16 de Diciembre, 14:18 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

MAD-PISOS TURÍSTICOS

Defensor achaca a falta de supervisión el descontrol de viviendas turísticas

Agencia EFE

El Defensor del Pueblo, Fernando Marugán, cree que el "crecimiento descontrolado" de las viviendas de uso turístico (VUT) en Madrid es "síntoma y efecto" de la "falta de supervisión administrativa" por parte del Ayuntamiento y de la Comunidad de Madrid.

Además, en un informe que responde a un ruego de Saturnino Verano, portavoz de la Coordinadora de Asociaciones Vecinales de Centro, Marugán censura que la Comunidad de Madrid no cuenta con información precisa del fenómeno.

Marugán pide datos como el número total de procedimientos incoados y sanciones impuestas por la Comunidad y que el Gobierno de la capital informe de cómo va a verificar que un alojamiento se está explotando como turístico más de tres meses al año, el límite que marca el Consistorio para considerarlo como una actividad económica.

El Defensor del Pueblo denuncia que, al cruzar las ofertas en portales como Airbnb, con 4.800 viviendas turísticas completas en solo en Centro y los estudios municipales con las VUT registradas en toda la Comunidad se "pone de manifiesto que la oferta real prácticamente cuadruplica a la legal".

Ante ello ve un problema doble, por una parte que el Gobierno regional, competente en materia de turismo, carece de datos sobre la oferta ilegal y por tanto "desconoce la realidad sobre la ha de ejercer sus funciones".

Y por otra que esta oferta ilegal carente de supervisión crece "de modo exponencial" según un estudio municipal de 2015, un "descontrol" que "a medio o largo puede desbordar, compromete y dificultar las posibilidades acciones de todas las administraciones públicas, no solo de la regional", según Marugán.

A juicio del Defensor, el turismo debe estar "bien dimensionado y planificado, para que resulte compatible con otras actividades igualmente beneficiosas" y "no parece sensato que el peso del turismo en toda una región sea soportado principalmente por un único distrito".

"Cuando el sector del peso turístico se concentra en un área reducida", se pierden servicios para residentes y se reemplazan por otros para la población flotante", asegura.

Según el informe, al que ha tenido acceso a Efe, esa concentración implica "un deterioro del ambiente urbano y del derecho a la ciudad" y afecta a los artículos 45 y 47 de la constitución, que el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado y el derecho a una vivienda digna.

"Deben tomarse medidas para poder identificar con rapidez la oferta existente, un paso previo necesario para ejercer con eficacia las funciones públicas de inspección y ordenación", exige el Defensor del Pueblo.

Además, denuncia que pese a que el Ejecutivo autonómico anticipó esta situación con un decreto regulador en 2014 "no parece haber hecho más anticipación cuatro años después" y "no consta avance alguno" en la tramitación de la modificación de esta normativa, pese a que se sometió a consulta pública en junio de 2017.

Marugán subraya que el Gobierno de Ángel Garrido "no puede permanecer impasible ante el nuevo fenómeno de propietarios de viviendas residenciales que comienzan a realizar actividad de hospedaje" y pide que la Consejería de Cultura y Turismo explique por qué considera que la terciariación del centro es comercial y no turística "cuando resulta evidente la interdependencia".

Además, el Defensor pide más información sobre los parámetros de una zona para poder ser declarada Zona Saturada, así como saber qué medidas se están tomando para identificar las viviendas ofertadas por internet y qué desarrollos normativos tiene previstos la Comunidad.

En un comunicado emitido hoy, Saturnino Vera, también presidente de la Asociación Vecinal Las Cavas-La Latina, ha calificado el informe como "demoledor, contundente y claro como el agua" y cree que "pone en evidencia la inseguridad jurídica" que padecen los vecinos y vecinas del centro de Madrid.

.