23 de Julio, 15:31 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

finanzas

Popular perdió una de cada cinco cuentas por la crisis que vivió en 2017

J.M.Camarero

La resolución del banco se llevó por delante 380.000 productos de ahorro de la clientela, mientras Santander ganó un millón de activos

El Banco Popular vio cómo se esfumaban de su balance 380.903 productos de ahorros de sus clientes durante el año pasado, debido principalmente a la resolución que vivió la entidad a mediados de junio después de varios meses de incertidumbre, que llevaron a muchos usuarios a sacar sus ahorros de la entidad. Se trata de un 17% de las cuentas corrientes, cuentas de ahorro y depósitos a plazo con los que contaba el grupo un año antes, según el Anuario de la Asociación Española de Banca (AEB).

En concreto, el Popular perdió más de 100.000 cuentas corrientes, hasta cerrar el año en 706.253, lo que implica un descenso del 12,5%. Esta reducción puede ser similar a la de clientes que salieron del grupo, aunque la correlación no tiene por qué ser exactamente la misma, ya que parte de los usuarios pueden tener contratadas varias cuentas a la vez en el mismo banco. Por su parte, la sangría de cuentas de ahorro fue de casi 147.000, un 14,3% menos en términos interanuales; y la liquidación de depósitos alcanzó los 132.763, un tercio menos que en 2016.

La evolución que registraron los fondos de clientes del Santander fue casi inversamente proporcional a la pérdida del Popular, entidad adquirida por la presidida por Ana Botín en junio del año pasado. En concreto, el Santander ganó durante 2017 casi 944.000 cuentas corrientes, un 34% más de las que tenía el año anterior. En el caso de las cuentas de ahorro, aumentaron en casi 275.000, un 7% más que en 2016. El grupo solo registró un descenso del 33% en el caso de los depósitos a plazo, al perder 112.201, posiblemente por el desvío de ahorros desde los productos clásicos hasta los fondos de inversión o los activos relacionados con los seguros ante la escasa rentabilidad que otorgan por ahora los depósitos. En ese mismo informe se señala que la banca española prescindió de un 1,6% de su plantilla y cerró un 10% de sus oficinas en 2017.

publicidad
publicidad