28 de Enero, 19:57 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

para refinanciar la deuda

Dia: Santander se cierra en banda y pide que los bonistas asuman pérdidas

Finanzas.com

El futuro de la cadena de supermercados Dia depende ya prácticamente de las negociaciones entre los bancos acreedores y el empresario ruso Mijail Fridman, quien, a falta de datos oficiales, habría logrado ya una aceptación superior al 50% en la OPA presentada sobre la compañía. 

Para que el grupo esquive el concurso de acreedores, es indispensable que el 'pool' de bancos tenedor de los 912 millones que adeuda la compañía acepte las condiciones que pide el empresario ruso, y que pasan por extender los vencimientos de la deuda hasta 2023, sin devolver hasta entonces cantidad alguna, además de la concesión de nuevas líneas de liquidez por 380 millones de euros. 

El problema es que Santander, según informa hoy Bloomberg y ha adelantado El Confidencial, se ha negado a acudir al rescate de Dia a memos que los bonistas de la compañía asuman también la parte que les corresponda de las pérdidas como tenedores que son de la deuda. 

De los 500 millones que inyectará Letterone, el fondo de Fridman, si sale adelante la ampliación de capital, unos 306 millones tendrán como destino la remuneración de los bonistas cuyos títulos vencen en junio, que es precisamente a lo que se niega Santander, pues la entidad pretende que asuman las pérdidas correspondientes. 

Algunos de los acreedores bancarios considera un agravio comparativo que se niegue a las entidades cualquier amortización anticipada de sus créditos y, al mismo tiempo, el grupo se disponga a pagar a los bonistas 305,7 millones el 22 de julio sin discusión de ningún tipo.

Fridman prevé flujo de caja negativo durante los dos primeros años de su hoja de ruta, lo que se traducirá en un consumo de 200 a 250 millones de euros. Así, los acreedores han aceptado la inyección de liquidez adicional por 380 millones de euros que contaría con garantías adicionales.

Las acciones de DIA son presa de la volatilidad en las últimas horas y a la fuerte subida registrada al cierre de ayer le ha seguido hoy nada más arrancar la sesión una pronunciada caída, con descensos de hasta el 9 %.

Los títulos de la compañía se pagaban a 63 céntimos, en contraste con los 70 a los que acabaron la jornada anterior.

Sólo en la primera media hora de cotización se registró el intercambio de 295.000 acciones de DIA, que atraviesa una severa crisis desde hace meses y cuyo futuro se juega en las próximas horas.

publicidad
publicidad