21 de Enero, 06:15 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

brillan en resultados

¿Ha llegado la hora de entrar en los bancos?

Si el Ibex 35 tiene alguna esperanza de rebasar la dura resistencia de los 9.800 puntos, en la que lleva atrapado unas cuantas semanas, y recuperar el terreno perdido con el resto de indicadores europeos, todo pasa por que los bancos del selectivo den la talla. Además, el sectorial europeo debe acompañar en la remontada. 

De momento, los resultados del medio año han dejado un buen sabor de boca a los inversores, y entidades nacionales como Santander o BBVA han presentado unas cifras mejores de lo esperado, y lo mismo ha sucedido con algún gigante del Viejo Continente, como es el caso del suizo UBS. Los inversores, muy precavidos desde que hace tres meses el Banco Central Europeo retrasara las expectativas de subidas de tipos, vuelven a ver medio lleno el vaso de las entidades financieras. 

Aunque cada banco tiene sus particularidades, lo cierto es que las entidades españolas han cumplido con sus resultados. "El balance general es más positivo de lo esperado", dice Nuria Álvarez, analista de Renta 4 Banco. El mercado tenía sus duda con la alta volatilidad que estaban viviendo las bolsas y con la falta de recuperación del Euríbor pero los bancos han sabido capear el temporal y en el caso de los gigantes, han sabido aprovechar su importante diversificación, como ha hecho Santander en Brasil o BBVA en México, dos mercados clave en los que han cumplido con creces. En el caso de Bankia, la sorpresa positiva ha estado en los niveles de capital, mientras que CaixaBank ha sorprendido para bien con sus buenas perspectivas para el cumplimiento de las guías y Sabadell ha mostrado una buena evolución en España empañada por las dudas sobre la integración de TSB. 

Los números demuestran que la gran banca española se ha aplicado hasta junio. Así, las mayores entidades financieras españolas -Santander, BBVA, Caixabank, Bankia y Bankinter- obtuvieron entre enero y junio un beneficio neto atribuido de 8.475 millones de euros, un 13 % más que un año antes, por la mejora del negocio bancario. 

Está haciendo mucho ruido en España el nuevo impuesto sobre la banca que planea el Gobierno de Pedro Sánchez para financiar las pensiones. Los principales ejecutivos de la banca española se han quejado duramente por esta medida que consideran desacertada, además de que podría tener consecuencias sobre el crecimiento económico y la creación de empleo. Pero lo cierto es que los analistas todavía no saben qué incorporar en sus modelos, al no estar clara de qué manera se articulará el impuesto. En todo caso, sí que hay un poso de tranquilidad por el alcance que pueda tener. "No creo que el impacto sea exagerado", explican fuentes de un bróker madrileño. Y la calma no solo se detecta en casa, pues tras visitar a sus clientes estadounidenses, los analistas de Citi explican que éstos siguen infraponderando los bancos europeos, aunque demostraron más interés en comprarlos que en cualquiera de sus vistas anteriores. 

El mayor motor alcista que si ven los expertos, sin embargo, se encuentra en las oficinas de Frankfurt y en el despacho de Mario Draghi, y pasa por las expectativas de tipos de interés. "El principal catalizador es un incremento del Euribor a 12 meses, que lleve meses estancado" dice Álvarez. El hecho de que el banquero italiano retrasase a septiembre el incremento del precio del dinero fue una mala noticia, pero en la rueda de prensa de la semana pasada, Draghi no dio muestras de más retrasos, lo que sí es una gran noticia la entidades financieras, que como se ha visto en resultados, están gestionando con mucha pericia este entorno de tipos bajos. 

Desde el punto de vista técnico, además, ahora tenemos una oportunidad de rebote a corto plazo. Y es que la semana pasada ha sido claramente alcista en la banca europea, que consigue revalorizarse más de un 4%, "completando una formación alcista técnica, cuya proyección teórica, de cara a las próximas semanas, apunta más arriba", dice Eduardo Faus, analista de Renta 4 Banco. El rebote llega en el corto plazo a la resistencia de los dos últimos meses, donde podría darse cierta consolidación, siendo la zona de 112,3 puntos (-2,3% de caída desde cierre del viernes) su primer soporte.

Fuente: Renta 4 Banco

publicidad
publicidad