16 de Octubre, 16:45 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

La alemana decide sacar a bolsa todo su negocio energético

¿Qué pasará con Gamesa tras el 'spin-off' de Siemens?

La decisión del grupo germano de agrupar todas sus operaciones energéticas en una sola compañía con el objetivo de sacarla a Bolsa en septiembre de 2020 supone, de inicio, que la participación en Gamesa quedará adscrita a esta nueva compañía.

«Es necesario y valiente llevar a cabo cambios cuando la compañía está funcionando bien», aseguró el presidente del órgano supervisor de Siemens, Jim Hageman, al anunciar la futura creación de una compañía en la que se incluirán los negocios de energía, con petróleo y gas incluido, de la multinacional germana y que afectará directamente a Gamesa. Así, Siemens transferirá el 59 por ciento actual que ostenta en Gamesa a la nueva compañía, aunque renunciará a poseer la participación mayoritaria en esta empresa pero manteniéndose como un accionista principal, con una posición «algo inferior al 50 por ciento», señaló la compañía. El consejero delegado de Siemens, Joe Kaeser, sentenció que están convencidos de que esta decisión «será positiva para todos los participantes y permitirá crear valor a largo plazo para los clientes, empleados y accionistas». 

Las acciones de Siemens Gamesa recibieron castigo de calado el día del anuncio, que coincidió con la presentación de resultados y en un día nefasto para la renta variable por las tensiones de la guerra comercial, pero al día siguiente rebotaron un considerable 2,48 por ciento, por lo que el valor sigue su senda alcista de más de un 40 por ciento en lo que va de ejercicio. Como recuerdan desde el departamento de análisis de Banco Sabadell, es un hecho que ya se venía rumoreando en los últimos días y creen que es una noticia «que puede gustar al mercado». Además, apuntan, la energía es el núcleo del negocio del grupo por lo que la visibilidad «es elevada». En la parcela que le afecta a Siemens Gamesa consideran que este movimiento es «poco relevante a largo plazo ya que solo se trata de un cambio de propiedad», pero añaden que sí podría tener un efecto para los accionistas minoritarios una vez que se haga la operación por la «valoración que se acuerde».

El director de inversiones de ATL Capital, Ignacio Cantos, pone el foco en la fórmula que podría usar Siemens para ir diluyendo su posición mayoritaria y en qué plazo, teniendo en cuenta que la salida a bolsa se fija para después del verano de 2020. Esto, podría provocar pequeñas turbulencias en la cotización de Siemens Gamesa, pero para Cantos «no tiene por qué influir la nueva cotizada ni al negocio ni al desempeño bursátil de Gamesa, porque si el funcionamiento de esta sigue siendo óptimo el valor avanzará». El analista de Renta 4 Ángel Pérez considera que no tendría que verse un trasvase de inversores desde Siemens Gamesa a la nueva filial energética, «porque cada una tiene su negocio y son independientes más allá de las posiciones mayoritarias». Es más, puntualiza Pérez, «con la creación de esta nueva compañía por parte de Siemens Gamesa encontraría un nuevo cliente».

Gamesa saca músculo

Mientras tanto, Siemens Gamesa saca músculo con sus resultados al lograr un beneficio de 49 millones de euros en su segundo trimestre fiscal, un 40 por ciento más que en los tres meses anteriores, aunque hay que recordar que la compañía venía de culminar la integración, y a nivel semestral ha ganado 67 millones. Las ventas aumentaron un 7 por ciento en el trimestre, 2.389 millones, y descendieron un 6 por ciento a nivel semestral, hasta los 4.652 millones.

Así, Antonio Sales, de XTB, considera que ha llegado «la calma» para la compañía y que esta aporta «seguridad» para el futuro de la mano de los contratos. Ángel Pérez puntualiza que, pese a ser unos resultados «positivos» se aprecia una presión en el negocio 'onshore' pero que la «fuerte» aportación de China lo ha compensado. Además, destaca el hecho de que la compañía haya preparado su estructura para hacer frente al pico de pedidos de la segunda mitad del año. Con todo, Pérez considera que Siemens Gamesa «podría superar las ventas y los márgenes», aunque la compañía ha mantenido las guías. Por su parte, Javier Díaz, de ACF, destaca cómo han superado las estimaciones del consenso respecto a los ingresos, el cumplimiento de guías y la visibilidad de la empresa, «con una buena disciplina en el control de la inversión».

La acción hace dudar

Ángel Pérez tiene claro que el valor «ha corrido mucho», por lo que cualquier revisión «saldrá con un precio al alza». Con este escenario, a priori, «debería seguir creciendo por las perspectivas», comenta Pérez. Pero, añade, «teniendo en cuenta sus niveles, y si lo que se busca es un rendimiento a corto plazo, sería conveniente buscar otros valores del sector». Eso sí, si se está dentro de Gamesa o se desea entrar, explica este experto, «es un valor seguro a largo plazo porque se puede confiar en su negocio en el futuro». En la misma línea se coloca Antonio Sales, que asegura que la situación empresarial «ha quedado reflejada sobremanera en la cotización». Para Sales, su extraordinaria subida no es sorprendente porque, dice, «viene de una corrección en la que mercado infravaloró demasiado al valor». De este modo, para el experto de XTB, la acción ha encontrado su «punto de estabilidad y desde ahora no se verán grandes movimientos, quizás correcciones por tomas de beneficios». Por tanto, parece que Gamesa «ya ha dado todo lo que tenía que dar en 2019 y se podrían recoger beneficios». Javier Díaz señala que se encuentra completamente en precio y «lo mejor es vender». Porque, considera, para ver un retorno atractivo debería superar previsiones y, en cambio, no ha cambiado las guías.

Premido de S&P y Moody´s

Siemens Gamesa se ha convertido en el primer fabricante de aerogeneradores en obtener la calificación crediticia de grado de inversión, tras recibir un rating crediticio 'BBB-' con perspectiva 'positiva' de Standard & Poor's (S&P) y 'Baa3' con perspectiva 'estable' de Moody's. 

Moody's sostiene que esta calificación refleja una mejora en el rendimiento operativo de la compañía dada su amplia gama de turbinas offshore y otras actividades de servicio y destaca un crecimiento en la demanda de la energía renovable, con una cartera que alcanza los 23.000 millones. Asimismo, Moody's pone de manifiesto su diversificación territorial y de productos lo que «consolida la presencia en el mercado gracias a la fusión con Siemens Wind Power en abril de 2017.

S&P destaca «positivamente» la gestión de la compañía y su política financiera, con un balance que le podría permitir preservar sus parámetros crediticios y su liquidez. Además, S&P valora la posición de liderazgo del grupo en los competitivos y consolidados mercados eólicos 'onshore' y 'offshore' (terrestre y marina), basada en su escala, instalaciones eólicas y tecnología, que sustentaría el crecimiento de la cuota de mercado, así como su capacidad para dirigir la consolidación de la industria. El director general financiero de Siemens Gamesa, David Mesonero, consideró que la calificaciones son «otro hito significativo» y «un reconocimiento a nuestro trabajo».

También te puede interesar:

Moody's considera que escisión del 59% de Siemens Gamesa no afecta a su nota

publicidad
publicidad