17 de Octubre, 07:38 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

estrategias de trading

El MACD, un clásico entre los indicadores técnicos: Lo que tienes que saber

Javier Romero

Como la mayoría de inversores, cuando comencé a invertir empleé mucho tiempo y esfuerzo en encontrar el indicador perfecto o «santo grial», pero como os podéis imaginar no lo conseguí. No obstante, todo esfuerzo tiene una recompensa, entendí que lo más sencillo es muchas veces lo que mejor funciona. 

Uno de los indicadores que a mi entender mejor funciona es el MACD. Con él y con el gráfico de precios empiezo a plantear mis futuras operaciones. El MACD es considerado como uno de los indicadores más completos al indicarnos no solo cual es la tendencia del precio, sino también si se encuentra en un momento de impulso o de consolidación y cuáles son los mejores momentos de entrada y salida del activo que estemos analizando. Con el MACD se pretende mejorar el retraso que origina la operativa con medias móviles, indicándonos de manera anticipada los comienzos de las tendencias para poder entrar y salir antes que la mayoría de inversores.

El indicador MACD está compuesto por dos líneas: la línea MACD y la señal, además de un histograma:

La línea MACD es un diferencial de dos medias móviles exponenciales. Los normal es utilizar los parámetros 12 y 26 para su cálculo. 

La señal es una media exponencial normalmente de 9 sesiones, del MACD. Por lo que lo acompaña por debajo cuando el MACD está subiendo y por encima cuando el MACD está bajando. 

El histograma es un diferencial entre el MACD y su señal.

El MACD fluctúa en torno al eje cero. Por su construcción el MACD permanecerá por encima de cero cuando las dos medias usadas para su cálculo se encuentren cruzadas al alza (la de 12 por encima de la de 26), indicándonos que la tendencia de fondo del activo es alcista. Por el contrario, cuando las medias se crucen a la baja (la de 12 corte en sentido descendente a la de 26) el MACD cruzará la línea de cero en sentido descendente indicándonos que ahora nos encontramos en tendencia bajista. 

Hasta aquí no nos ofrece nada que no podamos ver observando medias móviles. Lo que sucede es que si además de estar el MACD por encima de cero, está por encima de su señal el activo está en momento de impulso, mientras que si está por debajo de su señal estaría realizando un movimiento correctivo o de consolidación. Por lógica un MACD por debajo de cero y por debajo de su señal indica que el precio está en momento de impulso a favor de la tendencia bajista dominante, mientras que si se encuentra por encima de su señal nos indicaría que el precio está realizando un movimiento correctivo al alza dentro de la tendencia principal.

Divergencias

Pero no queda aquí la cosa, resulta que el MACD también es utilizado para buscar divergencias y poder anticipar los cambios de tendencia, ya que nos indica cuando la tendencia está perdiendo fuerza y por tanto tiene altas probabilidades de estar llegando a su fin. 

Una divergencia bajista del MACD se produce cuando en una tendencia alcista encontramos máximos iguales o crecientes en el precio y máximos decrecientes en el indicador. (figura 1.a)

Una divergencia alcista del MACD se produce cuando en una tendencia bajista encontramos mínimos iguales o decrecientes en el precio y minimos crecientes en el indicador. (figura 1.b).

A mi entender solo existen dos tipos de operaciones: A favor y en contra de tendencia. Pues bien veamos cómo nos puede ayudar el MACD a la hora de tomar decisiones de entrada y salida en un activo.

1.- En operativa tendencial

Aquí lo que vamos a intentar es coger todo el impulso del precio a favor de la tendencia principal. Un MACD por encima de cero nos indica que el mercado está alcista y por tanto solo tomaremos posiciones al alza cuando el MACD cruce al alza a su señal y nos alerte de que un nuevo impulso alcista está por venir. La posición la cerraremos cuando el MACD cruce a la baja su señal ya que nos estaría indicando que el impulso se ha acabado y toca consolidar niveles antes de seguir subiendo. 

UN MACD por debajo de cero nos indica que el mercado está bajista y por tanto solo tomaremos posiciones bajistas cuando el MACD cruce a la baja a su señal y nos alerte de que un nuevo impulso bajista está por venir. La posición la cerraremos cuando el MACD cruce al alza a su señal ya que nos estaría indicando que el impulso se ha acabado y toca consolidar niveles antes de continuar la senda bajista. 

En el gráfico 2 se puede ver como Santander se encuentra en una clara tendencia alcista, puesto que su MACD está en todo momento por encima del eje cero. Aquí encontramos multitud de cruces del MACD al alza y que según lo comentado hasta ahora todos podrían ser oportunidades de compra. Pues bien, mejoremos un poco nuestra estrategia de entrada para minimizar al máximo los fallos. Personalmente solo entro si cuando el MACD cruza al alza a su señal, éste está próximo a cero. En caso contrario no entro puesto que puede que la consolidación no haya finalizado. 

2.- En operativa contratendencial

Aquí buscaremos posiciones en contra de la tendencia. Son posiciones con más riesgo que las anteriores por lo que hay que extremar las precauciones y ser más selectivo a la hora de elegirlas. Desde mi punto de vista solo deberíamos tomar posiciones en contra de la tendencia cuando estemos en niveles clave de soporte y resistencia y el precio marque una clara divergencia con el indicador.

Javier Romero es director de Optimo Trade

publicidad
publicidad