Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Estrategia con la compañía

Minorista: ¿Qué hacer con la opa sobre Dia?

José Jiménez / Raúl Poza Martín

Guerra total por el control de Dia. El minorista debe decidir si acepta la oferta de Mijaíl Fridman a 0,67 euros por acción, espera a que haya una contraopa mejorada, o simplemente aguarda el fracaso del magnate ruso.

La lucha por el control de Dia ha pasado de las trincheras al campo de batalla y ha cogido a los minoristas en medio de un peligroso fuego cruzado. Y es que la Oferta Pública de Adquisición (OPA) a 0,67 euros por acción presentada por LetterOne, el grupo del magnate Mijaíl Fridman, obliga a los minoristas a decidir entre vender a ese precio, seguir en el valor confiando en que fracase la OPA o esperar a que llegue alguna contraoferta que mejore el precio ofertado. Todo, a la espera de que el consejo de administración de la compañía, claramente enfrentado con el empresario ruso, sea capaz de sacar adelante una ampliación de capital de 600 millones de euros, vital para un grupo que está prácticamente rozando la insolvencia. 

Se esperaba este movimiento de Fridman, pero el mercado no contaba con que llegaría tan pronto, y además, en forma de OPA voluntaria, lo que elimina el requisito de que el empresario ruso tenga que ofrecer un precio equitativo, pues el mero éxito de la oferta es la prueba de que el precio era adecuado. Según calcula Eduardo Bolinches, director de escueladetradingyforex.com y colaborador de INVERSIÓN, ese precio justo es de 3,73 euros. «Se trata de una jugada maestra por parte de LetterOne, puesto que en caso de llegar a buen término la OPA, la ley le exonera de lanzar una oferta obligatoria», que es la que tendría que lanzar a 3,73 euros, dice Bolinches. A ese precio nadie llegará, ni Fridman ni un supuesto 'caballero blanco' dispuesto a lanzar una contraopa, aunque no está muy lejos de los 4 euros en que Dia cotizaba en febrero del año pasado. Para el minorista, tiene sentido seguir en el valor si es que espera otra propuesta de compra, aunque como dicen en Link Securities, es «muy poco factible que se presente una contraopa». Dia cotizaba en los 0,7 euros, lo que quiere decir que el mercado al menos si está dando una pequeña oportunidad a la llegada de otra oferta. «El mercado estaría descontando una posible oferta competidora, algo que nosotros a priori no vemos dada la situación financiera de la compañía», dicen los analistas de Sabadell, aunque en Link Securities piensan que la cotización es esta por «el cierre precipitado de posiciones cortas». La cuestión crítica es qué hacer con las acciones de la cadena en estas condiciones. 

¿Aceptar o esperar?

En opinión de Bolinches, la alternativa está muy clara: «Hay tanta gente enganchada en Dia y con unas minusvalías tan grandes, que lo mejor ya es esperar y no acudir», dice este experto, que califica la jugada como un «chollo» para el empresario ruso. En la misma línea, Ana Gómez, analista de Renta 4 Banco, considera que lo más apropiado es «adoptar una postura de esperar y ver hasta que se conozcan más detalles». Entre otros aspectos, recuerda esta experta, aún falta por llegar la aprobación de la CNMV y de las autoridades de competencia, aunque también se puede dar el caso de que la oferta de Fridman no alcance el grado mínimo de aceptación y sea desestimada. Y lo que es más importante, falta por saber cómo se va a posicionar el consejo de Dia, «que entendemos será contrario a la oferta de LetterOne», dice Gómez. En Sabadell también ven como «determinante» la opinión del consejo, «dado que las probabilidades de poder seguir con los planes de aprobar una ampliación de capital de 600 millones de euros son muy reducidas» tras la oferta de Fridman. Por otro lado, como dice Javier Flores, director del servicio de estudios de Asinver, se trata de una propuesta «muy compleja, con riesgos de tipo legal, elementos ocultos y variables que exceden lo estrictamente financiero», por lo que su consejo para el minorista es «mantenerse al margen y no aceptar la oferta». 

Por el contrario, Felipe López, analista de Selfbank, considera que «lo más sensato para los actuales accionistas no sería aceptar la OPA, si no vender en el mercado en estos momentos en que la cotización supera el precio de la oferta». De la misma opinión es Antonio Sales, analista de XTB, cuando apunta que «lo mejor es no acudir e ir liquidando posiciones aprovechando que los títulos están por encima de la oferta, porque poco recorrido más tiene la situación». Una idea similar sostiene el director de Inversiones de ATL Capital, Ignacio Cantos: «El inversor que estuviese dispuesto a acudir a la OPA por 0,67 euros, si el precio está por encima, debería vender». Este experto pone el foco en las posiciones cortas, que son muchas en Dia, y cree que «se cerrarán en los próximos días». En Bankinter también tienen claro que la mejor alternativa para el inversor pasa por vender, alternativa que venían defendiendo desde octubre del año pasado, cuando la cadena de supermercados cotizaba a 1 euro por acción, «debido a la incertidumbre sobre el enfoque estratégico y financiero» de la empresa. Además, consideran «poco probable, aunque no imposible», que haya una OPA competidora mejor.
Finalmente, quien se quede en el valor, tendrá que hacer frente a un riesgo de corrección, aunque en Sabadell estiman que «es limitado a corto plazo», a la espera de una posible oferta competidora. Y si la oferta de Fridman es rechazada, Bolinches cree que no habrá excesiva presión bajista.

Concepto clave de la OPA

El precio de las acciones se ha desplomado un 90 por ciento desde finales de 2017, hasta la escandalosa subida del martes. La caja de los truenos se destapó tras la publicación de un 'profit warning' y un posterior agujero sin justificar de 70 millones en 2017. Con este escenario, Fridman no dudó en dar el salto final al control de la empresa de la mano de su compañía LetterOne y con su hombre de confianza, Stephan Ducharme. Ahora llega la OPA con una oferta de 67 céntimos por título para que LetterOne controle el 70 por ciento desde el 29 que ostenta, cerca de 442 millones de acciones por un importe de 296 millones de euros. La OPA, de carácter voluntario, suscribirá una ampliación de 500 millones , un 17 por ciento menos que la ampliación prevista por el consejo. Esos 67 céntimos son un 56 por ciento superior al precio al que cerró la compañía un día antes de la oferta (43 céntimos), pero lejos de los 4 euros de hace un año. LetterOne necesita el apoyo de la banca acreedora, pero Goldman y Barclays la respaldarán. Además, Ducharme aseguró que no apoyará la ampliación previa de 600 millones en caso de que la OPA lanzada no salga adelante.

También te puede interesar:

Ni se le ocurra acudir a la OPA de Dia

DIA inicia un despido colectivo en España para un máximo de 2.100 trabajadores

Dia cierra 2018 con pérdidas de 352,58 millones

DIA dispuesta a explorar con Fridman la OPA presentada sobre la compañía

DIA: Tres minoritarios juntan un 3,25% y se unen contra Fridman

publicidad
publicidad