22 de Noviembre, 03:53 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Morgan Stanley, JP Morgan, Banco Santander, BNP Paribas e ING Bank España avalan la opa

EQT, a través de Piolin, presenta la opa sobre Parques Reunidos

Tras convencer a estas cinco entidades la operación para hacerse con el control de Parques Reunidos, la operación, de 630 millones de euros y valoración total de 1.300 millones, a 14 euros por título, sigue adelante.

El fondo de inversión EQT, a través Piolin BidCo, sociedad creada en en exclusiva para esta operación, ha presentado de forma oficial ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la solicitud de autorización de la oferta pública de adquisición de acciones (opa) sobre Parques Reunidos, a través de un hecho relevante remitido por Piolin a la CNMV.

Para respaldar la opa Piolin ha presentado como avales a cinco entidades: Morgan Stanley (252,2 millones de euros), JP Morgan (220,7 millones de euros) Banco Santander (63 millones de euros) BNP Paribas (47 millones de euros) e ING Bank España (47 millones millones de euros), según el comunicado lanzado a la CNMV.

De este modo, EQT da el paso definitivo a las informaciones aparecidas el pasado 26 de abril sobre la intención de este fondo de hacerse con el control de la compañía junto con Corporación Financiera Alba, con un 23 por ciento de Parques Reunidos, y Miles Capital, vehículo inversor de Groupe Bruxelles Lambert (GLB) que ostenta un 21 por ciento del grupo.

La oferta se lanza sobre 45 millones de acciones, 630 millones de euros, con una valoración total de la operación de 1.300 millones de euros. Cuando se conoció la noticia, el mercado la recibió con una gran ovación y una calma absoluta después del anuncio.

El valor experimentó un desorbitado calentón del 28,41 por ciento con el comunicado, lo que llevó al título hasta los 13,92 euros, a tan solo 8 céntimos de la oferta, 14 euros con una prima del 29 por ciento y sujeta a la aceptación del 30,79 por ciento del capital. Es más, tres días antes del anuncio de la operación el valor registró avances del 7 por ciento y sin nada que los justificase. Desde entonces, la cotización ha mantenido la calma y ningún inversor haya alzado la voz para criticar la operación. En otros casos, como Dia o Telepizza, sí aparecieron fuertes críticas a la oferta y se lanzaron acusaciones sobre el oferente. En esta, en cambio, no parece por el momento que haya esta problemática. Quizás sea porque, por un lado, dos de los que opan controlan casi el 45 por ciento del grupo; por otro, quedarían más de dos meses para que los inversores se decidan acudir. También puede ser, como apuntan fuentes del mercado, que ahora es cuando la compañía está en los precios a los que tiene que cotizar, en su valor real, y muestra las capacidades que tiene como grupo, pero los resultados presentados no dicen lo mismo.

Con todo, el valor no ha experimentado movimiento alguno y sigue rozando el precio de opa, en 13,88 euros por título.

La decisión de formular la opa partió de EQT, y GBL y Alba se han sumado a su proyecto por considerarlo interesante y con la intención de mantenerse en el accionariado de Parques Reunidos. Así, en caso de que la oferta sea un éxito, ambos accionistas del grupo de parques de ocio se han comprometido a aportar a la oferente la totalidad de sus acciones en la compañía. Del precio ofertado se descontará el dividendo de 0,2477 euros brutos por acción que Parques Reunidos abonará el próximo 17 de julio.

Miedo a los resultados y la exclusión de cotización 

Parques Reunidos ha perdido 63 millones de euros en el primer trimestre del año, con lo que duplica el agujero del mismo periodo del trimestre anterior, 28,2 millones. El resultado de explotación (ebitda) cayó en 20,9 millones de euros en los tres primeros meses de 2019, pese a experimentar una mejora del 1,1 por ciento en tasa interanual. Malas cifras pese a haber registrado 1,6 millones de visitas a sus parques, un 45,4 por ciento en tasa interanual.

Con este escenario, el analista de XTB Antonio Sales asegura que lo mejor para el inversor es ir deshaciéndose ya de sus posiciones en Parques Reunidos, porque se trata de un valor «poco atractivo» con los resultados y que cotiza muy pegado noticias «que muchas veces el inversor tarda en conocer». Así, Sales cree que es un valor «con mucho ruido en el que un inversor institucional sí podría encontrar negocio si confía en la reestructuración que tienen pensada los posibles nuevos propietarios».

Fuentes del mercado aseguraron a INVERSIÓN que no se podía descartar tampoco una exclusión de cotización una vez se formalice la opa. Este hecho, según señalan estas fuentes, sería un motivo más para plantearse el deshacerse de las posiciones en el valor mientras tengan el atractivo actual. En cambio, en el hecho relevante de hoy, no aparece dicha exclusión.

El fondo Wellington olió los beneficios de la opa

Uno de los síntomas que llamaba a confirmar que la opa iba a seguir adelante, y que tenía los mimbres de triunfar, fue cuando se produjo la entrada de fondos de inversión especializados en sacar el máximo jugo a estas operaciones. En el caso de Parques Reunidos el mejor ejemplo fue la entrada en el capital del grupo del fondo estadounidense Wellington, que afloró un 1,37 por ciento de la compañía, unos 15 millones de euros, por lo que se colocó entre los 10 accionistas con mayor presencia en Parques Reunidos. Se trata de un conocido para las cotizadas españolas por posicionarse en compañías sobre las que rondan operaciones corporativas en los últimos tiempos.

Como mejor ejemplo es el hecho de que Wellington entró con un 4,2 por ciento en Liberbank, que acaba de romper con Unicaja, entidad donde hace dos ejercicios declaró un 3 por ciento cuando se rumoreaba también con una operación corporativa del mismo calado.

publicidad
publicidad