16 de Septiembre, 18:48 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

ve un país muy atractivo para el inversor extranjero

OD Group se lanza al mercado andorrano a través de su división inmobiliaria

Tras asentar su modelo The White Angel en Baqueira Beret y expandirlo en Ibiza, la división inmobiliaria del grupo, OD Real Estate, aterriza en Andorra.

El grupo empresarial español OD Group, presidido por Marc Rahola Matutes, ha decido dar el salto al mercado inmobiliario andorrano de la mano de su división OD Real Estate y su marca The White Angel. Así, OD Real Estate creará un nuevo complejo The White Angel, tras comprobar el éxito en Baqueira Beret e Ibiza, y construirá 3 torres y un edificio lineal, con 160 viviendas de diferentes tipologías en Andorra la Vella. Aunque el proyecto se encuentra en una fase muy preliminar, se conocerán más detalles después del verano. 

Marc Rahola considera que se trata de un mercado "con un crecimiento muy potente tanto para una segunda residencia o incluso una tercera y sin descartar ser la vivienda habitual". Por ello, se puede tener cuenta tanto la opción de propiedad como de inversión para sacarle rendimientos en una posterior venta o arrendamiento, Rahola cree que "Andorra ofrece mucha posibilidades a un inversor y por ello consideramos que The White Angel es la marca más atractiva". El presidente de OD Gruop se muestra muy seguro con la apuesta en Andorra por lo asentado que se muestra ya la marca The White Angel.

Y es que White Angel es la firma inmobiliaria de alto valor añadido de OD Group, donde el lujo es el camino para que el inquilino disfrute de la experiencia residencial a través del servicio OD Services; que consiste en ofrecer al propietario todos los servicios personalizados que desee: desde llenar el frigorífico a comida a domicilio, revisar el coche o alquilar uno, contratar servicios de traslado, limpieza del inmueble, todo tipo de actividades de ocio... cualquier deseo que pase por la cabeza del vecino. Es decir, un gran producto residencial unido a los servicios premium de un hotel.

El perfil inversor para Andorra

Desde OD son conscientes que existe un tipo de comprador que tiene un único objetivo, la rentabilidad. Si los números cuadran, explican, "puede ser una gran oportunidad ya que existe una importante demanda de pisos de alquiler que no está cubierta". Y es que en Andorra existe un potente mercado de alquiler ya que el 60 por ciento la población que reside en el país lo hace de esta forma. Pese a ello, según análisis de la compañía, no creen que sea un producto adecuado para el alquiler o, en cualquier caso "estaría muy limitado". Basan esta afirmación en que un punto fuerte para la propiedad es que "la ley es muy buena para el propietario, algo que podría cambiar en los próximos años, pero en cualquier caso será muy ventajosa".

Pero el abanico de inversores es amplio. El gran inversor sería aquel capaz de aportar más de 2 millones de euros. Para este cliente OD mira a los grandes inversores locales, "las grandes familias andorranas seguro que querrán analizar la oportunidad de invertir con sus family offices".

Por supuesto, esto mismo se aplicaría al gran inversor internacional, pero con un matiz muy importante: la ley del alquiler en Andorra es mucho más atractiva que en otros países y, por tanto, existe una ventaja competitiva. También hay que tener en mente cómo entran en juego los convenios de doble imposición firmados con distintos países, que según se estructuren pueden suponer un freno si se incorporan retenciones por este tipo de renta, "pero en cualquier caso existen soluciones al respecto", apunta el estudio.

El pequeño inversor también puede encontrar su sitio en White Angel Andorra donde dar salida a sus ahorros a través de los pisos que pondrán a la venta y podrían encontrar "una rentabilidad interesante con el alquiler". 

Al igual que sucede con el gran inversor internacional, el pequeño inversor extranjero encuentra ventajas en Andorra. Las personas físicas no profesionales pueden tener dinero declarado en bancos de Andorra y buscan así una alternativa de inversión sin tener que sacar el dinero del país, "para limitar el riesgo donde tengan la mayor parte del patrimonio". En relación a España "la inseguridad política, jurídica y fiscal más el conflicto de Cataluña abren una oportunidad", o también otras incertidumbres como el Brexit.

En definitiva, como explica el director general de OD Real Estate, Jorge Juan, "se trata de crear productos que superen los ciclos económicos y Andorra nos dice que con el paso del tiempo va a revalorizarse más".

publicidad
publicidad