21 de Noviembre, 03:02 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

BRASIL ELECTRICIDAD

Empresas de India, Colombia y China ganan concesiones eléctricas en Brasil

Agencia EFE

La compañía india Sterlite Power Grid Ventures y las subsidiarias de la colombiana ISA y la china State Grid ganaron hoy 9 de las 20 concesiones subastadas para tender y operar líneas eléctricas en Brasil, mientras que la española Iberdrola, a través de su filial Neoenergía, se fue de vacío.

En el concurso de concesiones eléctricas, organizado este jueves en la bolsa de Sao Paulo por la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (Aneel), órgano regulador del sector, participaron un total de 47 empresas y consorcios.

El acto comenzó con siete horas de retraso por una decisión cautelar de la justicia, que suspendió la subasta a petición de la empresa Jaac Materiales y Servicios, que recurrió tras impedírsele pujar por los lotes, pero finalmente pudo hacerlo después de negociar con el Gobierno brasileño.

La gran protagonista fue Sterlite Power Grid Ventures, el grupo indio que solo comenzó a operar en Brasil en abril del año pasado, al adjudicarse hoy seis lotes que abarcan los estados de Ceará, Río Grande do Norte, Paraíba, Sergipe, Bahía, Goiás, Pará y Minas Gerais.

La compañía será la responsable por 1.859 kilómetros de líneas de transmisión, y de varias subestaciones, lo que supone más del 70 % de los alrededor de 2.600 kilómetros que se remataron en total.

Según las normas de la subasta, que se prolongó durante unas cinco horas y solo terminó sobre las 21.00 hora local (00.00 GMT del viernes), las líneas eléctricas son adjudicadas a las empresas o consorcios que más se comprometen a limitar sus ingresos anuales con respecto a un precio máximo establecido por Aneel.

En este sentido, para tres de las seis concesiones la firma india garantizó limitar sus ingresos anuales por la energía transmitida alrededor de un 60 % del valor máximo establecido por el organismo regulador.

En una de ellas, la que comprendía los estados de Ceará y Río Grande do Norte, se comprometió a limitar sus ingresos anuales hasta los 85,05 millones de reales (unos 22 millones de dólares), una cifra en un 58,5 % menor que el máximo estipulado por Aneel.

Para los otros tres lotes que se adjudicó ofreció rebajas del 52,0 %, 51,6 % y del 32,4 %.

La multinacional colombiana ISA, controladora de la Compañía de Transmisión de Energía Eléctrica Paulista (CTEEP), se llevó dos lotes, uno a título individual y otro en consorcio al 50 % con Transmisora Alianza de Energía Eléctrica (TAESA), de la que ISA tiene algo más del 40 % de las acciones.

Las dos licencias suman 69 kilómetros en líneas de transmisión eléctrica en los estados de Santa Catarina y Sao Paulo.

Otro destaque internacional fue la empresa CPFL Energía, controlada por la china State Grid, que consiguió los derechos de una línea de transmisión de dos kilómetros y una subestación en el estado de Ceará.

Para conseguirla, la firma de control chino aceptó obtener unos ingresos anuales máximos de 7,8 millones de reales (unos dos millones de dólares), equivalente a un 52,7 % menos que lo demandado por Aneel.

Neoenergía, subsidiaria del grupo español Iberdrola, participó para llevarse varias de las licencias subastadas, pero no consiguió ninguna, lo mismo que Celeo Redes, controlada por la también española Elecnor, la francesa Engie o la portuguesa EDP.

Los otros once lotes los ganaron diferentes corporaciones brasileñas como Energisa, Zopone Engenharia e Comércio, F3C Empreendimentos e Participações, y los consorcios I.G. Transmissão e ESS Energias Renováveis, BR Enind Energía y Lux Luz, estos dos últimos con dos licencias cada uno.

Por su parte, el consorcio brasileño Lyon Energía se hizo con tres de las concesiones.

La inversión prevista para la construcción de los 20 lotes es de 6.000 millones de reales (unos 1.620 millones de dólares) con unos ingresos para las empresas ganadoras durante la vigencia del contrato que pueden llegar a los 25.700 millones de reales (unos 6.655 millones de dólares).

Los 20 lotes incluyen 21 líneas de transmisión con una extensión de unos 2.600 kilómetros y 23 subestaciones con capacidad total de 12.200 megavatios (MWA) distribuidos en 16 de los 27 estados del país.

La licitación comprende la concesión para la transmisión de energía eléctrica, así como la construcción, operación y manutención de las instalaciones del sistema por un periodo de 30 años.

.