Finanzas.com

Recordar mis datos | 縊lvidaste tu contrase馻?

siguen las tensiones

Dia: la banca hace o韉os sordos a las amenazas de Fridman

Cristian Reche / Cristina Triana

Cuando la paz en DIA parec韆 sellada, Mikhail Fridman, el nuevo propietario de la cadena de supermercados, vuelve a presionar a la banca acreedora con la necesidad de que se cumplan sus exigencias ante las urgencias de la compa耥a. Pese a las alarmas, las negociaciones, seg鷑 fuentes financieras, tienen muchas bases para llegar a un acuerdo.

El sobresalto lleg el pasado lunes. DIA marc la apertura de mercado con un hecho relevante ante la Comisi髇 Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en el que pon韆 de manifiesto que el acuerdo por los 380 millones de euros de l韓eas de liquidez   necesarios para pagar a proveedores   no se hab韆 cumplido.

La situaci髇 llev a Letterone, fondo del magnate ruso con el que controla el 70% del capital de DIA, a amenazar con retirarse del preacuerdo firmado el pasado 20 de mayo, en el que, seg鷑 los t閞minos establecidos, los 380 millones deber韆n haber llegado el pasado s醔ado 15 de junio.

"Pese a los mejores esfuerzos", explicaron en el comunicado remitido a la CNMV, todav韆 no se hab韆 alcanzado un pacto "para la modificaci髇 y refundici髇 de los t閞minos de la financiaci髇 sindicada existente", ni tampoco se hab韆 "suscrito la documentaci髇 vinculante en relaci髇 con las nuevas l韓eas de financiaci髇".

Se trata de un punto fundamental para que Letterone culmine su ampliaci髇 de capital en la compa耥a, en la que inyectar 500 millones de euros con los que podr, entre otros, reparar la situaci髇 de patrimonio negativo de la compa耥a (quiebra t閏nica) en la que ahora mismo est la cadena de supermercados.

M醩 acreedores en DIA

No obstante, seg鷑 se馻lan fuentes financieras a Econom韆 Digital el acuerdo a tres bandas entre accionista, compa耥a y acreedores saldr adelante. Las afirmaciones contrarrestan las advertencias de Fridman que, pese a no descolgarse de su compromiso de ampliar capital, ya ha amagado con hacerlo en caso de que no avancen las negociaciones.

Lea el resto de la noticia en Econom韆 Digital

publicidad
publicidad