14 de Octubre, 10:34 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

start up

Comprar un colchón 'online' y recibirlo al día siguiente

La crisis se llevó por delante a cientos de empresas, pero también permitió a futuros emprendedores a salir de su zona de confort. Es el caso de Toni Estellé, CEO de Marmota, que llevaba más de veinte años trabajando en la empresa familiar en la Sénia, conocida como el país del mueble. Estellé explica que fue su gran interés por las nuevas tecnologías y el e-commerce lo que permitió lanzar su idea. «Soy un empresario del sector del descanso más tradicional y nos dábamos cuenta que los clientes elegían siempre el mismo colchón a pesar de tener un muestrario con una oferta más amplía». Estellé comenzó a investigar y descubrió que en Estados Unidos llevaban varios meses rondando su idea: lanzar un monoproducto de calidad, pero mucho más barato que otras ofertas gracias a la ausencia de intermediarios. Además, la compañía tiene un nicho todavía por explotar: solo el 5 por ciento del descanso se mueve por Internet. Y experiencias en Francia y Reino Unido, con facturaciones que han doblado los beneficios en un solo año y con niveles de penetración del 15 por ciento avalan el proyecto. 

Por poner un ejemplo, un colchón de matrimonio, de 150 cm, cuesta en Marmota 496 euros, «casi la mitad que en el mercado, donde puede rondar los 800 ó 900 euros», señala Estellé. Pero en Marmota, aunque solo haya un producto, la oferta es amplia: desde el clásico 90 por 190 cm hasta el 200 cm por 200 cm. Pero también incluye almohadas y acaba de lanzar un colchón para mascotas: «Si nosotros somos especialistas en descanso humano por qué no trasladar nuestra experiencia al descanso de mascotas, nos pareció una idea muy divertida y está funcionando muy bien».

Valor añadido

¿Por qué comprar un colchón 'online'? Además del precio, Estellé enumera varios motivos. En primer lugar porque es muy sencillo, «basta con cinco minutos». Pero además, tiene otras ventajas: «El cliente lo recibe al día siguiente, se puede abonar a plazos y tienes cien días para probarlo, como se tiene que probar un colchón, que, además, te va a acompañar durante 10 años». Es decir, Estellé señala que el cliente prueba el colchón en su casa, en pijama, durmiendo, descansando, estudiando o viendo la televisión y no «en cinco minutos en la tienda con la ropa de calle». Otra de las ventajas es que si finalmente el producto no convence al cliente, éste lo puede devolver sin ningún tipo de coste de transporte y por el importe íntegro.

Astresmedia apoya a la compañía. Estellé señala que aunque comenzaron su andadura en solitario, enseguida contaron con apoyo. El primero fue Antai Venture Builder y, poco después, Atresmedia se interesó por el proyecto. Aunque de momento no han querido dar cifras, Estellé señala que están registrando un crecimiento muy rápido y, aunque prácticamente son rentables, esperan alcanzar un punto de equilibrio dentro de seis u ocho meses. De momento, los resultados son muy positivos: con crecimiento exponencial del 300 por cien y campañas en televisión y metro.

Equipo. En la compañía trabajan cinco personas más otro equipo en la fábrica. Entre sus planes inmediatos no contemplan, de momento, la expansión internacional, aunque como reconoce su CEO, Toni Estellé, «estamos abiertos a todo», sin embargo solo apuestan por su expansión digital y podrían firmar un acuerdo con Amazon para la venta de colchones. Tampoco descartan crear sus propios showrooms, pero reiteran que están muy concentrados en crear la marca y liderar el sector.

publicidad
publicidad