19 de Septiembre, 19:13 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Neoenergía

Iberdrola sacará a bolsa su filial en Brasil pero mantendrá su control

Finanzas.com

Iberdrola pretende colocar en la Bolsa de Sao Paulo una parte de las acciones de Neoenergía, su filial en Brasil, pero sin perder el control de la segunda mayor distribuidora de energía del gigante sudamericano, de la que actualmente posee un 52,45 %.

En un nuevo intento de salir a bolsa en Brasil tras el frustrado en 2017, el consejo de administración de Neoenergia convocó a sus accionistas a una asamblea general extraordinaria mañana, lunes, en Río de Janeiro para aprobar, entre otras medidas, el lanzamiento de una oferta pública inicial de acciones (IPO) de la compañía.

El plan de la compañía que preside Ignacio Sánchez Galán de cotizar en la Bolsa de Sao Paulo sin ceder el control fue facilitado por el Banco do Brasil, propietario del 9,34% de Neoenergia, que aprobó la venta de todas sus acciones en la futura oferta pública.

El tercer socio de Neoenergia es Previ, el fondo de pensiones de los empleados del Banco do Brasil, que posee el 38,21 % del capital y ha manifestado su interés en la salida a bolsa, pero aún no ha decidido si mantendrá su actual participación o venderá parte de las acciones.

El Banco do Brasil, en cambio, sí lo dejó claro en un comunicado que envió al mercado el martes en el que anunció su intención de vender toda su participación para atender la nueva directriz de la entidad estatal de promover una serie de desinversiones.

Tal directriz fue impuesta por el ultraderechista Jair Bolsonaro, que asumió la Presidencia de Brasil el 1 de enero pasado con un plan económico liberal y que prevé la reducción del Estado mediante la privatización de todo lo que no sea estratégico.

El mayor banco de Brasil, sin embargo, aclaró que la venta de las acciones "dependerá de las condiciones favorables de los mercados de capitales nacional e internacional".

La advertencia se produce a raíz de que a finales de 2017 Neoenergia suspendiera la oferta pública inicial con la que intentó salir a bolsa entonces debido a que ni el Banco do Brasil ni la Previ aceptaron el rango de precios marcado por los inversores, que consideraron por debajo de las expectativas.

En una presentación ante analistas la semana pasada, Sánchez Galán aclaró que Iberdrola no pretende ceder el control sobre Neoenergia pero, en el marco de una IPO, sí ofrecerá al mercado algunas de sus acciones.

Entre las decisiones que serán sometidas mañana a consideración de los socios de Neoenergia figuran, además de pedir a la Comisión de Valores Mobiliarios brasileña el registro de la oferta pública inicial de acciones, solicitar la admisión a negociación de los papeles en el segmento especial de negociación denominado "Novo Mercado de la B3", que es el más exigente en Sao Paulo.

Además se pedirá el apoyo de los accionistas para modificar los estatutos sociales de la compañía para adaptarlos a las normas del "Novo Mercado" y a la práctica de las sociedades cotizadas.

Las distribuidoras Neoenergia y Elektro, ambas participadas por Iberdrola, se fusionaron en junio de 2017 y dieron nacimiento entonces a la mayor eléctrica de Latinoamérica por número de clientes (unos 13,6 millones).

Pero en junio de 2018, Iberdrola fue derrotada en su disputa con la italiana Enel por adquirir el control de la distribuidora Eletropaulo, una de las mayores de Brasil, con 7 millones de clientes, y la principal en facturación.

La operación permitió a Enel llegar a 17 millones de clientes y desplazar a Neoenergía de la punta de la lista de mayores distribuidoras brasileñas en número de clientes.

Neoenergia está presente en 16 de los 27 estados de Brasil y tiene activos en los segmentos de la generación, transmisión, distribución y comercialización de electricidad.

Neoenergia cuenta con cuatro distribuidores -Coelba, Celpe, Cosern y Elektro-, que tienen una red de 585.000 kilómetros, y es responsable de llevar energía a 34 millones de personas, casi el 20 % de la población brasileña.

En el área de generación, entre activos en operación o en construcción, principalmente en renovables, el grupo tiene una capacidad instalada de 4,5 GW y un área de concesión de 836.000 kilómetros cuadrados, que abarca a casi 1.000 municipios.

La empresa ganó el pasado año 1.594 millones de reales (unos 370 millones de euros), un 253 % más que en 2017, gracias a la revisión de tarifas en Brasil, así como a la incorporación de Elektro.

El beneficio en el primer trimestre del año fue de 509,7 millones de reales (unos 115,9 millones de euros), un 69,51 % más que en el mismo periodo de 2018.

publicidad
publicidad