21 de Noviembre, 03:06 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

por la sanción CNMC y gastos Tecnocom

Indra sube en bolsa un 9% tras ganar un 35% menos hasta septiembre

Finanzas.com

Indra obtuvo un beneficio neto de 55 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 35,4 % menos que en el mismo período del año anterior, afectada por la sanción de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y por mayores gastos de reestructuración de Tecnocom. El grupo hoy abre con una revalorización del 3,8%.

Según ha informado hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), los ingresos de la compañía tecnológica aumentaron un 2,7 %, hasta los 2.174 millones de euros, mientras que la contratación neta se incrementó en un 4,9 %, hasta los 2.466 millones de euros. El resultado bruto de explotación (ebitda) mejoró un 7,4 %, hasta los 183 millones de euros.

La tecnológica presentó unas cifras que "superan la previsión de ingresos", dicen los analistas de Renta 4 Banco, Las cifras incluyen una sanción de 13,5 millones impuesta por la CNMC, pero sin esta multa, la principal magnitud, el Ebit, alcanzaría los 55,8 millones, un 17% por encima de lo que esperaba el mercado.

A este respecto, los analistas de Bankinter también señalan que, entre "los aspectos más positivos" está la "mejora del margen Ebit en el tercer trimestre", que cifran en el 7,9% si se excluyen los efectos no recurrentes frente al 6,3% del año anterior, lo comienza ya a reflejar el proceso de reestructuración de Tecnocom finalizado en el primer semestre de este ejercicio. Además, la compañía ha reiterado su perspectiva de crecimiento.

Indra ha explicado que el resultado neto desciende al 35,4 % por el impacto de la sanción de la CNMC (13,5 millones de euros) y por los mayores gastos de reestructuración de Tecnocom (5 millones), así como por las mayores amortizaciones (21 millones) y por la optimización de las bases fiscales en Brasil en 2017.

La CNMC sancionó a finales de julio a Indra y a otras diez empresas de servicios informáticos y aplicaciones por prácticas contrarias a la competencia y le impuso una sanción de 13,5 millones de euros, que la compañía ha provisionado en su totalidad en el tercer trimestre de 2018, aunque tiene recurrida la multa ante la Audiencia Nacional.

La contratación neta de Indra aumentó un 4,9 % por el fuerte crecimiento de la división de Transporte y Defensa, que fue de un 21 %, mientras que su cartera creció un 9,1 %, alcanzado esa división su nivel más alto de los últimos tres años (2.720 millones de euros).

Los ingresos aumentaron un 2,7 %, principalmente por la aportación de las adquisiciones de Tecnocom, que consolida desde el 18 de abril de 2017, y Paradigma, así como por el fuerte crecimiento de Transportes en el tercer trimestre de 2018, un 42 %.

Las ventas de los servicios digitales han sido de 281 millones de euros (un 20 % de las ventas de Minsait, la marca en la que Indra ha agrupado todos sus negocios de tecnologías de la información), un 26 % más que en los nueve primeros meses de 2017.

El tipo de cambio contribuye negativamente al resultado con 65 millones de euros en los nueve primeros meses de 2018.

Indra, que ha dicho que con estos resultados mantiene sus estimaciones para el conjunto de año, ha señalado que la reestructuración de Tecnocom finalizó en el primer semestre de 2018 y las sinergias operativas continúan produciéndose según lo esperado.

Por regiones, salvo Asia, Oriente Medio y África (AMEA), que desciende un 10 %, todas presentan crecimientos en las ventas en moneda local: España (13 %), América (4 %) y Europa (2 %).

En cuanto a las contrataciones, en Transporte y Defensa crecieron un 21 %, impulsadas por el segmento de Transportes, mientras que la de la división Minsait desciende un 3 % por la ausencia este año del efecto de elecciones en AMEA, descontado el cual hubiera registrado un crecimiento del 13 %.

El flujo de caja libre hasta septiembre registró un resultado negativo de 46 millones de euros, frente a los 44 millones de euros positivos del mismo período del año anterior, debido a la estacionalidad del tercer trimestre y el difícil comparable con el tercer trimestre de 2017, en que se produjo una gran aportación por la variación de capital circulante.

La deuda neta se elevaba a 686 millones de euros al cierre de septiembre de 2018, un 0,9 % más que a la misma fecha del año pasado y está también por encima de la que había al finalizar 2017 (588 millones de euros), debido a la generación de caja negativa en el período de 46 millones de euros y a la adquisición de la compañía Advanced Control Systems por cerca de 40 millones de euros.