intensa y la rentabilidad de los bancos se verá consecuentemente afectada", comenta. "Las entidades finalmente se resentirán y los bancos españoles tendrán que reconsiderar sus objetivos", incide este experto. 

Como aspectos positivos, los analistas de Credit Suisse reconocen que los bancos españoles han procedido a limpiar su balance y han sido capaces de rebajar el ratio de activos dudosos al 6%, con una ratio de cobertura del 6%. Además, creen que la posición de capital es "cómoda" y destacan las valoraciones a las que cotizan, con una ratio precio/valor en libros de entre 0,3 y 0,6 veces. 

¿Qué marcará la segunda mitad del año?

Para la última parte del año, en Renta 4 Banco sugiere prestar atención a dos citas que pueden marcar el devenir de las cotizaciones bancarias en bolsa. Por un lado, explican "las conclusiones del abogado del TJEU sobre el índice hipotecario IRPH", cuya resolución está prevista para el próximo 10 de septiembre. Además, será importante la reujión del Banco Central Europeo del 12 de septiembre, "donde se espera que baje el tipo de depósito y anuncie un escalonamiento para minimizar el impacto negativo sobre los márgenes", apuntan. 

Y por supuesto, no habrá que perder la evolución del Brexit por posibles implicaciones en Sabadell y Santander, o las elecciones en Argentina, donde este fin de semana se ha conocido la dura derrota de Mauricio Macri a manos el peronista Alberto Fernández, por cuanto pueda afectar a la cotización de Santander y BBVA.

publicidad
publicidad