14 de Diciembre, 23:04 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

El tráfico aéreo y los ingresos, dos aliados

IAG: entre el Brexit y el petróleo

Ambos factores se colocan como los dos puntos principales para comprender el desempeño bursátil del valor y poder analizar las perspectivas de futuro para la compañía. La libra, también protagonista.

International Consolidated Airlines Group (IAG), creada en 2011 a raíz de la fusión entre British Airways (BA) e Iberia, tiene su sede social en Madrid pero el centro de operaciones se comanda desde Londres. Y es, por la aportación en sus cuentas y el volumen de negocio, la compañía cotizada española con mayor exposición al Reino Unido. BA aportó al grupo un 68 por ciento de sus ingresos y un 63,3 por ciento de su resultado operativo en 2017. En consecuencia, sigue muy presente el devenir del Brexit a raíz del acuerdo aceptado por los Estados miembros el pasado domingo. Aunque aún queda un escollo que se dibuja complejo, la aprobación del texto por parte del Parlamento británico. Pero la Unión Europea ha sentenciado que ese acuerdo es «el único posible».

El caso es que el Brexit añade cierta incertidumbre al valor con aspectos como el reparto de su accionariado, gustaría que la mayoría del capital estuviese en manos de inversores comunitarios según fuentes financieras, y la cuestión de 'cielos abiertos' sigue latente. Para IAG es fundamental que se mantenga la regulación en el espacio aéreo ya que el corredor Reino Unido-Estados Unidos genera un gran flujo para las arcas del holding, por lo que es altamente lucrativo. Por otro lado, aparecen las fuertes caídas en el precio del petróleo que benefician sobremanera a la empresa, por las altas provisiones que realizan las compañías del sector en esta parcela. Para IAG esta partida supone hasta un 23 por ciento de los gastos del grupo. Así, la compañía se enfrenta a un escenario marcado por estas dos cuestiones y los expertos que siguen al valor analizan, dan sus perspectivas y comentan el desempeño bursátil de IAG.

Tranquilidad con el Brexit

El analista de Renta 4 Iván San Félix es de los que cree que el Brexit «añade incertidumbre a la compañía», aunque considera que no va a cambiar mucho la situación actual. Para experto, lo que se convertiría en «tremendamente complicado» para el valor, sería una modificación del acuerdo respecto a las zonas aéreas. San Félix comenta que si se produce algún cambio en relación a la situación actual «el valor sufriría, pero actualmente no se prevé esta situación».

El experto de Banco Sabadell Francisco José Rodríguez puntualiza que aún «queda mucho por concluir respecto al Brexit, pero todo lo que sea crear una menor incertidumbre es bueno para la compañía». Rodríguez señala que, teniendo en cuenta las comunicaciones y comentarios de la compañía, «el Brexit no debería afectarles mucho a nivel operacional». Además, este analista no aprecia problemas de vuelos entre las diferentes regiones: Reino Unido-Europa, España-Reino Unido o Reino Unido-Estados Unidos y también apunta que los datos de tráfico aéreo son bastante buenos, además de la buena marcha del negocio del Atlántico norte.

El experto de XTB Francisco J. Arco es aún más claro y opina que el Brexit «no está afectando para nada a IAG» y los únicos escollos que tendría el valor serían subida en el precio del petróleo o la depreciación de la libra esterlina.

El petróleo como aliado

San Félix asegura que las bajadas del petróleo «son muy positivas para la compañía», aunque el verdadero impacto, según sus estimaciones, «se verá en la publicación de resultados a partir de la segunda mitad del 2019, y también en 2020». El analista de Renta 4 considera que IAG aumentará, «más aún», su provisión para combustible, «y eso que ya la había aumentado para este año», puntualiza San Félix. Francisco J. Arco estima que el crudo «está en un rango de precios beneficioso para la compañía y si países como Irán continúan con la producción, el sector lo agradecerá». Arco añade el papel de la libra esterlina: «La libra se está depreciando y, en cambio, IAG permanece inmune a esta situación, por lo que la visión es muy positiva». Y, de este modo, no encuentra dificultades en el corto plazo para IAG. Por su parte, Rodríguez explica que «el miedo» parecía haberse asentado en el mercado por la subida del crudo, pero la tendencia ha cambiado «y ahora está en unos niveles muy positivos para el sector aéreo».

Futuro prometedor

La recomendación de Renta 4 es «sobreponderar», con un precio objetivo de 8,30 euros por título. Desde Banco Sabadell comentan que mientras el discurso de IAG siga siendo el mismo, no hay que dudar de las perspectivas de la compañía. Además, apuntan que los ingresos seguirán siendo buenos y lo lógico es pensar que los resultados también lo serán, por lo que no ven razones para no ser positivo con el valor a este nivel de cotización. Su recomendación es «comprar» y el precio objetivo le fijan en 9 euros. En XTB explican que mientras no pierda el nivel de los 6,20 euros, que llevaría a una lateralización, «hay que comprar». Para XTB el objetivo pasa por llegar a los máximos históricos de 8,5 euros por acción, «y tiene capacidad para hacerlo». En consecuencia, cuentan en XTB, es un valor que, si no cae de esos 6,20 euros, «momento en el que habría que cambiar a infraponderar», hay que tener acciones de IAG en cartera, ya que se trata de «un buen valor para un perfil inversor de medio-largo plazo».

Posible interés por Flybe

Virgin era la principal candidata para hacerse con Flybe, una de las mayores aerolíneas regionales de Europa. Pero diversas fuentes del mercado han asegurado que existe un presunto interés por parte de IAG para comprar esta aerolínea. Además, medios británicos apuntan que IAG se habría posicionado como favorita para adjudicarse el control de Flybe. Aunque esta aerolínea, que cotiza en la Bolsa de Londres, apenas cuenta con 23 millones de euros de capitalización bursátil, ha registrado espectaculares avances en su cotización a raíz del interés de Virgin e IAG por hacerse con el control de la compañía. El día que se informó de la opción de Virgin, las acciones de Flyby subieron un 70 por ciento y cuando se filtró el interés de IAG, Flyby avanzó un 40 por ciento.

publicidad
publicidad